PELICULEROS

sábado, 11 de septiembre de 2010

Achero Mañas y su lección sobre tolerancia ...

Hay películas que te divierten y poco más, otras que hacen que tu cerebro permanezca en modo off durante el tiempo que estés en la sala (lo cual está genial por mucho que digan algunos pedantes intelectuales), las hay que se hacen insufribles aunque duren 60 minutos y existe otro tipo de historias que lo que quieren es entretener, emocionar, aterrar o provocar algún tipo de emoción en el espectador. Y hay películas que, casi sin proponérselo, se convierten en algo más y cambian un poco a quien se ponga delante de la pantalla, le hacen querer ser mejor persona. Todo lo que tú quieras pertenece a este último grupo.

La última película del genial Achero Mañas es más que la típica historia del padre adicto al trabajo que debe replantearse su vida cuando se queda solo a cargo de su hija pequeña. El hecho de que el protagonista decida convertirse en una mujer para que su hija pueda asumir mejor la muerte de su madre, le otorga un plus de originalidad a Todo lo que tú quieras que demuestra que, si un director se empeña, hasta la historia más vieja del mundo puede ser contada de una manera nueva.

Que Achero Mañas es uno de los mejores directores jóvenes que tenemos en España, no creo que nadie lo ponga en duda. Pero también se está convirtiendo en uno de los más valientes y originales a la hora de abordar temas tan manidos como el maltrato o, en este caso, la homosexualidad y las difíciles relaciones entre padres e hijos. Y el señor Mañas se desmarca con Todo lo que tú quieras con una lección impagable de tolerancia y respeto, con una película que enseña que el concepto de familia ha cambiado y que lo único que importa es el hecho de que las personas se quieran. En resumidas cuentas, Todo lo que tú quieras es la película que "Intereconomía" mataría porque no vieras, así que eso es motivo más que suficiente para considerar que esta historia tiene que tener algo bueno.

Ah sí, casi se me olvidaba del tema actores. Nunca me ha convencido Juan Diego Botto pero aquí está inmenso en un papel que podía haber acabado con su carrera pero que lo convierte en el actor dramático espléndido que hasta la película de Mañas no ha sido. Y estoy muy en contra de que se premie a niños pequeños pero no me extrañaría nada que la impresionante Lucía Fernández, que hace una interpretación hipnótica y fascinante, empezara a recoger galardones por su papel de Dafne, auténtico motor de la película y protagonista de secuencias tan brillantes como la del parque o el espléndido final.

Sólo me queda decir una cosa: Achero, por favor, no dejes que pasen otros ocho años antes de volver a dirigir, el cine español te necesita.

El tráiler de Todo lo que tú quieras:




5 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Estoy de acuerdo en parte con la genialidad de Mañas. El Bola me gusta mucho, pero Noviembre no creo que sea ninguna maravilla, aunque en su momento me encantó (ahora pienso que la sobrevaloré). Su tercera peli la tendré que ver. Ya te contaré (o la pondré en mi blog :D).

caotico_jq dijo...

"Todo lo que tú quieras es la película que "Intereconomía" mataría porque no vieras"...

xDDDDD

Sr Nocivo dijo...

Aún no la he visto, pero sin duda alguna Achero Mañas hizo bien cambiando la interpretación por la dirección, sus películas tienen sensibilidad y una capacidad impresionante para llegar al espectador, lástima que no se prodigue demasiado.

Fernando dijo...

Esta fué la última pelicula que ví en el Toronto International Film Festival hace unas semanas y definitivamente una de mis favoritas.
Que manera tan original de contar una historia. Fabuloso!!!

Bea Cepeda dijo...

Jajajaj me pasa como a Javier, que el calificativo que más me ha gustado de tu crítica es "la película que Intereconomía mataría porque no vieras" jajajaja.

A mí la película me gustó tanto... había momentos que no sabía si lloraba por lo que estaba ocurriendo en la pantalla o de envidia por lo bien que escribe y dirige Mañas. ¡Qué peliculón, señor!