PELICULEROS

martes, 13 de noviembre de 2012

Resurgir de las cenizas haciendo cine de altura


Quizás sea porque siempre he sido un poco defensor de causas perdidas pero el caso es que nunca he entendido bien la tirria generalizada que se le cogió a Ben Affleck como actor, más allá de cuestionables decisiones (que ya quisiera ver que haríamos nosotros si nos ofrecieran esos cheques) como 'Pearl Harbor' o 'Jersey Girl'. Incluso me pareció en su día que esa tirria fue la que le impidió ni siquiera ser nominado como mejor actor secundario por su magnífica interpretación en 'Hollywoodland', probablemente de las mejores de aquel año y que ya le hizo ganar la Copa Volvi en Venecia. La carrera de Affleck como actor iba cuesta abajo y sin frenos, en odiosa comparación con el prestigio imparable de su inseparable Matt Damon. Quién nos iba a decir que Mister Ben renacería de sus cenizas, no con un papel de estos que resucitan carreras sino como uno de los mejores y más interesantes directores de la actualidad. 'Adiós pequeña, adiós' fue una auténtica revelación, 'The town' se convirtió en una gozada capaz de aunar entretenimiento con cine de calidad de altura ... pero es que lo que ha hecho con 'Argo' ya es punto y aparte. O punto y seguido en lo que ya se confirma como el inicio de una trayectoria como director que, por ahora, es impecable.


'Argo' es un pequeño milagro en una época donde el cine está tocado y luchando por no hundirse. Es una película adulta, inteligente, capaz de reconciliar al espectador con la experiencia de asistir a una narración cinematográfica de altura en una sala oscura. No es sólo impecable técnicamente (el montaje es abrumadoramente perfecto, sobre todo en la secuencia inicial o en la de la subida al avión, éste último uno de los mejores momentos del cine de este año) sino que es capaz de transformar una rocambolesca historia en un guión de hierro que mezcla peligrosamente géneros pero dándoles un esqueleto fuerte para que aguante una historia de poderoso contenido político, asumible tanto para el cinéfilo de pro como para el espectador que sólo quiere ver una buena película.

La película de Affleck es uno de esos casos raros en que a uno no le importa pasar por taquilla y abonar esa salvajada de 9 euros que cuesta ahora ir al cine un fin de semana en la capital. Es una experiencia única que atrapa, envuelve y te deja con la sensación de buen cine que uno saborea horas, días, semanas ... quizás toda la vida porque 'Argo' está destinada a ocupar un importante lugar en la memoria de cualquiera que sepa que el cine puede salvarse aún con películas como ésta.

El tráiler:

3 comentarios:

Lady Vengeance dijo...

Le tengo unas ganas tremendas. Y aún tengo pendiente The Town. Adiós, pequeña, adiós me gustó, y me pareció bastante interesante.
Yo creo que son muchos los actores que cogen proyectos malos, quizá lo que le pasó fue que encadenó muchos malos seguidos. Pero no podría haber reconducido mejor su carrera.

Lady Vengeance dijo...

Tengo muchas ganas de ver ésta, y eso que aún tengo The Town pendiente. Adiós pequeña, adiós me pareció muy interesante.
Muchísimos actores hacen películas muy malas, pero quizá lo que le pasó a Affleck es que encadenó demasiados malos proyectos seguidos, y se ganó la mala fama. Pero ha sabido reconducir su carrera como nadie.

Lady Vengeance dijo...

Tengo muchas ganas de ver ésta, y eso que aún tengo The Town pendiente. Adiós pequeña, adiós me pareció muy interesante.
Muchísimos actores hacen películas muy malas, pero quizá lo que le pasó a Affleck es que encadenó demasiados malos proyectos seguidos, y se ganó la mala fama. Pero ha sabido reconducir su carrera como nadie.