PELICULEROS

domingo, 29 de mayo de 2011

Sobre cómo me convertí en Sergio Ramos y tiré premios al suelo.

Creo que si he conseguido sobrevivir a esta semana ya estoy preparado para el Apocalipsis. A mis turnos matadores en Fnac se han unido la preparación de un macro-cásting para el que me ha contratado EMedialab (gracias chicos por confiar en mí y darme esta gran oportunidad), la puesta en pie de varios proyectos en los que ando metido, intentar tener algo de vida personal y mis labores como padre de un perro en plena edad del pavo. El punto final a la semana han sido las entregas de premios de la VI edición del certamen de cortometrajes "Cesur en Corto 2011" y el IX Festival CineMálaga 2011.

El viernes nos pusimos la mejor ropa que encontramos en Zara (aún no nos viste ningún diseñador) y nos plantamos en la gala de "Cesur en Corto 2011" dispuestos a ver buenos cortometrajes, compartir unas cañas con muy buenos amigos cortometrajistas y aplaudir a los ganadores. "3,2 (lo que hacen las novias)" era finalista y terminábamos así, en casa, un mes de mayo en el que nuestro pequeño corto ha tenido la inmensa suerte de recorrerse toda la geografía española de festival en festival. Quién nos iba a decir que un par de horas después saldríamos de allí con dos estatuillas, el tercer premio del jurado al mejor cortometraje y el premio a la mejor dirección de fotografía. Este último galardón ha sido el que más ilusión me ha hecho porque reconocía el trabajo de mi adorado Manuel Pérez Pavón, director de fotografía de "3,2 (lo que hacen las novias)".

Manolo fue capaz de involucrarse en el rodaje del corto como si fuera suyo, creó de la nada una estética arrebatadora y ha sido el principal responsable de que el espectador que decide involucrarse en la historia tenga la sensación de que está en la cama compartiendo fantasías eróticas y confesiones inesperadas con Marta Hazas, Sergio Mur y Juan Caballero. Manolo no pudo ir a la gala porque tenía una exposición de su trabajo en Granada así que me tocó a mí subir al escenario y no pude hacer otra cosa más que decir la mayor verdad de la noche, que Manolo no es sólo uno de los mejores profesionales que he visto en mi vida sino que encima es una de las mejores personas con las que he tenido la suerte de encontrarme.

Unos minutos después el jurado anunciaba que "3,2 (lo que hacen las novias)" ganaba el tercer premio al mejor cortometraje. Salimos de la gala felices, con las dos estatuillas en la mano y con un inmenso cheque de cartón que era más alto que yo. Decidimos ir a tomar unas cañas para celebrarlo y fue ahí cuando el espíritu de Sergio Ramos se apoderó de mí y la lié parda. Me hago viejuno de manera alarmante y dos tristes cervezas bastaron para ponerme "contento" y para que mi cuerpo se convirtiera en algo parecido a la Ana Obregón que se pegó aquella mítica hostia en los TP de Oro. Conclusión, mi premio acabó en el suelo de la plaza Uncibay y llegó a casa de esta manera:

Si Sergio Ramos me viera estoy seguro de que se sentiría muy orgulloso de mí.

Por cierto, os recomiendo el magnífico trabajo de Silvestre García, "Diecisiete del siete", que se llevó el primer premio del jurado. Protagonizado por Junio Valverde y Antonio Dechent, el corto consigue contar algo tan complejo como es el caos y la desorientación en que vive un adolescente de una manera sencilla y profundamente emotiva. Es una historia narrada con una verdad aplastante y con una capacidad de emocionar sin necesidad de artificios o giros tramposos de guión, tan sólo necesita los fascinantes ojos azules de Junio Valverde y el talento del director para poner la cámara siempre en el sitio correcto. Muy grande Silvestre, fue un placer compartir cañas con él después de la gala.

Os dejo con su corto:

domingo, 8 de mayo de 2011

And the winner is ...

Da gusto recibir mensajes con imágenes como la de arriba en el móvil. Ayer cuando salí de trabajar me encontré con la alegría de ver, vía sms multimedia, a mi adorada Marta Hazas posando con Robin, su nuevo cachorro, y el premio que ayer le dieron en el 15 Festival de Cortometrajes La Fila, en Valladolid. Marta consiguió el galardón a la mejor actriz por su arriesgada y poco complaciente interpretación en nuestro corto "3,2 (lo que hacen las novias)". Compartió palmáres con Mario Casas, mejor actor por "Dinero fácil", y "Tabú", uno de los must del año que acabó ganando el premio al mejor cortometraje de ficción.

Yo sé que no puedo ser objetivo con Marta porque la adoro como persona y como profesional pero es una alegría enorme para todo el equipo el hecho de que el primer premio de nuestro corto haya sido para ella. Marta afrontó desde el principio el papel de Mariam sabiendo que se trataba de un personaje que hacía cosas muy cuestionables y que en tan sólo quince minutos dejaba salir su parte más oscura, esa que siempre luchamos porque no se vea. Puede que no valga de nada porque es mi opinión pero creo que Marta acabó bordando un protagonista nada fácil y que se alejaba años luz de la imagen que hasta ahora se ha visto de ella. Trabajar con ella fue un inmenso placer y más ahora que la vemos recoger este merecidísimo premio a la mejor actriz.

Y un trocito de ese premio les corresponde también a Sergio Mur y Juan Caballero, los otros dos protagonistas del corto y parte inseparable del trío sexual en que se funden los personajes. Mis dos chicos supieron unirse a Marta con dos cojones, dispuestos a dejarse rodar sin más protección que su propia piel. Los tres se dejaron llevar por mi locura y los tres están fantásticos en una historia que sin ellos perdería todo el sentido.

Muy orgullosos que estamos todos de Marta y de su premio a la mejor actriz. Por cierto, ella tiene pendiente de estreno la película "Locos de amor" y la podéis ver todas las tardes en Antena 3 como una auténtica action woman en "Bandolera". Seguidle la pista porque la señorita Hazas va a ser grande, muy grande.