PELICULEROS

jueves, 4 de noviembre de 2010

Los ojos de Belén y el perturbador erotismo de Pablo Derqui.

Hay amigos que me dicen que tengo un chip interno que me hace ir contra el mundo, ser defensor de las causas perdidas y tener un especial interés en que me guste mucho lo que los demás odian. Es por eso que hace tiempo que decidí no leer nada de las películas que tuviera muchas ganas de ver, espero a verlas, a hacerme una opinión y después ya leo todo lo que se ha escrito sobre ella. Hay veces en que es difícil llegar más o menos virgen a la sala, pero casi siempre lo consigo. Y así llegué el viernes pasado, a la sesión de las 18:00 que es en la que me gusta ver los estrenos, a Los ojos de Julia, segunda película del prometedor Guillem Morales.

Salí de la sala consciente de haber visto un thriller de suspense brillante, hipnótico y muy bien dirigido. Me pareció brillante la dirección de Morales, muy consciente en todo momento del género en que se mueve y que lleva a cabo decisiones muy arriesgadas, como hacer que el espectador, durante buena parte del metraje, acompañe a la ceguera de la protagonista y no vea las caras de los personajes, consiguiendo esto mediante originales encuadres, planos, juegos de enfoque y desenfoque y el uso del fuera de campo. Y no es fácil hacer eso, nada fácil.

Cierto es que Los ojos de Julia no tiene un guión para tirar cohetes, que el giro final se espera (lo que no es malo, que El sexto sentido hizo mucho daño y ahora parece que todas las películas de suspense tienen que dejar al espectador patidifuso) y que tiene algunas trampas un poco ... pues eso, tramposas. Pero son fallos menores que quedan olvidados frente a un look visual arrebatador, un sentido del suspense muy clásico y, sobre todo, por una actriz superlativa que demuestra lo bien que le sienta el miedo a una Belén Rueda en estado de gracia.


Bueno, el caso es que llegué a casa y leí algunas de las críticas y opiniones que había suscitado Los ojos de Julia. Y no entendí para nada la saña y la mala baba con la que parte de los críticos han tratado a la película de Guillem Morales. Comprendo que la película no guste pero es que yo no vi críticas constructivas, vi un poco de irracionalidad y una predisposición incomprensible a afilar los cuchillos ante lo que se veía que iba a ser un éxito seguro. Es la historia de siempre, en este país no se perdona el éxito, estamos más ocupados en derribar el trabajo de las nuevas generaciones de directores que en intentar levantar una cinematografía de género, llena de nuevos talentos que tienen historias que contar. Especialmente absurdas me parecen las continuas comparaciones con la estupendísima El orfanato, simplemente porque ambas comparten misma actriz y parte del equipo técnico. Ambas películas se parecen como Julianne Moore a Yola Berrocal, y con eso queda todo dicho.

Por cierto, si de algo me quedo de Los ojos de Julia es con Pablo Derqui, arrolladora presencia que se adueña de todos los planos en los que aparece. El señor Derqui no sólo es un actor brutal sino que tiene una presencia perturbadoramente erótica, sexual y magnética. Impresionado me hallo ante el descubrimiento de este actor del que ya estoy rastreando todo lo que ha hecho y todo lo que tiene a punto de estreno.


Os dejo con un clip de Los ojos de Julia:





5 comentarios:

caotico_jq dijo...

Te suscribo en todo, todito, todo, de Pe a pa. Yo ya he llegado a un punto en que, francamente, paso de leer las opiniones de los demás. Sé que debería, por ver una plasmación de los pros y los contras de las cosas, pero como el 90% de las críticas actuales son irracionales y casi nunca alcanzan esta objetividad, ya es que directamente paso, porque me enciendo y no me compensa. Prefiero que pase el tiempo y, con las cosas asentadas en su justa medida, leer lo que se tenga que decir de las películas a toro pasado. Sólo así te puedes encontrar con ensayos que analizan con mucho cariño lo brillante que es David Lynch, lo cojonudo que es Brian De Palma o lo fascinante que es Julio Medem. Porque es que, si lees los comments de la gente así en caliente, resulta que Lynch es un friki, De Palma un copión de Hitchcock y Medem una rara que no sabe ni lo que cuenta. Y suma y sigue, vamos.

"Los ojos de Julia" me parece una película de género muy conseguida y, por ser tan tan de género, le ha caído la cruz (aquí sólo se perdona el cine de género si en el fondo no es tan de género como parece, es decir, si tiene melodrama de fondo, como "El orfanato", o crítica social encubierta, como "Rec"... caso contrario, todo mamarrachadas). Leí por ahí que es un giallo y, francamente, por mucho que me pese reconocerlo he de admitir que lo es... y mucho (vamos, ese guión rocambolesco y de traca es que más giallo no puede ser). Por otro lado, ¿acaso "Vértigo" o "Psicosis", por poner dos clasicazos intocables, no son mega-tramposas y, encima, sin rubor alguno? Yo creo que totalmente, vamos, no mucho menos que esta. Pero lo perdonamos, porque es Hitchcock y los franceses nos han enseñado que es un gran cineasta (cuando en su día, por cierto, era un directorcillo de blockbusters de género a quien nadie se tomaba muy en serio como artista, y menos en EEUU). En fin, "History repeats itself"...

Cinemagnific dijo...

Medio me temo el final... Y ya con lo que comentas, me lo temo temo temo XD

Yo la verdad es que pensé, al ver el trailer, que era un nuevo producto para aprovechar el tirón de la aún reciente El Orfanato... Prejuicios son.

A ver si la veo esta semana.

Sr Nocivo dijo...

Otra película que me muero de ganas de ver, aunque creo que me tocará alquilarla en dvd, sobretodo desde que leí que tiene mucho de giallo y además, me gustó mucho "El habitante incierto" pese a sus defectos.
Sobre lo que dices de las criticas aquí parece que solo se pueden hacer melodramas sociales como los de Leon de Aranoa y que el resto, si no esta detrás Amenábar es, con perdón, pura mierda. Aunque dejando de lado a los críticos profesionales los peores son los críticos autónomos, como los llamó en su momento caotico_jq, de filmaffinity, empeñados en dejar por el suelo cualquier estreno español, y esos directores españoles que se creen unos iluminados y se dedican a tirar tierra encima de los directores más jóvenes en vez de actualizarse.

Sr Nocivo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bea Cepeda dijo...

Yo también intento no saber nada de las películas que quiero ver, pero a veces lo consigo, y otras veces no... al menos con los estrenos sí lo suelo conseguir.

Esta película todavía no la he visto, pero tengo ganas de verla, a ver si saco un hueco para ir al cine, que cada vez me cuesta más, y es algo que necesito!