PELICULEROS

viernes, 25 de marzo de 2011

Cortos no aptos para menores y la proyección de una genialidad como es "En la próxima parada" ...

La imagen de arriba es una foto que Edu hizo ayer mientras se proyectaba "Placer" en el auditorio de La Caja Blanca, en Málaga. Fue un momento surrealista. Me explico, nuestro (polémico) cortometraje formaba parte de los proyectos subvencionados por el Área de la Juventud de Málaga en 2009 así que anoche se vio sobre una pantalla de cine junto a los otros cortos que pudieron rodarse gracias a esas ayudas. Yo estuve a punto de no ir pero me animé a última hora por las tremendísimas ganas que tenía de ver de nuevo "En la próxima parada" de Luis Francisco Pérez, uno de los mejores cortos que un servidor ha visto en los últimos años.

Total, que nos plantamos en La Caja Blanca, nos dan las invitaciones, giramos a la izquierda en el hall, nos internamos en el pasillo de entrada al auditorio y poco a poco mi cara se va poniendo más y más pálida. Empiezo a escuchar risas y voces de niños. ¿Niños? ¿Es que nadie había informado de que uno de los cortos que se proyectaban no era precisamente un cuento infantil? Doblamos la esquina del pasillo y nos quedamos de pie, ojipláticos, cuando nos enfrentamos a una sala de cine repleta hasta arriba de familias con niños. El terror y el pánico se apodera de nosotros ¿de verdad qué van a proyectar "Placer" delante de ese público? No es que no vayan a ver una película pornográfica pero tampoco es plan de que vean imágenes como esta:

Podéis comprobar vosotros mismos que "Placer" no es para tanto pinchando aquí, pero la verdad es que niños y padres no son precisamente el público objetivo de una historia que habla sobre las relaciones de amistad y sexuales que se establecen entre un grupo de amigos veinteañeros a punto de entrar en la treintena. El caso es que avisamos a la chica que cortaba las entradas y se empieza a reír, nos dice que ella no puede hacer nada pero que avisemos al proyeccionista. En ese momento se apagan las luces y empieza a proyectarse el primer corto, "Sardinas" de Raúl Mancilla. "Placer" va a continuación y allí no parece que nadie vaya a avisar a las pobres familias de que sus hijos están a punto de enfrentarse al fin de su inocencia si continúan en la sala. Yo me pongo más nervioso de lo que estaba, Edu se ríe y se levanta para hablar con los organizadores.

Pasan los minutos y Edu no vuelve. Aquello parece una película de terror donde cuando dices "enseguida vuelvo" nunca lo haces. "Sardinas" termina y las luces se encienden. Yo aguanto la respiración y de repente una voz surge del cielo (bueno, en realidad de los altavoces de la sala) y reconozco enseguida a Edu (a punto de partirse el ojete de la risa, por cierto) que intenta poner tono de circunstancia para decir: "le informamos de que el siguiente cortometraje no es apto para niños". Las madres empiezan a salir de la sala corriendo y llevando a su pobres vástagos de la mano, huyendo del pecado mortal que les esperaba sobre la pantalla. La verdad es que aquello parecía una escena bíblica en la que los fieles huyen de la perversión tras escuchar una voz celestial que baja de las alturas.

Pudimos respirar tranquilos, "Placer" se proyectó sin causar ningún trauma a pobres niños inocentes. Pero si hubo un corto que brilló con luz propia anoche fue "En la próxima parada" de Luis Francisco Pérez, un auténtico prodigio de naturalidad y sentimiento. Pude ver en primicia el corto hace unos días y ya me quedé abrumado ante el derroche de emociones que Paco consigue en apenas 19 minutos. Pero ayer, en el segundo visionado, lo disfruté todavía más descubriéndome casi al borde de las lágrimas en el último plano. Yo comparo este corto con "La red social" de David Fincher, ambas historias hablan sobre la gente joven pero de una manera adulta e inteligente, y encima con una envidiable selección musical que se convierte en el tercer protagonista del corto. Porque los dos personajes principales son Rafa Ordorika y Teresa Hurtado de Ory, ambos consiguiendo una química explosiva en pantalla, ambos encantadores en sus personajes y ambos consiguiendo una complicidad envidiable con el espectador. Muy grande "En la próxima parada", ojalá arrase allá donde se estrene.

En la foto de abajo aparece la gran Teresa Hurtado de Ory en una foto que hicimos durante la proyección del corto de Paco anoche.

5 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

Respeto lo que hicistéis, pero no lo comparto. Luego los niños se tragan toda la violencia y más y a nadie parece importarle, y el sexo que podría ser algo inocente se le crucifica.

Yo soy Joss dijo...

XD, después de ver Placer, no tengo más remedio que matizar. Desde luego no es apto para niños pero porque no se van a enterar de nada. De hecho no es apto ni para adolescentes, y me da que más de un treintañero no se enteraría, porque hace falta madurez, apertura mental y haber llegado a ciertas experiencias que te hacen reflexionar y darte cuenta de las mentiras en las que vivimos envueltos en las relaciones humanas, en el sexo y en el amor. Mis felicidades con mayúsculas, me he reido, me he excitado, me ha fascinado y sobre todo me ha emocionado y me he sentido identificado con unos y con otros. FABULOSO.

Reiterando, más que anunciarlo no apto para niños, es mejor explicar cuáles son los contenidos susceptibles a herir sensibilidades, y así el público puede elejir.

Sr Nocivo dijo...

Me hubiese gustado estar allí para verlo, con todas esas madres saliendo con sus niños para que no quedasen traumatizados...
Tras ver el trailer de "En la próxima parada..." me quedo con ganas de ver el corto completo... y de disfrutar también de su banda sonora.

Bea Cepeda dijo...

Jajajajajajajajaja yo me hubiera callado como una puta, seguro que el 90% de esos "niños" ya habían visto porno.

Luis Chacón dijo...

Pues yo no hubiese dicho nada, es un corto muy bonito, vale que algo fuerte, pero como dicen por aquí arriba, curados de espanto esán los niños de ahora... que vean, que pregunten y que hagan que sus padres les hablen de todo, y ya de paso le den un par de vueltas al propósito del corto, que "Placer" no es cualquier cosa

un besote, artista