PELICULEROS

martes, 26 de abril de 2011

La historia sobre porqué me saqué el carnet de conducir.

Los coches y el cine de terror siempre han ido cogidos de la mano. Sólo hay que ver el baño de sangre que se pega la pobre Maïwenn Le Besco en el clímax final de "Alta tensión" cuando intenta escapar del psicópata más cuestionado del moderno de cine de horror europeo (foto de arriba).

¿Por qué empiezo diciendo esto? Porque algunos de mis amigos siempre me retan a qué cuente públicamente las razones por las que me saqué el carnet de conducir hace ya unos cuantos años. Se me había olvidado por completo pero el sábado pasado volvía de trabajar conduciendo bajo una lluvia torrencial, de película de terror, por una carretera desierta donde no pasaba ni un alma. Y mi mente peliculera entró en pánico cuando me di cuenta de que se me había olvidado echar gasolina y el coche había entrado en reserva hacía un buen rato sin que yo me diera cuenta. Sabía que estaba a pocos kilómetros de casa y que llegaría bien pero en el fondo empecé a imaginar que me quedaba tirado en medio de la nada, bajo una lluvia propia de cualquier slasher y sin tener la más mínima posibilidad de volver a casa. Ya me veía caminando por el campo y llegando a una casa destartalada para pedir ayuda. Por supuesto me toparía con una familia de caníbales en versión andaluz y descubriría que muchos de los turistas desaparecidos en la zona estaban allí en forma de lámparas, posavasos o sillones de cuero. Y después de que mi mente divagara de esa manera, con la consecuencia de llegar a casa y aparcar a la primera sin darme apenas cuenta, recordé el motivo por el que me saqué el carnet.

Ali y yo habíamos ido al cine a ver el remake de "La matanza de Texas", película que, digan lo que digan, es un más que notable ejercicio de terror que llega a superar, sólo en algunos momentos pero ya es suficiente mérito, al original de Tobe Hooper. No sé si la recordaréis pero el final transcurre en una vieja gasolinera a la que Jessica Biel consigue llegar después del calvario que le hacen pasar Leatherface and family. Allí se encuentra con que los patriarcas caníbales aún no han muerto pero ella consigue robarles el coche y salir del encantador estado de Texas no sin antes casi atropellar a un Leatherface al que previamente ha dejado manco con un hacha (vamos, que si me pierdo en una película de terror que sea con Jessica Biel que demostró ser una scream queen con dos cojones muy bien puestos).

Tengo que reconocer que "La matanza de Texas" me dio mucho, mucho, muchísimo miedo. Recuerdo que Ali y yo salimos del cine y yo le dije: "oye, que nosotros no tenemos carnet. Imagínate que un día estamos de excursión en el campo, nos encontramos con una familia de psicópatas y sobrevivimos pero no podemos escapar porque no sabemos conducir". Ali no me echó muchas cuentas, y no la culpo viendo mi razonamiento, pero a mí la cosa me dio qué pensar. Yo lo veía todo muy claro, era lógica pura y dura pensar que a una pandilla de amigos tan típica como la nuestra, con su rubia que parecía sacada de un equipo de animadoras incluida, le podía pasar lo que a los protagonistas de "La matanza de Texas" en cualquier momento. Imaginaos que en una de nuestras excursiones al campo acabamos siendo masacrados, yo sobrevivo (porque soy un devoto del género y sabría qué hay que hacer para sobrevivir) pero al final acaban matándome porque consigo las llaves del coche del cadáver de alguno de mis amigos pero no puedo usarlas ¡¡porque no sé conducir!!

Esa noche tuve pesadillas con eso y al día siguiente me apunté a la autoescuela. Lo peor de todo es que esta historia es real al 100%. Pero ¿veis lo fácil que lo tiene Jessica para huir de Leatherface cómodamente en su coche?:


5 comentarios:

Cheshire dijo...

Qué me he reído leyendo, por favor!!! Desde luego, no me extraña, esa razón para sacarse el carné solo podía ser propia de ti!! Un besazo!!

Cheshire dijo...

Qué me he reído, por favor!!! Desde luego, no me extraña, esa razón para sacarse el carné solo pordía ser propia de ti!!! Un besazo!!

Bea Cepeda dijo...

jajajajaja genial! Me parece un motivo digno de admiración xDD Yo no tengo una historia tan buena como esa, yo me lo saqué porque mi padre me obligó diciéndome "tarde o temprano te lo tienes que sacar, así que cuanto antes, mejor".

Cinemagnific dijo...

Tienes toda la razón XD

PD: Hace nada comenté Alta Tensión, película que adoro pero cuyo final detesto.

Sr Nocivo dijo...

Pues a mi me parece una razón estupenda para sacarse el carnet de conducir, si hay que huir mejor en coche que a pie, que eso de sobrevivir a una familia de caníbales cansa mucho y ellos parecen estar frescos como una rosa todo el tiempo.

Por cierto, pásese cuando pueda por este post de mi blog: http://elsrnocivotehabla.blogspot.com/2011/04/escenas-para-recordar.html hay algo esperándolo.