PELICULEROS

domingo, 30 de agosto de 2009

Sobre imitar a Tarantino y hacer listas de películas favoritas ....


Hace poco, y supongo que para promocionar el próximo estreno de Malditos Bastardos, Quentin Tarantino tuvo la amabilidad de decirnos a todos los cinéfilos cuáles eran sus veinte películas favoritas entre las que hay algunos tópicos si se conoce su filmografía, Battle Royale o Audition estaba claro que estarían entre sus pelis de cabecera, y algunas agradables sorpresas como Lost in translation o Dogville.

El propio Tarantino nos lo cuenta en este vídeo:



Por cierto, que pocas ganas de ver Malditos Bastardos, que lejos quedan los tiempos de Pulp Fiction y Reservoir Dogs. Pero Tarantino me sigue cayendo genial y como a mí me gusta más una lista que a un tonto un lápiz he decidido hacer como si yo fuera alguien y plagiar al ex-dependiente de videoclub haciendo mi propio top 20 de favourite filmes of all the time ...

1. Eyes Wide Shut (1999) de Stanley Kubrick.

2. El Apartamento (1960) de Billy Wilder.

3. Boogie Nights (1998) de Paul Thomas Anderson.

4. El Rey León (1994) de Rob Minkoff y Roger Allen.

5. ShowGirls (1995) de Paul Verhoven.

6. Y tu mamá también (2001) de Alfonso Cuarón.

7. Perdición (1944) de Billy Wilder.

8. Lost in translation (2003) de Sofia Coppola.

9. La noche del cazador (1955) de Charles Laughton.

10. El Bosque (2004) de M. Night Shyamalan.

11. Criaturas Celestiales (1994) de Peter Jackson.

12. Moulin Rouge (2002) de Bazz Luhrmann.

13. La noche de Halloween (1978) de John Carpenter.

14. Magnolia (1999) de Paul Thomas Anderson.

15. Los puentes de Madison (1995) de Clint Eastwood.

16. Alta Tensión (2003) de Alexandre Aja.

17. Parque Jurásico (1993) de Steven Spielberg.

18. Tesis (1996) de Alejandro Amenábar.

19. Volver (2006) de Pedro Almodóvar.

20. La matanza de Texas (2003) de Marcus Nispel.

Pues ala, aquí está mi plagio a Tarantino aunque supongo que esta lista os la traerá al fresco ....

Empieza un septiembre raro y lleno de cambios pero esa es otra historia para ser contada en otro momento ....

lunes, 17 de agosto de 2009

Sobre botellones y canciones Disney ....


La Feria de Málaga ya está aquí y con ella llega lo de todos los años: calles llenas de folklóricas borrachas, peste a pis en cada esquina, gente adicta al gimnasio sin camiseta andando por la calle y con cubata en la mano y diez días dedicados exclusivamente a fomentar un futuro ingreso en Alcohólicos Anónimos. En la foto, la señorita Amate y un servidor hacen el lerdo en la Feria del año pasado.

Con la Feria también se produce el levantamiento de la Ley Seca que desde hace unas semanas prohibe beber en la calle en Málaga. Los nostálgicos ya dejamos de hacerlo cuando hace unos tres años nos cerraron nuestra mítica Plaza de la Merced y trasladaron el botellón a orillas del puerto presuponiendo que allí se hacía menos ruido aunque el peligro de que más de uno acabara en el agua y nunca más se le volviera a ver era algo que parecía preocupar más bien poco a las autoridades. Pero como la Plaza no había nada, con sus grupos étnicos y sociales bien definidos para que los grunge no tuvieran que beber al lado de los pijos del Limonar o los chonis pudieran lucir camiseta de tirantes y pelos a lo Prodigy libremente entre los suyos. Todo bien ordenado y todos contentos. Estos momentos ya sólo son recuperables en la Feria cuando la Merced vuelve a abrir sus puertas y todos vamos felices a destrozar nuestros hígados en esta plaza circular llena de palomas con una afición desmedida a hacer de vientre sobre nuestras cabezas desprotegidas.

El hecho es que cuando uno se encuentra rodeado de grupos de veinteañeros bebiendo como cosacos es sólo cuestión de tiempo escuchar como una garganta empieza a entonar (o berrear ya que en ese momento el alcohol le hace pensar que su garganta es digna de Whitney Houston) algún tema célebre de las pelis Disney estrenadas entre 1989 y 1997. Es matemática pura y dura, si reunes a un grupo de peña que hayan nacido entre 1980 y 1985 descubrirás que uno de los temas favoritos de conversación en cualquier botellón son las películas Disney de nuestra infancia, esas que empezaron a decaer cuando Pixar revolucionó el cine de animación con Toy Story allá por 1995.

Generalmente se empieza elogiando La Sirenita, haciendo apología de su glorioso doblaje sudamericano y cantando a coro alguno de los temas de su BSO aunque casi siempre el elegido es este:


Algún día entenderé el hecho de que con dos copas encima nos parezca gracioso imitar a Úrsula e incluso intentar cantar como Ariel cuando le están arrancando la voz. El paso siguiente es recordar La Bella y la Bestia y dado que el alcohol ya empieza a hacer estragos casi siempre el tema elegido es este:


El paso siguiente es Aladdin. Si lo habéis hecho bien seguramente ya tendréis a algún grupo que se ha unido al vuestro para cantar y hacer coreografías mientras la exaltación de la infancia hace estragos. Curiosamente de Aladdin se suele elegir para cantar en los botellones un tema lento (que, por cierto, casi nadie dice que el cantante en español de este hit infantil fue Enrique del Pozo) :


Y en el clímax de la borrachera llega el momento en que todos cantaréis al unísono lo siguiente:


Como después de El Rey León ya empezamos a hacernos mayores, lo normal es que después del Hakuna Matata lo último que cantemos coincida con el final de la botella, el último cubata y el último giro de la conversación antes de que ésta derive hacia otro de los temas de conversación estrella de cualquier botellón que se precie: el sexo. Así que si sois buenos alcohólicos y veinteañeros seguramente la última canción Disney que cantéis antes de tambalearos y empezar a tener lagunas en la noche sea la siguiente:









martes, 11 de agosto de 2009

Sobre personajes fascinantes ....


Desde que mi pequeño Fiat Punto Verde de quinta mano decidió pasar a mejor vida justo cuando atravesaba la rotonda de entrada a la facultad, mis hábitos intelectuales y culturales se vieron notablemente beneficiados. Me explico, antes de eso mi pequeño cerebro sólo recibía impulsos culturales mientras conducía y cada vez que se hacía un parón en las canciones de Kiss Fm para dar paso a las noticias. Una vez que tuve que volver a la triste vida del peatón no motorizado empecé a recurrir a los milagros de la Nintendo DS para soportar el transporte urbano en Málaga cuya idea de "frecuencia habitual" entre un autobús y otro es de hora y media aproximadamente. Pero después de comprobar que Mario Bross me daba dolores de cabeza si jugaba con él mientras intentaba hacer equilibrios agarrado a la barra del bus decidí echar mano a esa costumbre prehistórica llamada lectura .... Y la verdad es que me cunde porque en los últimos tres meses el transporte público malagueño me ha hecho devorar Los pilares de la tierra, La sombra del viento, Cell, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, Un mundo sin fin y varias novelitas más. Lo que más me ha sorprendido ha sido el interés que se ha despertado en mí por un género literario que nunca me había interesado demasiado, las biografías. Y es que yo siempre he sido más de biopics cinematográficos. Pero tras leer el extraordinario libro que Donald Spoto escribió sobre mi venerada Norma Jeane Baker, Marilyn Monroe: la biografía, me ha entrado el gusanillo por indagar en esos libros que me enseñan las luces y sombras de esos personajes que se presuponen importantes ....

Hace unos días me he empezado el libro Evita, la primera dama, la biografía sobre Eva Duarte de Perón que escribió hace unas décadas John Barnes. Lo escogí porque simpaticé enseguida con la pocaverguenza del libro al afirmar en la contracubierta lo siguiente: "esta biografía ha sido llevada fielmente a la gran pantalla por Alan Parker en una superproducción protagonizada por Madonna, Antonio Banderas y Jonathan Price". Supongo que a los editores del libro el musical de Andrew Lloyd Weber les sonaba a chino ....


El caso es que desde hace unos días estoy obsesionado (porque ya se sabe que yo no me intereso por las cosas, o me aburren sobremanera o me obsesionan hasta la psicosis y es que soy así de extremista) con la figura de esta legendaria actriz que saltó de cama en cama hasta convertirse en primera Dama de Argentina y convertirse en una de las mujeres más amadas y odiadas de la Historia. Eso sí que era una mujer apasionante e interesante, en la actualidad nos tenemos que conformar con reírnos de Ana Botella y de los abdominales (aún me dan arcadas cada vez que recuerdo la foto) del bigotes. El caso es que encadenar la biografía de Marilyn con la de Evita me ha hecho darme cuenta de una cosa: todos los personajes que me fascinan son gente pobre que llega al poder por métodos poco dudosos pero que se caracterizan por una ambición desmedida y porque la gente suele reírse de ellos hasta que se tienen que morder la lengua cuando los ven triunfar .... No es coña, me fascinan desde Evita a Marilyn pasando por James Dean o personajes ficticios como la Eva Harrington de Eva al desnudo, la Nomi Malone de ShowGirls y similares. No sé eso que dice de mí .....

Curiosamente uno de los personajes que menos me llama la atención pero que cumple 100% todo lo mencionado anteriormente es Madonna quien fue la encargada de dar vida cinematográfica a Evita. Su música nunca me ha dicho nada (aunque reconozco que Like a prayer es una de las fijas en mi mp3), su provocación no me provoca y sus excesos no me llaman la atención. Pero reconozco que estuvo fantástica en su encarnación de la Primera Dama Argentina y que ese año el Oscar a la mejor actriz era suyo, el hecho de que ni siquiera la nominaran fue una injusticia que demuestra que los premios no son más que un cachondeo que muy pocas veces tienen criterio.


El musical Evita de Alan Parker siempre ha estado entre mis películas favoritas. Me parece una película excelentemente dirigida, con una fotografía impresionante, unas actuaciones brutales y, lo más importante, una falta de corrección política admirable que no duda en enseñarnos la parte buena de Evita pero también la más oscura y arribista. Todo ello al ritmo de la partitura de Andrew Lloyd Weber que, para mí, es una de las mejores que nunca se han escrito para un musical ....


Todo un descubrimiento esto de las biografías .... en cuanto termine con la señorita Evita me empiezo la de Alfred Hitchcock de Donald Spoto.

Os dejo con uno de los momentazos de Evita, la canción You must love me que fue escrita expresamente para la adaptación cinematográfica:





viernes, 7 de agosto de 2009

Sobre los andaluces vistos por Emilio Aragón


La maravillosa TDT ha llenado nuestras insulsas vidas de grandes momentos, por ejemplo poder pasar una mañana de domingo de resaca mortal viendo una maratón de capítulos de Al salir de clase; o poder "disfrutar" todos los días al llegar de la playa de la serie de más éxito de la historia de la televisión en nuestro país con permiso de Farmacia de Guardia: la "transgresora", "radical", "innovadora" y "polémica" Médico de Familia. Cuando uno ve un capítulo de esta serie no puede hacer más que preguntarse qué pasaba por la cabeza del españolito medio hace once años para transformar este engendro en un punto y aparte de la historia de nuestra televisión ....

El otro día pillé por casualidad uno de los capítulos y me lo tragué entero víctima de la más morbosa curiosidad y el más atrevido sadomasoquismo. Y no voy a entrar al trapo en criticar su moralidad vergonzosa (aunque no hay problemas en que la trama central sea la historia de amor de un tío que se trajina a la hermana de su mujer muerta), sus personajes ridículos y bienintencionados (cada vez que María, la hija mayor, abre la boca dan ganas de crucificarla y hacer que sea violada por mil maníacos aunque algo me dice que eso le encantaría), sus tramas bondadosas y su aclamado uso del "american way of life" en plan patrio. No, eso sería muy fácil. De hecho uno no puede dejar de pensar que los Martín tenían un sótano secreto en su chalet donde secuestraban y torturaban a las jóvenes vírgenes del vecindario mientras al exterior mostraban una fachada de happy family cuyos desayunos podrían acabar por sí solos con el hambre en el Tercer Mundo.


Pero no, lo que más me indignó al ver aquel capítulo fue el uso de los andaluces en las tramas. Y no sólo por el personaje de Juani, personaje que por sí solo debería haber hecho que se nombra a Emilio Aragón persona non grata en el sur de España. Lo digo por la siguiente secuencia:

-en el capítulo se supone que el personaje de Emilio Aragón, el doctor Martín, va a ver a un congreso a su novia Irene (una Ana Duato en horas no bajas, sino en el inframundo de la interpretación) que ha llegado de Almería con unos colegas andaluces a asistir a dicho congreso. Pues bien, el doctor se acerca a su novia, se dan un casto beso en la mejilla y ella le presenta a sus colegas de profesión almerienses. Cuando uno de ellos abre la boca lo que se escucha es lo siguiente: "iyo, mi alma, que ganas tenía de conoserte, ámonos a tomarnos unas cañillas y unas tapillas por ai que nos ensssssseñes la capital ¿no?" Los diaólogos siguientes de los personajes andaluces son un cúmulo de "iyos", "Pisha", "mi arma" y una ausencia total de vocalización o consonantes finales. Hubo un momento en que realmente creí que el médico andaluz diría "bueno Nashete, que nos amos que tenemos a la jaca amarrá en la puerta" .....

Cuando terminó el capítulo comprobé que no estaba fechado en el 1936 sino en el 1998 y que la audiencia media era de unos 6 millones de espectadores con picos que superaban los 8 millones. Yo me pregunto porqué los andaluces no buscamos entonces la casa del señor Aragón y le preguntamos si se pensaba que nosotros nos movíamos aún en caballo por carreteras no asfaltadas, vestíamos sombrero cordobés y las asignaturas principales en los colegios eran: "sevillanas", "flamenco" y "cante jondo avanzado" ....

Que horror .... y bueno, como ya he dicho lo del personaje de la Juani es para una escribir una tesis doctoral. Mira, ahora que me estoy planteando seriamente hacer el doctorado puede que sea una buena idea para mi estudio.

Os dejo con el inicio del primer capítulo de Médico de familia para que os escandalicéis con su transgresora puesta en escena y su polémica trama hecha para despertar conciencias ....







miércoles, 5 de agosto de 2009

Sobre sueños que duelen ....

Siempre que alguien me pide que le recomiende un cortometraje suelo dar los mismo títulos: Express de Daniel Sánchez Arévalo, Personas mayores de Suda Sánchez, Manolito Espinberg de Luis Fco Pérez y Miguel Rodríguez y Vuelco de Roberto Pérez Toledo. Este último ya lo he recomendado varias veces vía blog, facebook y demás inventos de la vida moderna que vienen a llamarse "redes sociales" y que cada vez convierten más nuestra vida en un gran Big Brother. Por cierto, respecto a esto me parece genial el spot que Tele 5 emite actualmente dentro de "12 meses, 12 causas" advirtiendo de los peligros de tomar estas redes sociales como un diario personal.

Pero no nos desviemos del tema, quien no haya visto Vuelco lo puede hacer dándole al play:



Vuelco contiene una de las frases más sinceras y crueles que he escuchado nunca en un cortometraje: "hay sueños que duelen". Son sólo cuatro palabras pero golpean con una fuerza poco común, se te meten dentro y te hacen replantearte si ese estómago continuamente cerrado por las preocupaciones, esas ojeras cada vez más visibles y azuladas fruto de la falta de sueño porque en el momento de cerrar los ojos es cuando golpean todas las dudas .... si todo eso es compensado por el simple hecho de que en el reparto de sueños a ti te tocó servir sólo para el oficio más cruel, injusto y bonito del mundo.

"Hay sueños que duelen" ....

... y noches de verano donde duelen más que nunca.

domingo, 2 de agosto de 2009

Sobre películas que son lecciones de vida ....


Hablar de Pixar ya aburre mucho a estas alturas. Ya lo comenté hace un año respecto a Wall.E, todo lo que hacen son películas extraordinarias, algunas obras de arte y en una filmografía de diez títulos sólo han tenido, en mi opinión, un título simplemente correcto que es Cars. Pero lo de Up no tiene nombre, es una de esas cosas que es más que imágenes en movimiento, es una lección de vida capaz de enseñarte en 100 minutos lo que es la muerte, la amistad, los sueños perdidos y reencontrados y el amor. Pero Pixar también representa lo injusto que es esto del cine porque ya debería tener en su estantería tres Oscar a la mejor película (en general, no simplemente en la categoría de animación) por Monstruos S.A., Buscando a Nemo y, sobretodo, Wall.E que fue de lejos, y junto con El Caballero Oscuro, lo mejor del año pasado. Pero la animación es lo que tiene aunque el hecho de que en la próxima edición de los Oscar sean diez las nominadas en la categoría de mejor película parece indicar que por fin hará que Pixar se cuele, por derecho propio, entre los finalistas. Y sino es que no hay justicia en este mundo.


Pero eso es lo de menos, a Pixar no le hace falta ningún premio para seguir demostrando que son genios del séptimo arte. En Up consiguen que llores a los cinco minutos de proyección, que luego te pases riendo sin parar los siguientes cuarenta o sesenta minutos para conducirte a una secuencia preciosa donde te enseñan los momentos que se recuerdan a lo largo de una vida y a lo que conduce esta aventura que un día todos terminaremos. Porque Up parece que trata de una casa que vuela y de una aventura entre buenos y malos en Sudamérica pero no, trata de la mayor aventura que una persona tiene que afrontar y que se llama vida.


Mucho se ha hablado de la secuencia de cuatro minutos sin diálogo donde se narra la historia de amor entre Carl y Ellie. Al igual que la primera parte del metraje de Wall.E esa secuencia se convierte en CINE puro y duro con un poder emotivo bestial que concentra en nada y menos el amor, el matrimonio, la pérdida de un hijo, los sueños que no se cumplen, los que surgen sin que nadie se lo espere, la enfermedad, la cuesta abajo de la vida, la muerte y la soledad. Todo ello concentrado en cuatro minutos que son una obra de arte por sí solos, una extraordinaria experiencia que eleva a Up a una categoría distinta de película. Sales del cine siendo mejor persona y eso es algo que explica eso tan complicado que es la MAGIA del cine, el poder que tiene éste para cambiar a las personas y ser una lección de vida .... porque no me cabe duda de que si un día vinieran los extraterrestres a la tierra (en plan Inteligencia Artificial) y me pidieran que les enseñara lo que es el amor, la vida y la muerte no les diría nada y simplemente les pondría Up.

Desde luego que ha merecido la pena tragarse toda la basura cinematográfica de este año sólo para llegar a Up.

Os dejo con un tema de su maravillosa BSO deMichael Giacchino: