PELICULEROS

jueves, 28 de abril de 2011

Las mejores escenas.

He aceptado el reto del Sr.Nocivo (una de mis visitas bloggeras diarias y uno de los habituales de este rincón) para hacer una de esas listas que nos gustan más que a Lady Gaga el olor a sangre y semen. El juego consiste en hacer un remember sobre las escenas que más nos gustan del cine, una de esas ocasiones para tirarnos los trastos a la cabeza unos a otros por nuestro indudable mal gusto. Sr.Nocivo, tú lo ha querido, ahí va la mía ...

ESCENA MÁS DIVERTIDA
Siempre me doblo por la mitad de la risa en el momento en que el mambo-taxi persigue a la moto donde escapa Lucía (Julieta Serrano) en "Mujeres al borde de un ataque de nervios". Los disparos de ella al taxi al grito de "¡¡escandalosas, escandalosas!!" me hacían revolcarme por el suelo de la risa y lo siguen cosiguiendo hoy en día.


ESCENA MÁS TRISTE
Pocas escenas tienen la fuerza y la desoladora tristeza del momento en que Francesca (Meryl Streep) viaja con su marido en su viejo coche y se encuentra con Robert Kincaid (Clint Eastwood) bajo la lluvia cuatro días después de vivir con él la historia de amor que marcará su vida en "Los puentes de Madison". Una mano indecisa en el picaporte del coche, la decisión de ser feliz haciendo daño a su familia o sacrificarse con el recuerdo de haber vivido "una de esas certezas que sólo ocurren una vez en la vida". Los planetas se alinearon y actores, música, dirección, todo encajó en una de las escenas más arrebatadoras de la historia del cine:


ESCENA MÁS ALEGRE
¿Hay alguien en el mundo que no conozca ese dicho de "ningún problema debe hacerte sufrir, lo más fácil es saber decir ¡Hakuna Matata!". Cierto es que sí se analiza el lema a fondo descubrimos una apología del pasotismo más propio de la generación ni-ni que de la moral Disney, pero "El rey león" consiguió una de esas escenas que por muy gris que sea el día, por muy mal de ánimo que uno esté, siempre consigue sacar una sonrisa:


ESCENA MÁS PERTURBADORA
El comienzo de "Martyrs" después del prólogo es uno de esos golpes de efecto que no se olvidan. Una familia, padre, madre y dos hijos, desayunan cuando el timbre suena. Dos chicas están en la puerta y los masacran uno a uno, sin piedad. ¿Pero quiénes son las víctimas y quiénes los verdugos? Una escena que consigue dejarte un mal cuerpo que tarda mucho, mucho tiempo en irse.


ESCENA MÁS RARA
"Inland Empire" toda ella, enterita, desde que empieza hasta que acaba.


ESCENA MÁS AGRIDULCE
El final de "Toy Story 3" te hacer ir de la sonrisa a la lágrima como si fuéramos unas damas decimonónicas en la ópera. Los de Pixar consiguieron clavar en imágenes el dulce y amargo momento en que dejamos de ser unos niños para convertirnos en adultos:


ESCENA MÁS ATERRADORA
La escena final en "The Blair witch project" me sigue provocando pesadillas cada vez que la veo. Los dos cineastas atrapados en una casa ruinosa, llena de las huellas de las manos de los niños asesinados por todas las paredes, y la bajada final al sótano con esa icónica imagen de uno de ellos mirando a la pared ... eso es miedo y lo demás son tonterías.


ESCENA MÁS ROMÁNTICA
Tengo debilidad por la secuencia de secuencias en que Lelaina (Winona Ryder) y Troy (Ethan Hawke) se separan y se reencuentran al ritmo de "All I want is you" de U2 en "Reality Bites". El amor en la generación X es mi favorito, siempre quise ser un adolescente en la primera mitad de los 90.

ESCENA CON MEJOR DIÁLOGO
Todas y cada una de las palabras, hirientes como puñales y diciendo verdades como puños a pesar de que los dos mienten, entre Alice (Natalie Portman) y Larry (Clive Owen) en el reservado del club de striptease en "Closer". Un diálogo que es capaz de poner cardíaco al espectador a pesar de que no se ve ni un centímetro más de piel del que Natalie no quiso que se viera.


ESCENA CON MÁS SUSPENSE
Billy Wilder se bastó y se sobró con una puerta para crear una de las mejores escenas de suspense de la historia en "Perdición". Phyllis (Barbara Stanwyck) se tiene que esconder para que no descubran la relación secreta que mantiene con Walter (Fred MacMurray) pero todo parece indicar que van a ser descubiertos por el jefe de él. Hasta que una oportuna puerta que se abre hacia fuera (nos da igual que sea inverosímil, nosotros nos lo comemos con patatas) consigue en último momento ocultar a la femme fatale por excelencia.


MEJOR ESCENA SIN DIÁLOGO
El "polvo del siglo" entre Catherine Trammell (Sharon Stone) y Nick Curran (Michael Douglas) en "Instinto Básico". Diez minutos sin diálogo, magistralmente fotografiados por Jan de Bont y brillantemente dirigidos por Paul Verhoven. Sexo animal donde uno nunca sabe si el pobre Nick se va a correr o va a acabar con un picahielos clavado en salva sea la parte.


MEJOR ESCENA DE PELEA
Cualquiera de las maravillas, porque no tienen otra nombre, de "Tigre y dragón". Me hicieron desear saltar de árbol en árbol dando espadazos a diestro y siniestro.


MEJOR ESCENA MUSICAL
Christian (Ewan McGregor) se vuelve hacia Satine (Nicole Kidman) y le dice eso de "all you need is love" en "Moulin Rouge". El resto es historia:


MEJOR ESCENA DE BAILE
Arpías llenas de purpurina, divas que salen de un volcán en top-less, luces, kitsch, puestos de suplente que se ganan a golpe de empujón en las escaleras ... ¿alguien dudaba de que no incluiría el número de baile "Diosa" de "ShowGirls" en este apartado?


MEJOR DISCURSO
El desgarrador momento en que Alice (Nicole Kidman) da rienda suelta a su sinceridad, por culpa del porro con más consecuencias de la historia del cine, y le confiesa a su marido Bill (Tom Cruise) que una vez, sólo durante un momento, deseó acostarse con otro hombre. El monólogo de Nicolasa en "Eyes wide shut" es una lección de interpretación como sólo el maestro Kubrick, alabado seas, sabía conseguir de sus actores.


MEJOR COMIENZO
No tengo ningún reparo en decir que el mejor comienzo del cine moderno es el de "Scream". La película te puede gustar más o menos, la puedes considerar mejor o peor, pero supongo que no habrá discusión en que los primeros quince minutos son una especie de cortometraje en sí mismos, un prodigio del suspense y del terror que deja al espectador patidifuso en su butaca.


MEJOR MUERTE
Repetimos película pero es que la muerte de Satine (Nicolasa) en "Moulin Rouge" es muy grande. Ella y Christian acaban de cantar el "Come what may", se han librado del Duque, el público se pone en pie aplaudiendo, el telón se cierra ... y Satine se cae, tísica perdida, en los brazos de Christian mientras todos los actores del Moulin Rouge les rodean. Ella muere mientras al otro lado del telón la gente pide su salida sin parar de aplaudir, "the show must go on". Impecable e imprescindible.


MEJOR CLÍMAX
Grace (Nicole Kidman) ha sufrido todas las vejaciones posibles que los crueles habitantes de "Dogville" han querido. Pero ojo con hacer eso cuando se descubre, en el clímax, que el padre de ella es un gángster que llega al pueblo a buscarla. Grace por las buenas es muy buena pero por las malas ... "mátalos delante de ella, si es capaz de no llorar deja de matarlos pero si llora sigue uno por uno".


MEJOR FINAL
La conclusión de "Y tu mamá también" es un punto y final demoledor a esta historia de iniciación sexual y de madurez. Los amigos íntimos (Gael García Bernal y Diego Luna) que se reencuentran años después en una cafetería y no saben de qué hablar, un momento lleno de silencios incómodos y de prisas por irse. El fin de la amistad, el fin de la inocencia, el mejor final que recuerdo o al menos el que más me gusta.


LA ESCENA QUE NUNCA DEBIÓ RODARSE
El asesinato del policía fan de Bruce Willis en "Scream 4". Un momento ridículo, absurdo y que casi echa por tierra cualquier mérito que esta cuarta entrega pueda tener, que los tiene.


LA MEJOR ESCENA RODADA
Pues aquí mi corazón se divide entre dos opciones. La primera es indudablemente la escena de la ducha en "Psicosis", no sólo porque es un punto y aparte cinematográfico sino porque sólo unas de las mejores escenas que nunca se ha rodado podría tener la repercusión de ésta, copiada millones de veces, estudiada en todas las escuelas de cine e incluso reconocible para cualquier persona que no le guste el cine.

Y la segunda es la escena musical en que los protagonistas de "Magnolia" se arrancan a cantar el "Wise up" consiguiendo un impacto emocional que a muchos nos hizo darnos cuenta, con apenas diecisiete años, que lo que acabábamos de ver en pantalla era una de las razones por la que queríamos dedicarnos al cine:


Listo. The end.

2 comentarios:

Sr Nocivo dijo...

Impresionante su selección, coincide con caotico_jq con la escena de Los Puentes de Madison.
Nicolasa puede estar contenta con usted, aparece en 4 de sus escenas favoritas, la verdad es que la Kidman es muy grande. Recuerdo lo mal que lo pasé con Dogville al ver como abusaban de su personaje.
La escena de Wise Up de Magnolia es impresionante, sobrecoge ver lo vulnerables que son los personajes. De esta película me gusta todo, hasta Tom Cruise.

Alfins dijo...

He echado a faltar: "El Acorazado Potemkin", "Ciudadano Kane" y los dos primeros "Padrinos".
Me ha resultado curioso que Wilder apararezca en la escena con más suspense teniendo tantas: divertidas, tristes, agridulces, románticas, con mejores diálogos,... sí, sí, yo tampoco creo en Dios.
Me ha extrañado que haya ganado por mayoría el cine americano sabiendo de tu pasión por el iraní y el surcoreano.
Imagino que de haber confeccionado la lista otro día (e incluso en otro momento del día en que la hiciste) hubieras hecho lo imposible por encontrarles un hueco a los buenos de Loach y León de Aranoa.
Lo de la goleada de la Kidman a la Streep sólo es entendible por tu gran afición al buen vino (peleón).
Sobre "Inland Empire" y "Showgirls" no opino porque... todavía no las he visto!!!
Después de lo que acabo de decir imagino que el resto de mi comentario carece de sentido pero no quiero desaprovechar la ocasión de felicitarte por la lista (no es que coincida mucho con ella ;-), no sabes cómo envidio a la gente que es capaz de elegir sin dudar lo más mínimo.

Pd. Nos vemos el 27.