PELICULEROS

domingo, 22 de noviembre de 2009

Sobre Caracoles y pijos ....


Hay diálogos y situaciones reales que harían palidecer de envidia a cualquier escritor o director surrealista. El siguiente diálogo se produjo el pasado viernes entre un cliente acaudalado, por no decir que le faltó entrar en la tienda montado en su porsche y aparcarlo delante de mi pequeño mostrador de información, y yo ...

INT. LIBRERIA - DÍA

Un pijo repelente, con cara de pocos amigos y jersey de Lacoste, se acerca al mostrador de información de la librería acompañado de su hija pequeña, aún con el uniforme del colegio y expresión de estar oliendo cien mil boñigas de vaca a la vez. El pijo ni saluda, deja un libro llamada Caracoles, compuesto a su vez de varios cuentos como veis en la foto de arriba, encima del mostrador.

PIJO: ¿De qué va esto?

Yo le miro con cara de pasmo y me pregunto porqué los colegios privados cada vez tienen una proporción inversa en lo referente a dinero - educación. Me resigno, cojo el libro, le echo un vistazo y empiezo a vislumbrar que tengo ante mí lo que será mi primera pelea antológica en el curro.

YO: Es un cuento infantil.

PIJO: Quiero abrirlo y ver cómo es por dentro.

YO: Lo siento, pero no puede.

PIJO: Pues entonces dime de qué va.

YO: Perdone pero Caracoles no está entre mis libros de cabecera.

La señora que espera detrás del pijo en la cola, suelta una risotada. Yo me arrepiento casi al momento porque acabo de declararle la guerra al pijo.

PIJO: Pues dime por lo menos las líneas generales del argumento.

YO: Es un libro recomendado para niños entre 0 y 4 años. Y trata sobre caracoles.

PIJO: ¿Qué clase de distinción es esa? ¿De 0 a 4? ¿Me estás diciendo que un niño recién nacido se lo puede leer?

YO: Hombre, supongo que para un niño de 0 años, el subtexto de Caracoles puede resultar muy complicado, quizás se le escapen detalles del argumento.

El pijo me mira con cara de horror, por un momento creí que su cocodrilo de Lacoste reviviría y me arrancaría la cabeza allí mismo. Decido buscar por internet para darle algo más de información.

YO: Pues mire, creo que Caracoles es la apasionante historia de amor entre un caracol y una caracola. Pero creo que en esta colección se incluyen cuatro libros más, en la secuela estoy leyendo que el caracol se enamora de una vaca. Supongo que Caracoles será una especie de épica romántica, como Crepúsculo.

Cuando levaté la vista, el pijo me fulminó con su mirada, la hija parecía que había dejado de oler boñiga de vaca para oler boñiga de dinosaurio, y ambos se fueron sin decir adiós dejándome Caracoles sobre el mostrador. Yo decidí que era hora de integrar esta lectura para mis viajes en metro. Al fin y al cabo, Caracoles promete ser un libro apasionante ...


2 comentarios:

Javier dijo...

Odio a los clientes 'ricosdetodalavida'

Créeme

Alfins dijo...

No sé si la colección "Caracoles" promete ser una lectura apasionante. Es más, me preocupa mucho que se pueda parecer a la saga de la Meyer (no puedo con tanta tensión sexuarrrrlll ;-). Pagaría por ver en imagenes a un caracol montándoselo con una vaca, o vicerveza.
Con respecto a "su adaptación a la vida real" me pasa lo mismo, promete más de lo que finalmente da. Me hubiera encantado que el cocodrilo cobrase vida y le arrancase la cabeza al dependiente. O que la entrada del pijo en la libreria se hubiera llevado a cabo con su porshe y todo. Al personaje de la niña le falta fuerza, debería empezar a ponerse de un momento a otro como la Drew Barrimore de "Ojos de fuego" y dejar la libreria hecha cenizas. Al personaje de la clienta que se encuentra detrás del pijo lo encuentro totalmente desaprovechado, me hubiera encantado que hubiera cogido el protagonismo de Marcia Gay Harden en "La Niebla" y...

P.d. Perdonadme pero es que estamos de semana de cine fantástico y todavía no he podido ni acercarme y claro, luego pasa lo que pasa :-P