PELICULEROS

domingo, 10 de abril de 2011

"Scream 3" o la oveja negra de la saga.

Terminamos el repaso a la saga "Scream" con el tercer título de la trilogía original, el más polémico, el que es odiado o reverenciado sin término medio. Y recordemos, ya sólo faltan ¡¡10 días!! para volver a visitar Woodsboro en "Scream 4".

Seré sincero, honesto e iré al grano, no puedo calificar a "Scream 3" como una buena película. De hecho diría que es bastante mala y que está en un nivel muy inferior con respeto a sus dos predecesoras. ¿Qué pasó entre "Scream 2" y esta tercera parte para que las cosas se desmadraran tanto y el resultado final fueran tan caótico y tan decepcionante? Pues todo parece apuntar a que, aunque Wes Craven sea una institución en el género de terror, la saga pertenece por derecho propio a Kevin Williamson y sus guiones en los que supo plasmar todo su amor por este tipo de películas. Y Williamson, pluriempleado en aquella época después del bombazo del primer "Scream", no pudo hacerse cargo del guión final de la tercera entrega, tan sólo dio los bocetos básicos para el desenlace de la trama pero el libreto definitivo quedó en manos de Ehren Kruger, no sé si porque era el mejor para escribirlo -cosa que dudo mucho- o sencillamente por compartir apellido con el gran Freddy creado por Wes Craven hace ya un par de décadas. El caso es que el cambio de guionista se notó y tampoco ayudó nada la desgana de Craven a la hora de dirigirla, supongo que más preocupado por aquel entonces en el estreno de "Música del corazón", su intento de hacer cine dramático de la mano de Meryl Streep.

Recuerdo ir a ver "Scream 3" a la sesión matinal del sábado en que se estrenó en España, en una sala llena de adolescentes con sus hormonas revolucionadas (yo tenía diecisiete años y sí, también estaba revolucionado). Ya me mosqueó mucho el hecho de que el prólogo de la película (que, como ya he dicho en los post anteriores, era una de las principales señas de identidad de la saga) fuera tan insustancial, tan anodino, tan descafeinado. El asesinato de Cotton Weary y su novia, a la que hoy todos veneramos por ser la madre pijísima de la no menos pijísima Serena Van der Woodsen en "Gossip Girl", tenía que haber sido el arranque que nos dejara a todos con la boca abierta pero sin embargo parecía un asesinato típico de un típico slasher. La sombra de la duda se alzó sobre nuestras adolescentes cabezas ¿qué estaba pasando con "Scream 3"? Cuando salí del cine no sabía qué pensar, lo único que tenía claro era que la trilogía se cerraba bien pero que la película no estaba a la altura. Diez años después de aquello sigo pensando lo mismo, por mucho que ahora sepa apreciar mucho más el espíritu gamberro que impregna a esta tercera entrega.

El grandísimo problema del que hace gala "Scream 3" es que es SÓLO disfrutable para los más acérrimos fans de Ghostface. Sólo nosotros sabemos apreciar alguna que otra escena brillante de la película, como el momento en que Sidney Prescott tiene que huir del asesino y se refugia en los decorados de "Stab 3" (la falsa película que se rueda dentro de la historia) para acabar en las reproducciones exactas de los escenarios del primer "Scream". Incluso Ghostface la acechará de la misma manera en que lo hacía en la primera entrega. También resulta divertidísimo el juego de espejos que se establece entre los propios protagonistas y los actores que los interpretan en "Stab 3", llegando a conseguirse momentos tan delirantes como todos los que reflejan la relación entre Gale Weathers y Jennifer Jolie (una impagable Parker Posey convirtiéndose en lo mejor de la película).

Espera, ¿he dicho antes divertidísimo? Pues ahí tenemos el otro gran error garrafal de "Scream 3". Al contrario que sus antecesoras, que también eran divertidas pero sabían ponértelos de corbata cuando había que hacerlo, en esta última parte no hay sustos, no hay suspense, no hay terror, no hay gritos del espectador para avisar a los personajes de que Ghostface está detrás de ellos. Y no lo olvidemos, independientemente del carácter cínico y paródico de la saga, "Scream" no deja de ser una película de terror y es en esto donde naufraga la tercera parte.

Eso sí, hay que ser justos y decir que el cierre final a la historia de Sidney Prescott es más que correcto. Como en las buenas trilogías, y tal y como dice Randy en su cameo más allá de la muerte, una historia del pasado vuelve para darle sentido a todo lo que hemos visto desde que el teléfono sonó por primera vez en la casa de Casey Becker y ésta no supo contestar correctamente a la pregunta sobre quién era el asesino de "Viernes 13". El argumento y la historia de la saga "Scream" quedaron muy bien cerrados con "Scream 3" así que ahora toca esperar, nerviosos y mordiéndonos las uñas, para saber que giro le han dado Wes Craven y Kevin Williamson al cuarto capítulo. A mí ya me han chivado gente que la ha podido ver que es igual o incluso mejor que la primera y que se va a convertir en un clásico instantáneo del género. Y yo digo ¿por qué el tiempo pasa tan despacio y aún quedan diez lejanos días para regresar a Woodsboro?

Os dejo con una de las pocas escenas que merece la pena de "Scream 3":



2 comentarios:

Alfins dijo...

Pues vistas las tres de nuevo un puñao de años después, tengo que decir que:
1)La primera (prólogo aparte) se sigue manteniendo estupendamente.
2)La segunda (prólogo aparte) se me ha venido un poco abajo. Se me ha quedado como la peor de las tres, no te digo más.
3)La tercera ha sido el verdadero (re)descubrimiento, me ha parecido una comedia cojonuda. Tengo sólo una duda, no sé si es mejor cuando busca la carcajada voluntaria o involuntariamente.
4)No te lo creerás pero no sé nada de la cuarta (no estaba en mis planes verla pero claro con tanto post rimember y tanta cuenta atrás pues... yo también pienso que llevas porcentaje de lo que recaude en taquilla ;-), por no saber no he visto ni el tráiler (y pienso mantenerme así hasta el día del estreno).
5)Sé que ya llego tarde pero desde aquí me gustaría sugerirle tanto a Wes como a Kevin que para la quinta (fijo que la hacen) consigan matarlos a todos, y cuando digo a todos quiero decir: A TODOS. Y puestos a pedir si la primera de la lista es la pavisosa de Sidney, MEJOR QUE MEJOR.

P.D. Ah, y mi película de terror favorita es: "El jovencito Frankenstein"

Alfins dijo...

Sí, lo sé, me acuerdo de lo que dije pero... ¡qué pasa que no puede uno contradecirse como dios manda!

DESTRIPAMIENTO (lo que viene conociéndose ahora como SPOILER vamos)

Gregorio Belinchón
Si fueran valientes en 'Cahiers du cinéma', usarían 'Scre4m' para hablar de hacia dónde va el cine, los remakes y la imagen. Metacine puro
hace 4 horas vía Tweets60 Favorito Retwittear Responder

@Aullidos
Cine - Aullidos.COM
Scream 4 es cojonudisima. A la altura de la 2 parte. Muchisimo mejor de lo esperado. Y qué final madre!! #Scream4Spain
hace 5 horas vía Echofon Favorito Retwittear Responder

FIN DEL DESTRIPAMIENTO.

P.d. Ah, ni que decir tiene que estás autorizadísimo a no publicarlo, como tienes todo tu derecho a leerlo entrecerrando los ojillos tal que así... ¿sabes cómo te digo? :-P

Besos para todos.