PELICULEROS

miércoles, 22 de junio de 2011

"¿Qué he hecho yo para merecer esto?"

"¿Qué he hecho yo para merecer esto?" es lo que debe estar preguntándose estos meses Pedro Almodóvar parafraseando el título de la gran película que parió hace ya casi tres décadas. Y es que desde que estrenó "La piel que habito" en Cannes ha pasado lo que era previsible que iba a suceder: críticas elogiosas y abrumadoras de casi toda la prensa especializada menos de la española. No sólo eso, las opiniones sobre su película de ciertos medios de nuestro país casi son inexistentes siendo sustituidas por críticas casi despiadadas sobre el director y su particular universo. Críticas feroces que muy poco tienen que ver con la crítica cinematográfica.

Que Carlos Boyero iba a despellejar "La piel que habito" era algo que todos esperábamos, lo sorprendente hubiera sido que el crítico de cine de "El País" hubiera mostrado la profesionalidad y el criterio de los que a veces hace gala excepto cuando le toca hablar de Almodóvar. Por cierto, que muchas veces me pregunto si Pedro y Boyero han sido amantes en el pasado porque la rabia y el odio que el periodista demuestra hacia la obra del director manchego roza lo personal y el despecho ¿no?. Pues si éramos pocos con el señor Carlos va y parió la abuela. O "El Mundo" que para el caso es lo mismo. Alberto Luchino criticó, desde el diario en que escribe, "La piel que habito" la semana pasada y no fue precisamente lo que se dice justo con sus palabras. Que conste que no creo que a todo el mundo le tenga que gustar un universo tan personal como el de Pedro Almodóvar pero sí es cierto que veo que muchas veces no se habla de su cine sino que se arremete duramente contra su persona o con la visión tan personal que tiene de la vida y del cine.

Las películas gustan a ciertas personas y a otras no, eso es así y lo seguirá siendo durante lo que al cine le quede de vida (si nos vamos todos a tomar por saco el año que viene, claro). Yo mismo reconozco que hay obras maestras que a mí me parecen un pestiño y películas apaleadas por casi todo el mundo que yo adoro. No hay arte más subjetivo que el cine, incluso muchas historias cambian dependiendo del día y el estado de ánimo con los que te enfrentas a ellas. Pero también es verdad que la radicalidad de opiniones sobre la obra de Almodóvar dentro y fuera de España es casi vergonzosa. Donde el resto del mundo ve a un genio al que respetar, nosotros vemos una figura a la que intentar tirar al suelo, y si es a base de pedradas mejor que mejor.


A mí ya me pareció arriesgadísima la decisión de estrenar en Cannes "La piel que habito", cuatro meses antes de que llegue a nuestros cines (se estrena el 2 de septiembre). Lo primero que pensé fue que a la prensa española le iba a dar tiempo de sobra para intentar destrozar la película y minar el posible interés de los espectadores en verla. Y no me he equivocado y eso que estamos sólo a junio. Me juego mi edición en DVD descatalogada desde 2003 de "El rey león" a que en septiembre todas las críticas negativas volverán a salir a la luz y serán todavía más crueles y despiadadas. Serán cuatro meses de acoso y derribo que casi seguro acabarán influyendo en unas recaudaciones en taquilla que intuyo serán de las peores en toda la carrera de Almodóvar. ¿Y todo esto por qué? ¿Será verdad que vivimos en un país de envidiosos donde no se le perdona a alguien que haga historia en el cine mundial?

Reconozco que el cine del manchego es uno de los pilares fundamentales sobre los que se sustenta mi educación cinematográfica. Creo que tiene un buen puñado de obras maestras ("¿Qué he hecho yo para merecer esto?", "Mujeres al borde de un ataque de nervios", "Tacones lejanos", "Todo sobre mi madre", "Hable con ella", "Volver") y también muchos filmes fallidos ("La ley del deseo", "Los abrazos rotos") e incluso un número nada desdeñable de malas películas ("Laberinto de pasiones", "Kika", "La flor de mi secreto"). Pero le admiro porque ha tenido la inmensa suerte de aprender a hacer cine a base de rodar películas. Y es que no tiene nada que ver el director de "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón", película llena de planos torpes y hasta cutres, con el maestro capaz de rodar una cinta tan hipnótica como "Hable con ella". Pero sobre todo creo que los españoles cinéfilos le deben un respeto por ser un cineasta que podría rodar en cualquier parte del mundo, con el presupuesto que le saliera de sus cojones manchegos y con el reparto que él quisiera aunque eso incluyera a la propia Meryl Streep. Y sin embargo sigue dirigiendo sus historias en España y en español.

"La piel que habito" tiene toda la pinta de ser un punto de inflexión en la carrera de Almodóvar, no por significar su primera incursión en el género del terror psicológico sino porque puede significar la brecha definitiva en su relación con el cine español. Por lo pronto en su país no vamos a disfrutar del privilegio de ser los primeros en ver la última película de uno de los directores de cine más importantes a nivel mundial. Mientras aquí se le esperará con los cuchillos afilados, Almodóvar estrenará la película en Londres el 27 de julio y en Francia llegará a las pantallas el 17 de agosto. Aquí no podremos ver nada hasta el 2 de septiembre. ¿Venganza o simplemente hartazgo del director por cómo se le trata aquí?

Lo más curioso es que el manchego ya ha confirmado que puede que su próxima película sea al fin fuera de España y en inglés. Y yo sólo digo que cómo se vaya ya no vuelve, aunque seguro que entonces se le criticará por eso ...

En este país somos especialistas en destrozar al que destaca, así nos va ...

El nuevo tráiler de "La piel que habito":

6 comentarios:

Mirna dijo...

Lo que mas me jode del tema Almodovar, es que siempre se le reduce a cine de gays y putas.Como tu bien dices ha tenido una progresión increible jugando con distintos generos, y homenajeando a cinematografias tan diferentes, en fin...

Lady Vengeance dijo...

A mí de Almodovar aún me queda por ver mucho, pero vamos, eso no me quita para pensar que, como mínimo, se merece respeto.
No sé, me parece perfecto que se critiquen películas, todos lo hacemos. Pero se ceban mucho. Es que haga lo que haga, van a hacerlo. Es lo triste. Y muchas veces ya no critican la película, es que critican cosas que no vienen al caso.

Yo soy Joss dijo...

Mi punto de vista es que Almodóvar representa una serie de cosas que a mucha gente "decente" no le gustan ni un pelo, y la prensa aprovecha para arremeter contra él. Se ha convertido en un símbolo de visibilidad, también hay quien lo vincula hacia ideologías políticas de izquierdas, aunque lo de Almodóvar es mucho más sutil que todo eso. El caso es que, digan lo que digan, la prensa la toma con él por ser quien es, y en lo que se ha convertido su imagen. Y esa imagen levanta ampollas en periódicos de izquierdas y de derechas, eso da igual, estamos hablando de que para algunos, la gente del colectivo LGBT que aboga por la visibilidad, no tiene derecho a expresarse. Ojalá Almodóvar se diera cuenta de que no tendría que hacer ni puto caso a esa gente, sino al contrario, seguir provocando, seguir visibilizando, seguir siendo un artista con mensaje y no con ínfulas de hacer cine elevado, eso sale solo si realmente lo vale. A mí me gustaba más el Almodóvar joven, activista y luchador, que defendía una estética y una actitud, y que arrojaba a la cara de los "bien pensantes" la diversidad real que existe en la calle, con tanta naturalidad que casi parecía que lo hacía sin querer. Quizás sea eso, quizás Almodóvar nunca haya llegado a entenderse lo suficiente a sí mismo.

La revolución será queer, o no será.

Jon Rivero dijo...

Totalmente de acuerdo con Almodovar. Tiene muchos cliches, muchos lugares comunes equivocados, todos los defectos que pueda tener un cineasta no solo español, si no en general, si no no seria un autor como es.

El problema es que el publico en general no sabe aceptar ciertas convenciones y formas de contar o efectismos propios de un guionista y director como Almodovar

A mi por ejemplo "Los abrazos rotos" no me dice nada de nada pero eso no quita para que quiera seguir viendo sus peliculas, porque su maestria, muchas veces, es indudable y el que lo dude pues poco entiende de cine o poco se preocupa por ver gran cine


Tambien ha hecho obras muy grandes, cine en estado puro, direccion artistica insuperable y actores insuperables

Y eso no se puede olvidar, en este pais de personas y criticas que se olvidan de las cosas muy pronto


PD: Yo tambien soy defensor de Penelope cruz "ultima etapa". Me parece que siempre lo borda, En Elegy, en "No te muevas", En "Nine", en "Vicky Cristina Barcelona" y sobre todo en "Volver"

Era solo eso, que estoy harto de un pais de envidiosos y criticas atroces mas centradas en las personas que en las peliculas que hacen

Alfins dijo...

Varias cosillas:
1)Si no recuerdo mal, tanto mi admirado Sergi Sánchez (lo mejor que tiene el diario, tbo que diría Andreu Buenafuente, "La Razón" en su plantilla) como Luis Martínez (curiosamente para el diario "El Mundo") se refirieron a lo último de Almodóvar, tras el pase para la prensa en Cannes, en términos más que elogiosos.
2)Respeto muchísimo la opinión de Carlos Boyero pero está claro que para cuando vaya a ver "La piel que habito" lo que haya dicho de ella me importará un Luchino con E. coli.
3)Lo que opinas sobre la subjetividad del cine creo que se puede aplicar igualmente: a la música, a la literatura, a la pintura,...
4)Recuerdo haber asistido a una charla de José Luis Garci y escucharle que su cine era mucho más apreciado fuera que dentro de nuestras fronteras.
Y de cineastas extranjeros que son más queridos por aquí (Europa) que en sus lugares de nacimiento se me ocurren a bote pronto: Woody Allen y Kim Ki-Duk.
5)Coincido con algunos títulos de los que citas como lo mejor del manchego pero reconozco que no puedo con "Hable con ella".
6)De "La piel que habito" espero mucho, mucho y seguro que no me defrauda, tanto si se convierte en SU OBRA MAESTRA ABSOLUTA o en su mejor comedia involuntaria.

P.d. Sólo se me ocurre una posibilidad en la que pudieras perder tu dvd de "El Rey León", que Peeeeedrooooooooooooo falleciera el día 1 de Septiembre temprano temprano, antes del cierre de la edición de todos los periódicos del día siguiente.

Bertoff dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo en todo lo que dices, Pedro ya debe estar curado de espanto y sus fans también lo estamos!

Lo que no sé si podré perdonarte es que digas que Kika y Laberinto de Pasiones son malas!!! CON LO MARAVILLOSAS QUE SON!!!!