PELICULEROS

jueves, 29 de octubre de 2009

Sobre niños cabrones ....


Ayer fue uno de esos días, tipo anuncio de compresas, en los que lo que menos apetece es pensar e intentar odenadar el desorden. Así que apagué el chip de la exigencia cinéfila y fuí en buena compañía al cine a ver La huérfana animado por toda la gente que me había comentado que era bastante mejor de lo que parece a primera vista. Y sinceramente no me defraudó: 120 minutos de pura diversión sin complejos, algún que otro susto (todos previsibles, eso sí), una niña hija de perra que inmediatamente se gana la simpatía del público y un reparto mucho más sólido de lo que cabía esperar en un producto de la Dark Castle.

No sé en qué blog, fotoblog, facebook o similiares he leído recientemente la mejor definición posible de La huérfana así que espero que su autor, si lee esto, me perdone por no mencionarlo. El caso es que en algún lugar de internet leí hace poco que esta película era perfecta para haberla estrenado en los noventa porque seguía punto por punto el esquema de "clásicos" del suspense noventero tan entrañables como La mano que mece la cuna, El buen hijo, El abogado del diablo y todas estas pelis que veían nuestros padres y que nosotros siempre nos la apañábamos para echarles una ojeada a escondidas. Así que a las virtudes de La huérfana hay que añadirle ese componente nostálgico con el que a mí personalmente ya me tiene ganado.


La huérfana no inventa nada nuevo pero tiene tan poca verguenza y se toma tan poco en serio a sí misma que sólo queda disfrutarla de principio a fin. Además es de agradecer el componente perverso del personaje de Esther que no sólo es una niña cabrona sino que además es sexualmente activa lo que da más miedo aún ... vamos, que por momentos creí que los guionistas se habían inspirado en algún capítulo de Callejeros para crear a esta mala malísima de metro y poco. Y el tan comentado giro final que explica la historia no está nada mal aunque yo hubiera preferido que hubiera pasado lo que creía firmemente que iba a pasar desde el minuto 15: que Esther no era una niña sino un niño marica y lleno de traumas que ocultaba su pito entra las piernas y que mataba a todo aquel que descubriera su secreto hasta perseguir su sueño de operarse antes de los 10 años. Y obviamente el personaje había decidido hacerse llamar Esther por su adoración marica e incondicional hacia Madonna ... Hubiera sido muy fuerte lectores pero no, el giro es otro pero la verdad es que también te deja con las patas colgando. Y así precisamente me quedé yo al ver en los créditos que uno de los productores de La huérfana es Leonardo DiCaprio ... misterios de la vida y del cine, oiga.


Pero bueno, la verdad es que el español Jaume Collet Serra se está haciendo un hueco en Hollywood a lo tonto. Con La casa de cera ya demostró que la historia y los personajes le importaban tanto como a Isabel Coixet la acción en sus películas, pero que a nivel visual era un tío muy, muy, muy interesante. El terror y el suspense le vienen como anillo al dedo y si ya en La casa de cera dignificó el slasher adolescente (ese plano cenital en el que el psycokiller de turno captura a la protagonista probablemente sea de lo mejor que ha parido el género en años), en La huérfana hace lo mismo con la variante del terror de niños psicópatas y mamones. Muy bien por Collet Serra que además entra de lleno en mi top 10 de directores que alegran la vista.


El caso es que el visionado de La huérfana me hizo recordar una de las cosas más bizarras que vi el año pasado, el reality show Psychic Kids: children of paranormal que emitió en EEUU la cadena A&E. El programa consistía en reunir a una serie de niños con un sexto sentido y llevarlos a lugares donde se supone que pasaban cosas extrañas: se oían voces, se notaban presencias y todo eso que haría dar palmas con las orejas a Iker Jiménez. Juro que la primera vez que oí hablar de este reality creí que era coña pero no, para nada. Imaginaos el percal: un crío sacado de El sexto sentido entrando en una casa donde sus dueños afirman ver fantasmas y tiene que ponerse en contacto con ellos para deleite de la audiencia ... Si todavíais seguís pensando que esto es coña echadle un vistazo a la promo del programa:


Imaginaos las nominaciones del programa, como para expulsar a uno de los críos para que luego te mande a todos sus amigos muertos a tu casa. En fin, la realidad que siempre acaba superando a la ficción.

3 comentarios:

caotico_jq dijo...

Jajajaja... qué fuerte, no sabía que existía ese reality (está visto que no todo está inventado).

A mí "La huérfana" también me divirtió mucho... ¡y vi a la prota en Sitges, en carne y hueso!

P.D: me has matado de risa con tu final alternativo.

tyler durden dijo...

No la he visto. Pero si no acaba con ese final alternativo que tu dices, no me va a gustar.
Sería como una perversión de EL SILENCIO DE LOS CORDEROS y CAMBIO DE SEXO con Bibi Andersen.

Weeeeno jota!!!!

vuelo de hada... dijo...

jaja bueno yo me quedo por aqui me encanta el cine pero de critica no tengo nada, pero me gusta aprender.
Agur