PELICULEROS

miércoles, 13 de octubre de 2010

Fernando León de Aranoa y su particular revisión de "Este muerto está muy vivo".

Me encanta ir al cine Alameda, el único antiguo que queda en Málaga después de que se renovara el Albéniz. Me encantan sus únicas tres salas, sus pantallas viejas y manchadas, su olor a cine viejo, del de antes, su ambigú pequeño, su sonido cascado, su público fiel ... y lo barato que es, oiga. Allí nos plantamos Paco, Edu y yo el pasado domingo para ver Amador, la última película de Fernando León de Aranoa, director que está sufriendo el síntoma Isabel Coixet-Julio Medem. Y es que ha pasado de ser idolatrado y divinizado con sus primeras películas, a ser apedreado y demonizado cuando confirma su estilo y se atreve a ofrecer algo más.

Cosa rara esto de nuestro cine, que hace sólo unos años elevaba a los altares a la sobrevaloradísima y aburridísima Los lunes al sol (no olvidemos la paliza que le dio en los Goya a Hable con ella, meses antes de que ésta acabara ganando el Oscar al mejor guión original y consiguiera otra nominación al mejor director para nuestro Pedro). Y sin embargo, ahora parece que lo que hace León de Aranoa es una soberana porquería, incluso he leído críticas que dicen qué mejor se dedique a otra cosa porque ya se le están acabando los colectivos a los que retratar.

Y es que no puedo evitar pensar que la crítica de nuestro país es tremendamente incoherente, por no decir que están más interesados en destruir carreras que en opinar y hablar sobre cine. Nunca he sido yo muy de León de Aranoa, de hecho ya he comentado en varias ocasiones que sus dos películas más celebradas, Barrio y Los lunes al sol, me parecen sobrevaloradísimas y tremendamente manipuladoras. Pero también pienso que cuando quiere, sobre todo en Familia y en Princesas, demuestra que es un director que sabe muy bien cómo mover la cámara, cómo dirigir actores y cómo emocionar con una mezcla perfecta de drama y comedia.

Si Amador se hubiera estrenado hace unos cinco años, estoy convencido de que la crítica de este país hubiera eyaculado ante lo que es la mejor película de Aranoa. Pero ahora están más interesados en derribarlo, como están haciendo con Medem y mi querida Isabel (no la Panto, sino la mujer que dedica su Goya a la persona que pone los conguitos en las butacas del Palacio de Congresos)

Amador es una película muy coherente con todo lo que Fernando León de Aranoa ha hecho hasta ahora. Pero tiene la ventaja de que esta vez no se limita a intentar diseccionar a un colectivo marginal, lo hace pero construye la historia alrededor de un hecho muy concreto: una inmigrante sudamericana debe ocultar la muerte del anciano al que cuida para no perder su trabajo. Lo que podría ser una excusa perfecta para una comedia, ¿alguien ha dicho Este muerto está muy vivo?, se convierte en manos de Aranoa en su película más madura, más equilibrada y más dramática, a pesar de que el director consigue en muchos momentos una rara pero efectiva mezcla entre comedia y drama.

Impecable historia, impecable guión, impecable y demoledor final e impecable y maravillosa su protagonista, una Magaly Solier que llena la pantalla y hace cercano un personaje que en manos de otra actriz hubiera podido acabar siendo insoportable y abofeteable.

Manda cojones que cuando León de Aranoa empieza a construirse una filmografía sólida, la crítica de este país decida que es el momento de acabar con él ...

El tráiler de Amador:



2 comentarios:

Orologiaio dijo...

¿En serio se lo dedicó al de los conguitos?

Tengo ganas de verla, sí, gracias por la reseña ;)

Alfins dijo...

¡Qué ganas tenía de un post así!
Ya tenía yo ganas de discutir de cine contigo por aquí :-P
Quiero empezar aclarando que sí soy muy de Fernando León y que no he visto todavía "Amador", pero miedo me da que pueda parecerse en algo a "Mapa de los sonidos de Tokio" (no he visto a tu querida Isabel tan perdida NUNCA, parece dirigida por la Panto durante su estancia en cualquier juzgado de guardia ;-), o a "Caótica Ana" (reconozco que aun no he encontrado el valor de enfrentarme al remake de "En la cama") que no parece dirigda por el mismo tipo que filmó "Vacas" o "Los amantes del círculo polar".
Sobre la crítica de este país, tan sólo decir que si en su día hubieran recibido a "Barrio" o a "Los lunes al sol" con la mitad del cariño que tú sientes por ellas, te puedo asegurar que el director de "Familia" llevaría años trabajando en Selwo Marina dando de comer a sus Sirenas ;-)
A proposito de los premios, me gustaría decir que les doy la importancia que tienen... NINGUNA. Quiero decir que me encantó "Los lunes al sol" mucho antes de que se hiciera con un montón de Goyas. Y no me dijo casi nada "Hable con ella" por mucho que la academida de Hollywood ese año hubiera decidido premiarla con todos los óscares que en su día le negaron a Don Alfredo y a mi querido Charlot.
Podría seguir pero sé que tienes que estudiar (¿cómo es posible que "Placer" no sirva para que te convaliden lo que te falta de carrera? ;-) y que la gente que se pasa por aquí tendrá cosas más interesantes que leer.

P.d. Espero que Paco y Edu te disuadan, llegado el momento, de tu empeño en querer preestrenar en Málaga tu nuevo corto en el cine Alameda. Y si no fuera posible por lo menos hagan lo posible para que éste se lleve a cabo en la sala 1 :-P