PELICULEROS

sábado, 7 de agosto de 2010

El señor Nolan y el buen cine ...

Voy a empezar esta entrada con la pregunta del millón: ¿qué es una buena película? Y es que hay un grupo demasiado numeroso de espectadores que piensa que una buena película es aquella que pertenece al género dramático, donde se sufre mucho, de gran duración, un poco incomprensible y que se autorodea de un halo de importancia que seguramente no tiene. Es decir, una película de estas minoritarias que se proyectan en cines de arte y ensayo y tienen un público muy reducido. Podéis pensar que estoy exagerando pero os digo por experiencia propia que esto ocurre en demasiadas ocasiones.

Sinceramente, yo odio el cine minoritario. Creo que no hay cosa más triste que entrar en una sala de cine y verla medio vacía, con un público que se cree superior a la media y que considera que son una especie de elegidos por disfrutar de una película que al gran público aburre. Y es que pienso que esto va en contra del propio cine.

Entonces ¿qué es una buena película? ¿Será aquella que trata al espectador como alguien inteligente pero a la vez es capaz de ofrecer entretenimiento? ¿Un filme que puedan ver tanto aquellos que necesitan algo más que imágenes como los que quieren disfrutar de dos horas de evasión de la realidad? Yo creo que sí aunque, claro, es mi opinión personal ...

El señor Nolan se está convirtiendo en todo un maestro a la hora de hacer buenas películas, o al menos el concepto que yo tengo de ellas. Memento es una arriesgada película pero a la vez un más que correcto filme de acción; Batman begins reinventó el cine de superhéroes para públicos palomiteros pero también para los exigentes; El truco final es una rareza capaz de unir al espectador de cine de multisalas con los que ven películas de época; y El caballero oscuro, sencillamente, es una de las mejores obras de la década, un prodigio que usa a Batman para hablar del terrorismo, del caos, de la degeneración de nuestra sociedad y del débil sentido de la justicia que manejamos. De vez en cuando tiene un tropiezo como el de Insomnio pero ojalá que todos los tropiezos fueras como ese.

Y ahora nos llega Origen que es uno de esos extraños casos en los que hay que hablar de originalidad para referirse a un blockbuster veraniego.

No me voy a poner ahora a desgranar Origen porque me parece redundante ya que es el tema estrella en cualquier blog o página de cine, o en cualquier de estado de facebook, de este fin de semana. Todo el mundo habla de la película de Nolan así que ¿qué voy a decir yo que sea mejor o diferente de las millones de cosas que se están comentando? Además, creo que de Origen se puede hablar poco, son 150 minutos que hay que ver y disfrutar en primera persona porque es una experiencia tan cinematográfica que va directa a los sentidos. Podría contaros lo espectacular que es, la manera tan brillante en que trata al espectador como una persona inteligente, el espectáculo trepidante que supone desde que empieza hasta que acaba, lo magistrales que son algunas secuencias como el primer sueño de Ellen Page o el clímax final ... Podría hablar mucho pero nada de eso tendría comparación con el espectáculo que ofrece Nolan en la pantalla.

No hay que leer sobre Origen, hay que verla y después sentarse a discutir con los amigos. Es un blockbuster intelectual o, lo que es lo mismo, una buena película que arrastra a la gente a las salas para darles una experiencia única y una historia de calidad. Porque ¿quién nos iba a decir que íbamos a usar la palabra original para hablar de una superproducción que se estrena en verano?

Ah, y Origen tiene el mejor plano final que un servidor ha visto en años, una de esas imágenes que provocará discusiones cinéfilas durante horas y horas.

El tráiler:


1 comentario:

Yo soy Joss dijo...

Pues a mí me encanta Nolan, pero esta Inception no me parece ni tan intelectual ni tan buena. Original sí, pero partiendo de una idea tan original, no me parece ni que la explote ni que la aproveche, y al final hace un thriller de lo más corriente. Opinión personal claro. Y bueno, qué tiene de especial ese plano final? No entro en detalles porque sería hacer spoiler pero que vamos, no lo veo especial...

Al margen de esto, gracias por tu blog, buen trabajo!, siempre es un gusto encontrarse con gente a quien le guste el cine tanto.