PELICULEROS

sábado, 2 de enero de 2010

Y colores en Pandora descubrir ...

Jo, me da mucha pereza escribir sobre Avatar a estas alturas pero no pienso ser el único que se quede sin opinar sobre la que parece va a ser una de las películas más importantes de la historia del cine. Y es que ayer pude verla por fin, después de días sin conseguir entradas, de cines llenos hasta la bandera donde no cabía un alfiler, de colas kilómetricas en las taquillas en las que no me apetecía perder mi tiempo y de problemas varios (entre ellos quedarnos en el coche sin poder salir del garaje porque la puerta no funcionaba) que parecían confabular contra mí para impedirme ver la dichosa película.

¿Es para tanto Avatar? Pues mucho me temo que soy de los que piensa que sí, que es para eso y para mucho más. Y todo eso a pesar de que James Cameron debería aceptar de una vez que escribir no es lo suyo, que como director es único y visionario pero como escritor es peor que Ana Rosa Quintana. Y ojo, no lo digo porque la historia de Avatar sea un remake bélico de la historia de amor entre Pocahontas y John Smith, cosa que no me molesta en absoluto aunque haya un momento en que los dos protagonistas parece que vayan a cantar "Colores en el viento" sólo que cambiando el Nuevo Mundo por el planeta de Pandora. Lo digo porque como dialogista, Cameron no da una y pone en boca de los personajes frases que dan ganas de ir a Los Ángeles, buscarle, encontrarle y darle una hostia.


Pero (y creí que nunca diría esto así que perdonadme) poco importa el guión cuando la sencillez de la historia funciona a la perfección y Cameron introduce al espectador en una experiencia completamente nueva, ESPECTACULAR a más no poder (llevo desde ayer intentando encontrar una película cuyo visionado me impresionara técnicamente tanto como el de Avatar y no recuerdo ninguna) y que funciona brillantemente como blockbuster de calidad. El mamonazo de James ha sido capaz de rodar una historia vieja y mil veces contada de tal manera que todo parece nuevo.

Avatar engancha y, sobre todo, emociona hasta límites insospechados aunque los protagonistas sean bichos azules y muy feos. Desde que empieza hasta que acaba, todo es puro cine, una experiencia visual fascinante que se permite el lujazo de hacer sentir al espectador que nunca ha visto ni se ha hecho algo igual, algo impensable en estos tiempos donde todo parece que se ha inventado.


Se está comentando mucho que Avatar cambiará la historia del cine. Yo no sé si lo hará o no, aunque Cameron ya pude decir que lo hizo en 1998 con Titanic, pero sí creo que va a tener un impacto brutal en toda una generación de niños que algún día serán directores de cine. Me explico: durante todo el visionado de Avatar, no pude evitar recordar todas las sensaciones que experimenté en 1993 cuando, con 11 años, vi Parque Jurásico en un cine lleno hasta la bandera. Con el paso de los años, he descubierto que a todos los de mi generación que ahora queremos o intentamos hacer cine, uno de los puntos en común más habituales que nos une es el fuerte impacto que nos causó la película de Steven Spielberg. En quel lejano 1993, fue como una auténtica revelación, ver algo que nunca se había hecho, descubrir que nada tenía límites y que hasta los dinosaurios podían volver en una pantalla de cine. Pues bien, ayer muchos niños salieron de la sala donde se proyectaba Avatar completamente eufóricos, aplaudiendo y alucinando sin ni siquiera quitarse las gafas 3D, como si quisieran retener todo lo que pudieran la experiencia que acababan de vivir. Pues en este sentido sí creo que la película de Cameron cambiará algo en la historia del cine; estoy seguro de que toda una generación de niños acaban de descubrir que quieren ser directores de cine gracias a Avatar. Y eso tiene mucho mérito ...

5 comentarios:

seo dijo...

hola¡ no se muy bien como llegue a tu blog pero me parece muy interesante.

seguiré leyendote

saludos

por cierto, avatar me gusto mucho pero no tuve la oprtunidad de verla en 3d, que eso debe ser impresionante

Federico Casado Reina dijo...

Estoy de acuerdo, Jota. Una película alucinante.

Alfins dijo...

LO PROMETIDO ES DUDA.
Porque te lo comenté en mi anterior post que si no...
Habrá un antes y un después de esta película. Doce años después de Titanic (cuánto daño le hizo ese iceberg al bueno de Cameron!). Más de cuatro años de gestación. 500 millones de dolares de presupuesto. Campaña promocional hasta la saturación. Los que han visto los primeros 17 minutos aseguran que nos encontramos ante la octava maravilla del séptimo arte. Que si el poster definitivo. Que si la fecha de estreno será... La revolución ya se estrenó. Y colas y más colas. Y dolares y más dolares. Y euros y más euros. Que si en digital, que si en 2D, que si en 3D, que si analógica y va que chuta. Pues tampoco era para tanto. Menuda bazofia. Cameron en el país de los pitufos. Una experiencia sin igual. Qué dónde está el guión?. Que a quién le importa lo que se cuente si se cuenta como te lo cuenta James?. Que si Pequeño Gran Hombre, Un hombre llamado caballo, Pocahontas,...Recauda no sé cuántos millones en los primeros diez días. Que si ha conseguido lo nunca visto hasta ahora. Que si este es el cine del futuro que lo paren que yo me bajo. Que al Rey del Mundo se le quedó la corona pequeña. Que si militarismo versus ecologismo. Que una generación entera de niños querrán ser directores de cine después de su visionado. Que si se dice que es un guionista tan tan malo que cuando hizo la primera comunión, el cura le dió dos hostias. Que si me dan ganas de defender la película cuando se la ataca sin piedad. Que me dan ganas de atacarla sin piedad cuando se la defiende de forma furibunda. Que si dura lo que dura pero se me pasó en un suspiro. Que hubo momentos en los que me dio ganas de meterme debajo de la butaca (con gafas y todo) de vergüenza ajena. Que si volverá alguna vez el Cameron de los Terminator's y de Aliens (hasta el de Abyss). Que porque lo prometido es deuda que si no de qué y de cuándo.
P.d. Que si habrá Pandora para rato. Que si ya se piensa en segundas y terceras partes. Que... ya era hora de que no estuvieramos de acuerdo.

Minisuina dijo...

Hola J. La película es impresionante desde mi punto de vista, ya que pienso que la moraleja de la historia es: cuida, protege y ama a tu entorno porque se te olvida que puedes conectar con él si lo deseas, antes de machacarlo y matarlo para siempre...y claro, el amor entre Jake y Neitiry es lento y puro. Sin palabras me quedé al salir del cine.

Luis Chacón dijo...

sin buen guion no hay buena peli, soy de los q opinan asi... avatar es un paston en efectos especiales, pero muy deficiente en historia (como dices es una mediocre pocahontas y le hacemos un favor comparandola con la misma), actuacion (no me extraña tampoco, pobres actores tener q rodar 3 horas de peli delante de telas verdes..)... una peli de indios y vaqueros muy impactante visualmente, pero bajo mi punto de vista, cambiar la hitoria del cine es algo que obras como el padrino solo pueden permitirse.
espero no sona muy duro!
un saludo y siempre es un placer pasearme por tu blog!