PELICULEROS

lunes, 15 de febrero de 2010

Sobre Javier Quevedo, su invasión de ultracerdas y su talento inmenso como escritor.


Lo de arriba es una captura de pantalla de una de las páginas de visita obligada todos los días: el blog La invasión de las ultracerdas de Javier Quevedo. Lo conocí hace un par de años, cuando un amigo en común nos puso en contacto y el señor Quevedo habló en su blog de lo que entonces era mi último corto, Varices, dedicándole demasiados elogios para mi gusto. Mi corto no se merecía tanto pero al menos valió para que yo entrara en contacto con Javier y su desternillante página.

En La invasión de las ultracerdas se habla de muchas cosas: de libros, de música, de cine, del famoseo de qualité, del famoseo basura, de televisión, de la vida ... de todo un poco, como en botica. Pero lo que le hace tan especial es el sentido de humor con el que el señor Quevedo impregna cada párrafo. No hay línea de texto en la que no sueltes la carcajada, ni post en el que no acabes doblado por la mitad de la risa. Pero todo ello desde un punto de vista inteligentísimo, cínico a la vez que entrañable, sarcástico pero a la vez realista, tierno a la par que implacable.

Con este referente, no era de extrañar que ardiera en deseos de leer las novelas de Javier Quevedo. Porque este señor no es sólo el mejor blogger que conozco sino que encima es un gran escritor. Esta semana pude pillarme su último libro, Todas las maldiciones del mundo, y se confirmó todo lo que me suponía: que tras el cínico y sarcástico blogger se esconde un escritor capaz de reflejar toda la tristeza y soledad del amor en una historia que es tan dura que casi duele.


Todas las maldiciones del mundo es la tristísima historia de un futuro, no muy lejano, donde las drogas permiten inventar o borrar recuerdos, aunque eso provoque adicción. Adicción a olvidar o a inventar. Y en medio de todo eso, Javi nos presenta el relato de un hombre y de una historia de amor acabada pero que aún duele; duele tanto como todas las veces que a alguien le rompen el corazón.

Todas las maldiciones del mundo es un drama teñido de golpes de comedia, una road movie del centro del país a las idílicas playas del sur, es una historia futurista pero que habla de cosas que pasan desde los tiempos de Adán y Eva. Es como mezclar Eternal sunshine of the spotless mind (aunque el libro de Javi estuviera escrito antes que esta mítica película) con Matrix, Los puentes de Madison, Una historia verdadera y la película y/o libro más triste y romántico que se os ocurra.

Si un libro me gusta mucho, suelo subrayar las partes que más me han llegado. Con Todas las maldiciones del mundo tengo páginas y páginas subrayadas. Os dejo con algunas citas imborrables de esta joyita:

"De pequeño rodo resultaba más simple. No digo fácil, digo simple. LLovían preguntas como ¿qué quieres ser de mayor? y uno nunca respondía con medias tintas. Cualquier cosa servia. De pequeño uno quiere ser futbolista, astronauta, estrella de Holywood, piloto de Fórmula 1, millonario o incluso feliz. La felicidad, sin ir más lejos, no era un estado transitorio, sino un objetivo que se alcanzaba y se retenía para siempre. Después, uno crece y deja lo de astronauta para otro, se pone a estudiar Magisterio y, con suerte, acaba de camarero en una pizzeria. Es como un cuento de hadas sin hadas. Tus padres no estarán aquí siempre, tus amigos tampoco, nadie a quien quieras estará aquí siempre ... ni siquiera tú mismo. Y es un estado tan transitorio que lo único que puede hacer es ponerte de mala leche."

Muy grande Todas las maldiciones del mundo, recomendado 100%. Yo, sin ir más lejo, mataría por adaptarla al cine.

3 comentarios:

Luis Chacón dijo...

joooo q alguien me lo mande a asia, q yo tb soy fiel seguidor de las ultracerdas y muero por leer la novela!! en cualquier caso, coincido contigo, todo son elogios para dicho blog... no sabia q os conociais, ahora te envidio un poco :P

Alfins dijo...

Espero que el resto de parrafos subrayados estén mejor que éste.
De todas formas ya lo agregué a favoritos.
Bloguero por bloguero http://popyb.blogspot.com/
Igual hasta lo conoces en persona y todo, pero la intención es lo que cuenta, no dicen eso.

P.d. Hablando de Quevedo, ¿Has leído algo de un tal Francisco de...? :-P

caotico_jq dijo...

Aynsss... qué sonrojos. Muchísimas gracias por la entrada (y ya sabes que la adaptación al cine siempre es una opción que tienes ahí).

En cuanto al comentario de Alfins, he de decir que este tampoco es uno de mis fragmentos favoritos. Si quiere leer más citas, aquí hay otras más:

http://merlinpurpura.blogspot.com/2009/09/subrayados-15-todas-las-maldiciones-del.html

Y si eso le lleva a leer el libro entero, tanto mejor. ;-)