PELICULEROS

lunes, 14 de febrero de 2011

11 cosas sobre los Goya de 2011.

11 cosas sin importancia sobre la Gala de los Goya 2011:

1. La irrupción de Jimmy Jump durante la presentación del Goya al mejor actor fue una inesperada metáfora de la triste situación de nuestro cine. El saboteador había avisado de que pretendía saltar al escenario de la gala y ni así supo el cuerpo de seguridad detenerle, y digo yo que estando sobre aviso tampoco era tan difícil. Pues eso mismo le pasa a nuestro cine, que avisa a gritos de sus intenciones y los encargados de salvarle, capitaneados por la Sinde, son incapaces de ayudarle por pura ineptitud. ¿Lo mejor del momento? La pobre Pilar López de Ayala y su "esto es coña ¿no?".

2. ¿Por qué si se repitieron todos los ingredientes de la excepcional gala del año pasado, corta y divertida, no se consiguió un resultado similar?

3. ¿Qué motivos encontrarán ahora la prensa, y parte del desinformado público, para criticar a Bardem? Llegó, enamoró, recogió su premio, se lo dedicó a su mujer y a su hijo y desprendió encanto y profesionalidad. Ah sí, esta mañana he oído que vaya estupidez llamar a Pe "su mujer" en lugar de referirse a ella por su nombre, como si no supiéramos quién era ... de verdad, que lo que hay que oír en este país es para hacer las maletas y no volver a pisarlo.

4. Soy fan absoluto de Álex de la Iglesia pero reconozco que "Balada triste de trompeta" se llevó los premios justos y necesarios. Es una película valiente y personal a rabiar pero poco más.

5. Un poco más injusta me parece la poca repercusión de una película tan sobresaliente como "También la lluvia", quizás haya jugado en su contra que ha tenido éxito y que ha gustado mucho al público y eso, ya se sabe, no está bien visto en nuestro cine.

6. Lo reconozco, no he vito "Pa negre". No por nada en particular sino porque, al igual que muchos se manifiestan contra las injusticias con huelgas de hambre, yo me prometí a mí mismo hace unos meses que no vería más películas ambientadas en las cansinas Guerra Civil o posguerra, a no ser que tuvieran algo nuevo que contar como "El laberinto del fauno". Romperé la promesa esta semana, me han dicho que la película de Villaronga es de las buenas.

7. ¿Por qué se hicieron tan pesados y tan insoportables los discursos de agradecimiento de los premiados? Sólo me quedo con la conmovedora dedicatoria del ganador del Goya al mejor corto de animación por "La bruja", Pedro Solís: "se lo dedico a mi hijo, al que la vida no le ha tratado nada bien desde que nació. Si los besos curaran, sería el niño más sano del mundo". Se me saltaron las lágrimas ...

8. ¿Por qué Karra Elejalde no se prodiga más en cine y derrocha más la sinceridad y el talento que demostró anoche cuando recogió su estatuilla?

9. ¿Por qué la Sinde se pasó toda la Gala con cara de bruja mala de cuento?

10. Tengo que decidirme aún, pero sigo pensando y no sé si el discursito de Rodrigo Cortés al recoger su Goya al mejor montaje por "Buried" me fascinó o me repugnó. Y es que empezar el discurso con eso de "ya tengo un Goya como una olla" no sé si es de ser un caradura o de un genio.

11. ¿Lo mejor de la noche? Pues, al igual que el año pasado, el discurso de Álex de la Iglesia y sus verdades como puños. Me quedo con lo siguiente que dijo: "El cine sólo tiene sentido con dos cosas, una pantalla blanca y unos espectadores que se sientan frente a ella. Respetémosles primero a ellos, a esos espectadores, para que ellos nos respeten a nosotros". Grande Álex, una pena que la Academia de Cine pierda al mejor presidente que ha tenido nunca. El discurso completo:


Por lo demás, poco qué decir. Esta ha sido una gala extraña que ha puesto de manifiesto, más que nunca, que hay un sector que maneja el cotarro del cine en España y que no quiere perder su estatus ni sus subvenciones, aunque eso signifique alejar al público de las salas y hacer que gente con un talento inmenso se muera de hambre mientras los de siempre siguen haciendo el mismo cine de siempre que no interesa a nadie, nada más que a los bolsillos de ellos mismos. Y ha sido una gala que demuestra que los buenos no siempre ganan, y que gente como Álex de la Iglesia, que ha intentado acercar nuestro cine al público que se molesta en pagar por ver una película en cualquier barrio de cualquier ciudad, tiene que dimitir. No corren buenos tiempos para nuestro cine ...

5 comentarios:

Bertoff dijo...

Suscribo cada palabra!

El discurso fue tremendo! yo me emocioné y todo!!

y por favor, pido que desde ya dejen de nominar a "actor/actriz revelación" a niños que luego no van a volver a hacer una película en su p*** vida!!!

Sr Nocivo dijo...

Toda la razón en lo que dices, solo añadiría que todo el mundo lloro en la gala desde que recogió su Goya la directora del cortometraje de imagen real.

Cinemagnific dijo...

¡Por fin alguien se niega a ver Pa Negre! ¡Por fin alguien se posiciona contra el cansino cine de Guerra Civil y Franquismo!

Te juro que eres de los pocos con los que coincido :D

Y yo esta gala ni la vi y no pienso ver las demás en mucho tiempo como castigo a los subvencionados con nuestro dinero que intentan censurar internet poniéndose de parte de las industrias obsoletas.

Un 10 por tu analisis: el más crítico y coherente que he visto :)

Bea Cepeda dijo...

A mí este año la gala me ha llegado incluso a aburrir... a lo mejor es porque me pasé pegada a ella desde las 7 de la tarde que comenzó a retransmitir la web de rtve la alfombra roja... pero vamos, después de la intervención de Mario Camús, yo ya no podía más.

También eché en falta un poco más de reconocimiento a También la Lluvia, que me parecía la mejor película de las que compitieron esa noche, ¡pero bueno!

oleosdebohemia dijo...

Yo celebro el goya por bon apetit, que no será la mejor pelicula técnica ni la más aclamada, pero es la que ha llegado a más corazoncitos en las salas y en salones peliyonkeros XD (al menos a mi me dejó ko)
Un saludo!