PELICULEROS

lunes, 22 de marzo de 2010

Sobre cines tardíos, peliculones y robos ...


Ayer fue un día raro, raro ... después de un plantón muy poco educado en toda regla, una siesta de dos horas y un cine tardío (por lo que he tardado en quedar con Jose en la capital y por la película que elegimos que ya llevaba en cartel más de un mes) me tocó perder la virginidad en lo que se refiere a robos. Y es que me birlaron la mochila en toda mi cara y sin que yo me diera cuenta, cosas de ser un pardillo recién llegado a la capital. Eso sí, imagino la cara del caco cuando la abrió y se encontró con el Fotogramas de marzo y dos libros, uno de ellos el genial Conversaciones con Billy Wilder de Cameron Crowe. Ni dinero, ni cartera, ni móvil, ni siquiera un mísera iPod. Resumiendo, que o el ladrón era un cinéfilo o su decepción con mi mochila ha sido antológica.

Pero hablemos de la película que Jose y yo disfrutamos, la genial An education. Y es que hay dos razones por las que la película de Lone Scherfig me ha gustado tanto, tanto, tantísimo:

-una es porque las películas de iniciación siempre tienen preferencia en mis gustos cinéfilos. Y An education es una de ellas y de las buenas. La historia del paso de la adolescencia a la madurez de Jenny (impresionante debut el de Carey Mulligan) es divertida, triste, dulce, amarga y dolorosa. Como la vida misma.

-y la segunda es porque el momento vital en el que estoy es muy parecido al que vive la protagonista, ese año donde no sabes lo que quieres y te crees mucho más especial e inteligente de lo que realmente eres. Eso y que Jenny y yo compartimos obsesión por la cultura francesa y por vivir en París.


An education es una de esas películas que convierten su aplastante sencillez en una virtud, que transforma una historia simple en un relato complejo que te cuenta mucha más cosas de lo que parece a primera vista, que te hace darte cuenta de lo absurdos que somos a veces y de cómo nos las cuelan dobladas aunque nosotros pensemos que somos lo más de lo más. Es una película con la que es imposible no identificarte.

Pero, sobretodo, An education es Carey Mulligan. ¿Dónde ha estado metida esta actriz superlativa todo este tiempo? Es impresionante el carisma que tiene en cada fotograma, como aguanta el peso de toda la película siendo una debutante, la luz y magia que irradia, como se merienda al resto de actores aunque éstos sean Peter Sarsgaad, Emma Thompson o Alfred Molina. Kate Winslet, empieza a temblar porque ya tienes sucesora.


Recomendadísima An Education. El tráiler:




3 comentarios:

Trieste dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Chacón dijo...

lleva semanas saliendo en la cabecera de la pagina donde me descargo, y no me habia llamado la atencion... le dare una oportunidad...

y con respecto a lo del robo, me recuerdas a una vez hace un par de años, yo en un mirador con un par de colegas, aparecen cinco chungos pidiendonos droga con navajas, y viendo q no teniamos nada, se llevaron una mochila mia... con un manojo de llaves y un libro de nietzsche, ni más ni menos... ¬¬'

Alfins dijo...

Jota, ¿todo bien? Joder tío, estoy sopesando el devolverte la mochila y todo ;-)

P.d. Ojalá todo sea fruto de que estás pariendo algo grande que pronto veremos o que te han hecho director general de la FNAC, como mínimo.

Un abrazo.