PELICULEROS

martes, 29 de septiembre de 2009

Sobre candidatas a la estatuilla del hombre desnudo con espada en la entrepierna ....


Pues ya tenemos representante española para mandar a los Oscar de Jolivud, El baile de la victoria de Fernando Trueba. Una elección que más o menos se veía venir y que se justifica por ser la película más académica y nominable de las tres preseleccionadas. Aunque reconozco que el martes que se anunciaron las candidatas yo aposté en principio por Mapa de los sonidos de Tokio por ser la más internacional y por tener como prota a una actriz nominada a un Oscar, Rinko Kikuchi. Gordos era mi favorita pero reconozco que le sobraba metraje y obsesión por el sexo lo que le quitaba muchas, muchas posibilidades.

Así que esta mañana mi admirado e idolatrado Álex de la Iglesia y la actriz que interpretó a Carlota en Al salir de clase, Pilar López de Ayala, han anunciado que la elegida para representar al cine patrio en la carrera por ganar la estatuilla del hombre en pelotas con una espada por entrepierna es la película de Trueba. ¿Indignación general? Pues no sé, la verdad es que en la sala donde la vi poca gente salió diciendo cosas buenas, de hecho mis compañeros me miraron con cara de sorpresa cuando les dije que la película me había encantado. Ya hablé hace poco en este blog de todas las sensaciones que me despertó el visionado de El baile de la victoria y de lo bicho raro que me siento por haberla disfrutado tanto igual que me pasó con la cinta de Coixet. ¿Será que me gusta ir en contra de Carlos Boyero en particular y del mundo entero en general?


Pero lo cierto es que era la elección más lógica para mandar a los Oscar y más en este año catastrófico en lo referente a la calidad artística de las películas estrenadas. Quizás muchos hemos echado en falta Camino que a pesar de haberse estrenado hace un año podía haber entrado perfectamente en la terna finalista viendo lo que pasó con Siete mesas de billar francés. Pero hay que rendirse a lo que hay y lo que tenemos es una gran película con algunos baches pero con muchas virtudes y dirigida por un hombre que ya se encargó de dar el mejor discurso de agradecimiento de la historia de los Oscar:



El baile de la victoria se estrena el 4 de diciembre y espero que tenga toda la suerte del mundo en taquilla porque se lo merece. El tráiler:


lunes, 28 de septiembre de 2009

Sobre bastardos y Freddy Krueger ...


Que conste que creo que Quentin Tarantino es uno de los directores más sobrevalorados de la historia, me parece que al ex-dependiente de videoclub le sonó la flauta con Pulp Fiction y Jackie Brown pero después de eso no ha sabido recuperar su supuesta maestría porque Kill Bill no es más que un juguete muy caro con el que se le permitió jugar y Death Proof es un truño de proporciones gigantescas. De hecho me gustaría que muchos de los gafapasta con los que discutí sobre las "virtudes" de Death Proof hubieran visto la película sin créditos a ver qué me decían ... Reservoir Dogs me parece un debut simplemente correcto pero con la simpatía de estar hecho con muchas ganas, muy poco dinero y mucha inventiva. Eso si, Tarantino siempre me ha caído simpático porque en cada entrevista que se le ha hecho no ha dudado en demostrar una pasión contagiosa por el cine y, lo más importante, parece ser muy consciente de la suerte que tiene de estar donde está viniendo de donde viene. Vamos, que me da la impresión de que mister Tarantino es un tío muy majo con el que me encantaría irme de cañas ...



Hace ya unos meses que se viene hablando de la última peli de Tarantino, Malditos Bastardos. La verdad es que por temática y por género no me llamaba nada la atención más cuando aún me acuerdo del dolor de culete de tanto moverme en el asiento que me provocó la tortura de visionado de Death Proof . Y es que uno está ya un poco hasta el santo moño de películas basadas en la II Guerra Mundial (no diré ya hasta donde estoy de filmes sobre la Guerra Civil) porque pienso que a estas alturas de la vida ya sólo se deberían hacer historias sobre este conflicto si se va a contar algo desde un enfoque original y atrevido, algo así como lo que hizo Guillermo del Toro sobre la Guerra Civil con esa maravilla que fue El laberinto del fauno. Así que la verdad es que me ha costado decidirme a pasar por taquilla pero la verdad es que cinco minutos después de que se apagaran las luces ya me di cuenta de que Tarantino había vuelto a los tiempos de Pulp Fiction y Malditos Bastardos iba a ser de las buenas ... de hecho es una de las películas que más he disfrutado en un cine desde hace mucho porque desde que empieza hasta que acaba es un homenaje al cine, a su poder de cambiar las cosas y a como a veces, sólo a veces, un cineasta puede usar su película para cambiar el curso de la historia aunque sólo sea durante dos horas y media.

Pero si algo me gustó de la película fueron los actores ... me sorprende que se haya dicho hasta la saciedad que Brad Pitt está flojito cuando a mí pareció que lo bordaba, de hecho me parece que avanza a pasos agigantados para ser el mejor actor de su generación. Pero voy a ser tópico y me voy a rendir a las evidencias y a lo que todo el mundo comenta: vaya dos descubrimientos los de Cristoph Waltz (el sádico cazajudíos) y Mélanie Laurent (la judía propietaria del cine que se convierte en el gran protagonista de la película) El resto del reparto está brillante pero ellos dos se comen la pantalla y se ganan la complicidad del espectador haciéndoles partícipe de una película que es divertida, original, rompedora y que respira amor por el séptimo arte en cada fotograma. Una gozada con la que me reconcilió con Tarantino aunque aún no usaré la palabra genio unida a su nombre ... esperaré a ver la próxima película porque algo me dice que a Quentin le gusta darnos una de cal y otra de arena.


Y pasando a otro asunto, hoy se ha hecho público el espectacular y prometedor tráiler del remake de Pesadilla en Elm Street que se estrenará en abril de 2010. Reconozco que estoy en ascuas porque la película original de Wes Craven sigue siendo una de las pocas cintas que me quitan el sueño a día de hoy pero también admito que algunos remakes de películas de terror clásicas (La matanza de Texas o Las colinas tienen ojos) han acabado superando a las originales y convirtiéndose en excelentes filmes de terror más allá de su condición de remake. Pero también estoy un poco mosca porque los aficionados al horror también nos hemos encontrado con basuras antológicas en forma de nueva versión (Prom Night, San Valentín Sangriento o Viernes 13) ¿Qué pasará con Pesadilla en Elm Street? ¿Será de las buenas o de las malas?


En principio le vamos a dar un voto de confianza por la sabia decisión de escoger como el nuevo Freddy Kruegger a Jackie Earl Haley que ya demostró lo gran actor que es al interpretar a un personaje tan desagradable como el pederasta de Juegos Secretos de Todd Field. Y el tráiler promete, promete mucho:



sábado, 26 de septiembre de 2009

Sobre semanas de adaptación ...


Ahora entiendo porque todos los que se van de una ciudad costera a la capital, lo primero que hacen al volver de visita a esa ciudad es ir corriendo a la playa. Es como la llamada de la selva, no importa que llueve o truene sino que lo importante es tomarse el café, la cervecita o el vinito delante del mar como si llevaras sin verlo años. No me quiero ni imaginar lo mucho que voy a echarlo de menos cuando llegue el calor ...

La adaptación a Madrid está yendo mejor de lo que me imaginaba, sobretodo después de unos primeros días donde a punto estuve de hacer de nuevo las maletas y huir cual cobarde. Durante la primera semana descubrí que sufría de un "catetismo" mucho más acentuado y grave de lo que yo pensaba, varias veces me sorprendi a mí mismo en mitad de las escaleras del metro con el mapita de los coujons desplegado ante mí como si se tratara del mapa del tesoro. Y no pocas veces he descubierto lo que es perderse y encontrar el bus correcto cuando hacía ya una hora que habías quedado. Y por supuesto también he comprobado lo que es quedarse parado en la parte izquierda de las escaleras mecánicas del metro sin saber (al parecer era yo la única persona que lo desconocía) que por ahí es por donde tienen que subir corriendo los estresados que tienen prisa. Y faltaría más, me he dado cuenta que eso de llamar y decir "ei, estoy por el centro ¿nos tomamos un café?" debe ser previsto y apuntado en la agenda con varios días de antelación.

Para colmo mis primeros días en la capital fueron lluviosos y fríos lo que tampoco ayudaba mucho a mi ánimo. Pero todo tiene su cara A y en mi caso ha sido reencontrarme con viejos colegas de la facultad que se habían ido hace tiempo a Madrid, comer pizzas a las 7 de la mañana mientras comentas como ha ido la noche, volver a tener a tu lado a gente que era indispensable para ti y con los que tenías que hablar a base de tarifa plana ... y por supuesto descubrir lo que es poner el contador de tu vida a 0 y saber que tienes una pista infinita por delante para correr todo lo que te de la gana...

Madrid mola pero prefiero poner fotos de esa playa que tanto echo de menos y con la que me he reencontrado en esta visita relámpago de fin de semana (antes de que se desatara el diluvio universal sobre Málaga, claro):



Curiosamente la semana pasada estaba en casa de Lydia marujeando y comentábamos lo mucho que se parecía la etapa de nuestra vida por la que estamos pasando ahora mismo con esas pelis cutres que tanto nos gustan y que siguen la fórmula infalible de: chico/a de provincias llega a la gran ciudad con un sueño (aunque creo que el uso de esta palabra ya ha sido completamente gastado por el millón de veces que Lola la usa en Fama o el reality eterno), descubre que la vida allí es muy complicada, entonces decide tirar la toalla pero justo en ese momento conoce a un grupo de amigos (o a una moza o mozo de buen ver) que le ayudan a triunfar después de superar muchos, variados y pintorescos obstáculos. Sabéis a lo que me refiero ¿no? Esas pelis de cerebro en modo off que son perfectas para la ecuación "tarde de domingo + sofá + mantita" Y en esa misma conversación decidimos que la reina de ese tipo de pelis es, sin lugar a dudas, esta:


Una de las cosas que más he disfrutado de Madrid ha sido la Academia de Cine donde, invitado por Pablo, pude estar el día en que se anunciaron las tres películas preseleccionadas a los Oscar. Y el martes pasado Lydia, Cristina y yo aguantamos una cola kilométrica para poder entrar en la sala de cine de la Academia y ver El baile de la victoria de Fernando Trueba que llegará a los cines el 4 de diciembre y que tiene todas las papeletas para ser la elegida finalmente por los académicos para competir en la carrera por los Oscar. Con esta película me pasó un poco como con Gordos, que ya me habían hablado fatal de ella y eso sólo hizo que me picara más la curiosidad por verla ... y no es por seguir llevándole la contra al mundo pero a mí me dejó emocionadísimo y con un muy buen sabor de boca.



Pero siendo sincero he de reconocer que cualquier película que hable sobre perdedores ya me tiene ganado. Y en El baile de la victoria hay unos cuantos ... y muy bien interpretados, sobretodo por la pareja joven formada por Abel Ayala y Miranda Bodenhofer que clavan sus papeles de buscavidas encantador y de bailarina muda. De Ricardo Darín no hablo porque en este hombre la novedad será el día en que haga algo mal. El caso es que Trueba dirige una película que habla de demasiadas cosas (quizás ese sea su fallo, que quiere abarcar demasiado y deja muchas cosas en el aire) pero que sale vencedora por la ternura de sus personajes, la madurez y maestría de Trueba detrás de la cámara (impresionante y poético el momento en que los dos jóvenes se conocen y ella le demuestra sin palabras lo que mejor hace en la vida ... que es bailar) y por ese sabor agridulce que tan bien ha sabido imitar el director de su adorado Billy Wilder.


Para todo lo demás aún me queda mucho que escribir sobre este viaje iniciático que estoy emprendiendo ....

sábado, 19 de septiembre de 2009

Sobre una película valiente y hecha con dos cojones ...


El pasado miércoles Lydia y Cristina acudieron a mi rescate y me salvaron de mi adaptación a un Madrid lluvioso llevándome a los Cines Ideal a ver Gordos, la segunda película de uno de los directores más personales, interesantes y carismáticos del cine patrio, el genialísimo Daniel Sánchez Arévalo. Entré al cine expectante porque de Gordos me habían hablado cosas buenísimas y cosas malísimas por lo que deduje que era una película que merecía la pena ver porque desde luego que a nadie dejaba indiferente. Y aunque amigos míos me digan que lo hago sólo para llevar la contra al mundo pues resulta que la película de Sánchez Arévalo me pareció de lo mejorcito del cine patrio de este año.

Pero antes que nada sí es verdad y justo decir que Gordos está muy por debajo de AzulOscuroCasiNegro sobretodo, y en mi modesta opinión, porque carece de lo más importante que sí tenía su ópera prima: unos personajes humanos con los que te identificabas mucho, muchísimo. A mí los protagonistas de Gordos me parecieron bastante desagradables y antipáticos casi todos a excepción de una cada vez mejor actriz Verónica Sánchez que borda un papel no tan sencillo como puede parecer a primera vista. Además tampoco entendí mucho esa obsesión por el sexo a lo largo de todo el metraje (sí, ya sé que decir esto es una contradicción viniendo de alguien que acaba de estrenar un corto llamado Placer) y creo que fácilmente se le podían haber recortado veinte minutos al metraje.


Pero bueno, todo eso se le perdona por la dirección de Sánchez Arévalo que crea momentos brillantes y secuencias delirantes pero muy efectivas (ese Cristo fosforescente o el bizarro momento del polvo entre Teté Delgado y su marido) así como un guión que es original, arriesgado, valiente, poco complaciente y toda una rareza en un cine que sigue creyendo que hacer películas sobre la Guerra Civil es lo más. Pero sobretodo Gordos destaca por lo que ya lo hacían los cortos de su director: una plantilla de actores brillantes. Aunque la crítica se ha centrado mucho en Antonio de la Torre (que está genial, todo hay que decirlo) creo que la palma se la llevan tres nombres del reparto: Raúl Arévalo (que demuestra una vez más porque va camino de ser el mejor actor de su generación), Marta Martín (un descubrimiento que borda su papel de adolescente gorda y marginal pero con un matiz de hija de p... y mala leche que se agredece) pero en especial una increíble Leticia Herrero que no sólo tiene unos ojazos impresionantes sino una luz y un carisma que deberían tener ya su nombre escrito en el Goya a la mejor actriz revelación de este año. El único actor que no me gustó nada fue Adam Jeziersky pero porque me pareció que repetía al 100% su papel de Gorka en la serie Física o Química.


En fin, que después de tanta palabrería simplemente decir que lo más disfruté de Gordos fue que es una película hecha con mucha valentía y con dos pares de cojones y sólo por eso Daniel Sánchez Arévalo se merece todo mi respeto y mi agradecimiento. Hacer un reparto coral con personajes tirando a desagradables, hablar de la obesidad física como excusa para tratar otros problemas y tener los coujons de meter una escena de sexo como la de Teté Delgado (aún no se me quitan de la cabeza los efectos de sonido de la penetración ..... ) son motivos suficientes para que esta peli sea la que nos represente en los próximos Oscar. Crucemos los dedos por Daniel y sus Gordos.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Sobre la crónica de un estreno ...


Mañana hará una semana del estreno de Placer y ya sé que debería haber hecho la crónica del estreno antes pero la mudanza a Madrid y la adaptación a la capital me han tenido demasiado ocupado como para pensar en actualizar el blog. Por cierto, que es verdad que no sabes lo que es vivir en el sur hasta que te vas de allí ... ayer mismo me sorprendí corriendo como un infectado de 28 días después para coger el metro ¿será eso una señal de que ya me ha adaptado a la vida de la big city?

Bueno, resumiendo voy a intentar hacer una crónica de lo que fue la puesta de largo de Placer y probablemente uno de los días más especiales de mi vida:

-a las 11:00 de la mañana, con el café recién tomado y las ojeras imposibles de borrar, presentamos el corto a los medios. Muchos nervios porque era la primera vez que la historia se enfrentaba a espectadores ajenos al equipo. Al final de la proyección, y tras contestar a las preguntas pertinentes, una de las periodistas me dijo: "da miedo lo mucho que te identificas con los personajes, quien te diga que no te está mintiendo. Incluso en las partes más incómodas te reconoces o reconoces algo que te han hecho a ti"


-a las 19:00, y ya enfundado en mi modelito gracias a mi cuñado, me recoge Sinuhé para ir al Auditorio. Cuando entro en el hall empieza a encogérseme el estómago al ver los póster de Placer y los affiches de los protagonistas junto a la puerta de entrada. También nos impresiona mucho ver el patio de butacas vacío ....

-a las 20:00 ya estamos los que tenemos que estar dentro: director (moi), productor (Habacuc Rodríguez), actores (Ignacio Mateos Vivancos, Sergio Ocón, Chico García y una bellísima Maggie Civantos, se echo mucho de menos a Noemí Ruiz, Juan Caballero y Laura Artolachipi que no pudieron venir por motivos de trabajo) y presentador (Rafael Robles Rafatal). Ensayo general y todo ok para empezar a recibir a la gente.


-a las 21:00 ya están las 400 butacas del Auditorio casi completas. ¿Quién falta? Pues para no variar alguien de mi familia: mi madre, mi hermano y dos amigos íntimos se han perdido y no encuentran el sitio. No queda otra que hacernos un poco de rogar hasta que me asomé detrás de las cortinas del escenario y comprobé que a duras penas pero sanos y salvos habían conseguido llegar.

-aproximadamente a las 21:20 Rafatal hace aparición en el escenario y me regala la presentación de Placer. Como todo en él desborda amabilidad, simpatía y profesionalidad. Nunca hubiera soñado con un maestro de ceremonias tan genial como él. Después de su discurso nos dio paso a Habacuc y a mí para hacer lo que más odio en el mundo: intentar decir unas palabras coherentes y mínimamente interesantes. Sergio, Maggie, Chico y Nacho aguantan el tipo como pueden detrás mía aunque en la foto aparecen misteriosamente entre sombras.



-sobre las 21:30 se apagan las luces y sobre la pantalla de cine aparece una casa rural y Lola (Laura Artolachipi) sale a la terraza para poder hablar por teléfono con el padre de su hija. Ya están las cartas sobre la mesa, a partir de ahí ya no hay marcha atrás. Me sorprende especialmente que el público se ría en determinados momentos donde el humor que usamos era muy arriesgado, me gustó el silencio sepulcral que se produjo en ciertas secuencias no muy cómodas y el aplaudo espontáneo de la sala en mitad del monólogo de Adrián (Juan Caballero).

-a las 22:00 se encienden las luces y la gente aplaude. Empezamos a recibir críticas, sorprendentemente la mayoría positivas y curiosamente casi todas nos dicen que Placer se les hace corto, que quieren más. También comprobamos que la parte más criticada es el final, curiosamente de lo que estoy más orgulloso lo que demuestra mi poco tino a la hora de ponerme en el lugar del público.

-muy especial es esta foto, mucho. Con el estreno del corto conseguí reunir a mis compañeros de facultad de Periodismo, esas personas tan especiales con las que crecí y me hice mayor y de las que nos separamos por eso tan absurdo que es tener que buscarse la vida y el trabajo. Que grandes que sois coño ...


-a las 00:00 nos vamos de fiesta, equipo y amigos nos reunimos en el Frankamente para disfrutar de un conciertazo de Hungry Butterfly (responsables de la BSO de todos mis cortos) y empezar a recibir opiniones de Placer. Para no variar en mí llegué un poco tarde por lo que me perdí lo de la foto de abajo, una mujer desnuda sobre la que se comió sushi cortesía de las dueñas del bar. ¿Sabrían que soy fan de Isabel Coixet y que me encanta el prólogo de Mapa de los sonidos de Tokio?


Y ya está. Desde el viernes nos han estado llegando mails opinando sobre el corto, lo podéis ver pinchando aquí.

Dos días después abandoné el sur pero eso es otra historia .... con demasiados cambios como para ser contada en una simple entrada de este blog.

sábado, 12 de septiembre de 2009

"Placer" ya está en la red ....

Tengo que hacer una crónica detallada del estreno de Placer de ayer, quizás una de las noches más especiales de mi vida. Pero en unas cuantas horas dejo la ciudad que ha sido mi hogar durante nueve años y emprendo una aventura rumbo a la capital. Y ahora mismo tengo un pellizco en el estómago raro, una sensación de hacerme mayor que me da mucho miedo.

Sólo diré que de anoche me quedo con la cantidad de gente que me dijo que se había sentido identificado con los personajes ....

Ahora empieza la aventura en solitario de Placer y ya está disponible en la red para recibir críticas de todo tipo. Actualización breve pero con una razón de peso, enseñar el trabajo de 30 personas concentrado en esto:

PLACER from Black diamond productions on Vimeo.






miércoles, 9 de septiembre de 2009

Sobre una cita para el próximo viernes ....

En la foto de arriba, de izquierda a derecha y de arriba a abajo, estamos Ignacio Mateos Vivancos (Abel), Sergio Ocón (Juan), Laura Artolachipi (Lola), Chico García (Max), Maggie Civantos (Leo), un servidor, Juan Caballero (Adrián) y Noemí Ruiz (Ruth) . Ellos son los siete protagonistas de Placer, las siete maneras diferentes de ver el sexo que muestra el cortometraje, las siete personas que me robaron el corazón en el rodaje por su dedicación, entrega y por su permanente sonrisa más allá del cansancio y de las mil patadas que le pegamos al plan de rodaje.

Ya queda muy poco para verlos en acción. El viernes 11 de septiembre se estrena Placer a las 21:00 en el Auditorio de la Diputación de Málaga (C/Pacífico s/n) La entrada es libre hasta completar el aforo de 400 butacas. El cortometraje será presentado por uno de los directores de cine más carismáticos y geniales que conozco, el malagueño Rafael Robles Rafatal.


Y por supuesto después de la tortura que supone ver tu obra expuesta ante el público toca soltar todo el estrés acumulado, es decir, ¡¡ fiesta de estreno !! El lugar para que el equipo reciba las primeras críticas de Placer entre copas es el pub Frankamente, situado en el muelle Heredia justo delante de la estación de Portillo. Allí estaremos todos y para amenizar la noche Hungry Butterfly (grupo de música compuesto por Armando Gil y Paloma Bresca) dará un concierto muy especial, ellos son los encargados de todas las BSO de mis cortometrajes desde aquel lejano Un cuento de hadas.

Para ver algo de lo que hacen:



Lo dicho, nos vemos el viernes ¿no?



lunes, 7 de septiembre de 2009

Sobre el ojo que todo lo ve, telebasura y películas terroríficas ....


Anoche empezó de nuevo el reality por execelencia, el culpable según muchos del principio del fin de la televisión. España es el único país del mundo donde el formato de Gran Hermano no ha dado señales de cansancio sino que ha llegado hasta su edición número 11, dato que los medios de comunicación no han dudado en lanzar como un síntoma de lo burros que somos los españoles. A mí sinceramente no me parece un programa tan demoníaco ni tan basura, lo que me molesta es lo que rodea al show no el show en sí. Es decir, sí que me toca las narices que ahora toda la parrilla televisiva gire en torno a lo mismo, que se repitan hasta la saciedad las mismas imágenes y que los pobres concursantes tengan que ver sus trapos sucios del pasado expuestos delante de todo el mundo como si aquí la peña fuera un ejemplo de santidad y se viera capacitada para tirar la primera piedra. Sobretodo me parece denigrante la actitud de esa vergüenza para el ser humano que se llama Jorge Javier Vázquez y que cree que el colmo de la libertad de expresión es poder lanzar mierda por esa boquita suya. Luego se enfada cuando ve sus imágenes puesto de todo hasta el culo y bailando como una posesa en el Orgullo Gay.

Pero lo dicho, el programa en sí no me parece que tenga que ser objeto de tantas críticas aunque obviamente creo que lo de experimento sociológico ya debería dejar de ser utilizado por Mercedes Milá. Tampoco tiene nada de malo ver a unas cuantas personas encerradas en una casa y partiéndose (de risa o la cara según el día) De hecho creo que no poder dedicarme al cine me encantaría ser parte del equipo de cásting de Gran Hermano simplemente para saber de donde leches sacan a los personajazos que meten como concursantes. Anoche me quedé sin habla con la chica que entró a la casa abrazada a su muñeca y en el vídeo de presentación contó que sus muñecos tenían relaciones entre ellos y hasta habían tenido hijos-tortuga ... como diría mi amiga Reme "esto es para mear y no echar gota".


Bueno, y la doble de Dolly Parton no tiene precio aunque no sé para que se molestan en contruir una casa ecológica y meten como concursante a una mujer cuyo cardado de pelo puede destruir por sí solo la capa de ozono.


Pero como sé que a muchos no os gusta Gran Hermano, o simplemente os da vergüeza de intelectual el reconocer que lo véis, os propongo una contraprogramación cinéfila porque al fin y al cabo aquí se suele hablar del séptimo arte. Hace unos cuantos añitos descubrí una película de terror independiente llamada My little eye y que era como el reverso oscuro de Gran Hermano. Me explico, en el filme se nos cuenta la historia de un grupo de personas que entran como concursantes en un reality donde permanecerán encerrados durante seis meses en una casa aislada en el campo vigilados por cámaras. Su convivencia será retransmitida por internet en lo que promete ser todo un fenómeno social. Pero justo cuando está a punto de terminar la convivencia uno de los concursantes consigue conectarse a internet y busca ansioso cualquier información sobre ellos ... descubriendo que no hay absolutamente nada, que son desconocidos cuando deberían ser ya estrellas. A partir de ahí comienza la pesadilla. El tráiler:


Lo mejor de Mi little eye es que realmente está rodado como si fuera un Gran Hermano y el espectador ve la pesadilla de los protagonistas a través de las cámaras de la casa. Y acojona, y mucho además, sobretodo el tramo final cuando los personajes empiezan a comprender qué se esconde detrás de su convivencia. Muy recomendable y toda una joya a redescubrir si no lo hicistéis en su día.

Y por supuesto no puedo dejar de hablar de la mejor miniserie que he visto nunca, la fantástica Dead Set que propone un planteamiento delirante (una infección que convierte a las personas en zombies arrasa la humanidad mientras que los pobres concursantes del Gran Hermano inglés no se enteran de nada) para acabar convirtiéndose en uno de los mejores ejemplos de cine de terror de los últimos años, por no decir décadas. Crítica a la llamada telebasura a la vez que perfecto ejercicio de suspense y horror con toques de comedia negra que no desentonan en asoluto. Y el último capítulo es, sencillamente, apoteósico con un plano final que pone los pelos de punta durantes meses ... Una obra maestra absoluta que hace que la frase "la audiencia ha decidido que debe abandonar la casa es ..." suene más terrorífica que nunca. El tráiler:




domingo, 6 de septiembre de 2009

Sobre la mujer de las gafas de pasta rosa ...


En mi blog favorito del mundo mundial, La invasión de las ultracerdas, su autor Javier Quevedo escribió hace poco la crítica más coherente y lógica que he podido leer hasta ahora de la última película de la mujer que dedica los Goya que recibe a la persona que coloca los conguitos en las butacas del Palacio de Congresos de Madrid, mi admirada e idolatrada Isabel Coixet. Pues bien, Javier Quevedo dice lo siguiente:

"A ver, para quien diga que se siente timado por Isabel Coixet: yo esa afirmación sólo la puedo entender si lo que esperabas era que Godzilla y King Kong aparecieran de pronto para arrasar Tokio. Porque la peli es lo que te vendían en el trailer, creo yo, ni más ni menos: una historia de amor de esas contenidas, con algunos momentos en off rollo anuncio de compresas (como es habitual en Coixet, cosa que a mí personalmente me encanta), muchas vistas de la vida tokiense y un par o tres escenas de sexo más o menos explícito (a ella se le ven las mamellicas y a él la pilila un poco morcillona)"

Y es que para bien y para mal hay ciertos cineastas de los que uno no se puede quejar cuando va a ver sus películas. Es decir, que si yo pago por ver la última de Haneke no espero encontrarme con una ñoñería y si voy a ver el último estreno de la Coixet pues sé que voy a ver una historia llena de imágenes evocadoras, cámara en mano por un tubo (como me gusta como maneja la camarita doña Coixet), personajes que reflexionan como el mejor filósofo y música indie para subrayar las secuencias más dramáticas. Quien espere ver otra cosa a estas alturas de la vida es que debería informarse un poco antes de entrar en la sala o no quejarse al salir.


Lo más gracioso es cuando empiezas a hablar de Mapa de los sonidos de Tokio y te toca discutir con un anti-Coixet ya que la conversación suele derivar hacia una charla propia de dos besugos. Me explico, todo eso por lo que a la otra persona no le ha gustado nada la película será seguramente todo aquello por lo que a mí me ha encantado. Lo que el otro ve aburrido yo lo encuentro fascinante, lo que para la otra persona es pedantería para mí es sensibilidad, si se critica la cámara en mano por mareante yo digo que eso acerca al espectador a los personajes ... Llegar a un acuerdo entre los dos sería como pedirle a Tele 5 que dejara de convertirse en el recipiente de mierda en que se ha convertido.

Nada nuevo bajo el sol pues, Mapa de los sonidos de Tokio es Coixet 100% con todo aquello que la hace amada y odiada elevado al infinito. Quizás ese sea su gran problema, que no deja entrar en la película a un espectador ajeno a su cine. Es lo que me pasa a mí con Wong Kar-Wai que por mucho que me digan que es un genio yo me quedo dormido con sus películas a los 10 minutos. Aunque es raro ya que todo el mundo me dice que el hecho de que Isabel Coixet sea una de mis directoras (en general, no sólo en el apartado femenino) favoritas y que no me guste nada Wong Kar-Wai es algo incompatible.


Así que ya sabéis a lo que os enfrentáis si pagáis por ver Mapa de los sonidos de Tokio: una historia de amor marca Coixet entre una pescadera-asesina a sueldo y el dueño de una tienda de vinos catalán. Todo ello contado por un narrador que graba los sonidos de Tokio y con secuencias de sexo en la habitación de un hotel decorado como una habitación de metro. Quizás esto sea lo peor de la película, que después de ver como Ang Lee enseñaba la pasión sexual en Deseo, peligro quizás esto nos sepa a poco. Isa, deberías haber sido más valiente a la hora de mostrar el sexo entre dos personas que están enganchadas precisamente por eso aunque es de quitarse el sombrero el hecho de que el prota sea un tío tan normal, corriente y peludo como Sergi López que no tiene miedo de enseñar sus serranas lorzas.

Os dejo con mi secuencia favorita de toda la filmografía de la mujer de las gafas de pasta rosa:




viernes, 4 de septiembre de 2009

Sobre nervios en el estómago ...


Miedo, mucho miedo .... y el estómago cerrado desde hace un día o dos y eso que quedan aún 7 días para que el auditorio de la foto esté lleno y no vacío como lo hemos visto esta mañana Habacuc, Sinuhé y yo durante las pruebas de sonido e imagen de Placer. Un poco de vértigo me ha dado bajar de la cabina hasta el escenario y colocarme desde donde dentro de una semana los actores, el productor y un servidor daremos la bienvenida a los primeros espectadores que tendrá mi cortometraje. Pensar que el trabajo de más de 11 meses ya no tendrá dueño sino que estará expuesto a los más de 400 ojos que lo verán me da ganas de salir corriendo y no volver al auditorio.


Pero ya poco se puede hacer aunque esta semana es la peor, es la de los nervios, la de tener mal humor todo el día, la de pensar que tu profesión debería ser funcionario en lugar de querer hacer cine y la de tener más dudas de las habituales (que ya de por sí son abundantes) El hecho de que dos días después del estreno sea cuando abandone mi querida Andalucía para instalarme en la capital tampoco ayuda mucho. Por cierto, esta mañana conducía camino al auditorio y mientras aparcaba frente a la playa me di cuenta de que una de las cosas que más voy a echar de menos en Madrid va a ser ese olor a mar .... Vaya verano de cambios, parezco uno de los protagonistas de Cuenta Conmigo camino del matadero, es decir, de la madurez.

Pero durante los próximos siete días Placer ocupa todo mi tiempo. Y tantas noches sin dormir y el curro de más de 30 personas ha quedado proyectado esta mañana en una pantalla blanca. Es raro ver tu corto sentado solo en una sala de 400 butacas aunque cada vez me estoy acostumbrado más a asumir que esta profesión está llena de sensaciones extrañas y únicas.

Abajo Placer proyectado sobre la pantalla del Auditorio, justo en el plano en que se nos presenta a la octava (como Alien) protagonista del corto, una cinta VHS. Quien la sostiene es Ruth (Noemí Ruiz):


En la imagen de abajo Max (Chico García) y Abel (Ignacio Mateos):


Leo (Maggie Civantos) en una de las secuencias cumbre de Placer:


Max (Chico García) y otro de los protagonistas no animados del cortometraje, un espejo testigo de demasiados secretos:


Sobre la pantalla la mano de Adrián (Juan Caballero) y su peculiar explicación de para qué sirve el azúcar:


Placer es la historia de un fin de semana en el que un grupo de amigos a punto de entrar en la treintena se reúnen en una casa rural para rememorar sus años en la Universidad. Pero también es una recopilación de cinco pequeños cortometrajes, cinco pequeñas historias sobre el amor, la amistad, el sexo, los príncipes azules y las películas porno ....

Placer se estrena el próximo viernes 11 de septiembre a las 21:00 en el Auditorio de la Diputación de Málaga (C/Pacífico s/n). La entrada es libre hasta completar aforo aunque podéis recibir invitación registrandoos en la web: www.cortometrajeplacer.com

Nervios, muchos nervios ...