PELICULEROS

martes, 10 de agosto de 2010

Sobre Manolator ...

Manolo me envió ayer la foto de arriba. Son él y David en la puerta del teatro Lyceum de Londres donde, desde hace años, se representa el musical de El Rey León. Me hizo una ilusión muy tonta, en el buen sentido, e infantil que Manolo se acordara de mí en ese teatro que yo ya visité con Edu hace cuatro años para quedarme con la boca abierta. Y no es sólo porque El Rey León me marcara de pequeño, no es sólo porque creo que la obra maestra de Disney encierra todas las respuestas a las preguntas más importantes de la vida, no es sólo porque soy coleccionista de todo lo que encuentro de Simba ... no, no es eso. El musical te deja con la boca abierta porque al apagarse las luces y abrirse el telón te encuentras con esto:



Ya se lo avisé a Manolo, nunca has visto nada igual. Y me ha dado la razón.

Manolo, o Manolator como le llamamos por su capacidad para hacerlo todo y todo hacerlo a la perfección, ha vuelto de Londres cargado de anécdotas y de fotos. Lo mejor de la vida vista a través de su cámara es que es capaz de convertir en arte cosas tan sencillas y poco interesantes como dos ruedas de neumático convertidas en columpio en plena capital inglesa. Si tú pasas por allí y ves eso no le prestas atención pero Manolo lo convierte en algo tan atractivo que te quedas con la boca abierta mirando la foto:



Manolo ha sido el director de fotografía, y montador y alma, de "3,2 (lo que hacen las novias)" de la que estamos terminando la postpro final ahora que ha vuelto de sus vacaciones. Ha sido un placer currar con él, no sólo por su inmensa profesionalidad sino también por sus toneladas y toneladas de calidad humana. Y es que Manolo es una de esas personas que te devuelven la fe en el género humano, uno de esos artistas que vale tanto por su genio como por eso tan raro y difícil de encontrar como es un corazón que no cabe en el pecho.

Podéis ver lo que este maestro de la fotografía hace visitando su web: http://www.manuelppavon.com/

Yo os dejo con uno de sus mejores trabajos, la dirección de fotografía y montaje que hizo para el corto Un amor, premio del público en el Notodo, dirigido por Raúl Arévalo.



No hay comentarios: