PELICULEROS

lunes, 25 de enero de 2010

Sobre películas imprescindibles desde ya ...


Uf, que pereza ... ya estamos en la temporada de premios. Que si hay que ver tal película, que si Meryl ya está otra vez nominada, que si no entiendo por qué esta tiene cuatrocientas mil nominaciones a los Oscar si es una caca, que si tengo que ver todas las aspirantes a premio para ser el más cool y el más entendido ... lo dicho, una pereza. A mí lo que más gracia me hace de esta época es la contradicción de alguna que otra película de la que se lleva hablando hasta la saciedad, ese filme que hace sólo unos meses todos daban por ganador y, cuando se estrena, se lleva de calle las peores críticas de la temporada, aparte de que el público decide ir a echarle de comer a los patos antes que gastar su dinero en verla. Estoy hablando, of course, del fiasco de Nine, al menos en EEUU porque en Europa parece ser que interesa un poco más.

Ayer intenté ver el musical del muy interesante Rob Marshall, motivado también por mi amor incondicional a Pe. Pero, oh sorpresa, las entradas estaban agotadas. No negaré que me encanta eso de ir al cine y ver que la sala está llena, algo impensable en Andalucía hoy por hoy y que sólo me ocurre desde que me mudé a Madrid. Pero fastidia también lo suyo tener una película en mente y tener que elegir otra ... aunque en este caso salimos ganando ¿Por qué? Pues porque de rebote elegimos ver Up in the air, otra de la que se lleva hablando meses como clara favorita a los Oscar.

Hacía ya tiempo que quería ver la nueva película del director de mi idolatrada Juno, concretamente desde que vi estre tráiler:



Con Up in the air parece que está pasando justo lo contrario que con Nine, todas las expectativas se han superado y todo lo que el público y la crítica habla de ella son maravillas. Y sí, yo me apunto a soltar por mi boquita piropos para Jason Reitman, George Clooney y la madre (o padre, que para eso es Ivan Reitman) que los parió.

Hacía tiempo que no me pasaba en el cine que no tuviera ganas de que la película terminara. Por mí hubiera podido tener un metraje de 24 horas y no me hubiera importado lo más mínimo. De hecho, parecía que el mismísimo Billy Wilder hubiera resucitado de entre los muertos y hubiera dirigido esta comedia dramática y amargísima sobre el éxito, la soledad, el amor, las frustraciones, los sueños perdidos, los reencontrados, los que nunca alcanzamos ... sobre las personas.

Up in the air la ves con una sonrisa permanente en la boca, hasta que te das cuenta de la inmensa tristeza de lo que te cuenta, de la profundidad de lo que aparece en pantalla y de lo mucho que se parecen los personajes a nosotros mismos.


Que sí, que corráis a verla, que ya estáis tardando ... ¿quéreis más razones? Pues ala, aquí tenéis unas cuantas: George Clooney está espectacular en la mejor interpretación de su carrera, poseedor de un carisma arrollador que llena de verdad a su antipático pero entrañable personaje; Vera Farmiga se come la pantalla cada vez que sale y se posiciona ¡por fin! como la estrella que hace tiempo que debería ser; y Anna Kendrick ... que digo de Anna Kendrick .... pues que es el descubrimiento del año, de la década, del siglo, que se lleva de calle al público y que se convierte en una actriz brillante de comedia y drama con su inolvidable personaje de una joven ambiciosa pero perdida, desorientada y profundamente amargada.


Up in the air rebosa talento, genialidad y humanidad por todos lados. Es mucho más real que cualquier petardada de cine social que hay que aplaudir con las orejas porque sí, porque si no lo hacemos parece ser que no somos inteligentes. Y es a la vez una película llena de personajes de verdad, de risas, de decepciones y de pellizcos en el estómago ... coño, lo que viene a ser una historia sobre la vida.

Imprescindible desde ya.

2 comentarios:

Fernando de Luis-Orueta dijo...

Me alegro de que te haya gustado tanto y de que tengamos (¡por fin!) una visión parecida sobre una gran película: http://www.tiooscar.com/201001221664/noticias/criticas/critica-altisima-up-in-the-air

Alfins dijo...

AMÉN.

P.d. Desde aquí mi contribución para conseguir que este peliculón (otro)de Jason Reitman consiga colgar en las taquillas de toda Andalucía el cartel de... OVERBOOKING.