PELICULEROS

martes, 13 de octubre de 2009

Sobre Ang Lee y Bandas Sonoras ...


La verdad es que uno no puede más que hacer una reverencia y tocar el suelo con la frente ante Ang Lee porque en los tiempos que corren es poco menos que un milagro que un director sea capaz de dirigir tres películas seguidas como Brokeback Mountain; Deseo, peligro (probablemente la peli que más se acerca a mi concepto de lo que es la perfección cinematográfica) y Destino Woodstock. Se comenta que es curioso que un director taiwanés sea el que mejor refleja en el séptimo arte a los americanos aunque yo me atrevería a decir que es uno de los cineastas que mejor sabe poner en pantalla todo aquello que tiene que ver con el ser humano: amor, amistad, sexo, celos, muerte, familia y todas esas cosas que hacen especial su cine ya sea dirigiendo una película de artes marciales, Tigre y Dragón, un dramón de época ingles, Sentido y Sensibilidad, o una cruel deconstrucción del american way of life como fue La tormenta de hielo.


Ang Lee siempre ha estado muy alto en mi particular lista de directores de cabecera así que la semana pasada por fin encontré un hueco para escaparme al cine a disfrutar de su última película, Destino Woodstock. Y en un año de grandes decepciones cinematográficas pude respirar tranquilo al salir de los Princesa ya que esta vez mis altas expectativas no se habían visto tiradas por los suelos y pisoteadas. La película de Ang Lee es un viaje divertido, emocionante, entrañable y muy humano a una época de inocencia y despertar (a la vida, al sexo y al mundo adulto) de un grupo de jóvenes y no tan jóvenes con la excusa del macroconcierto hippie de Woodstock aunque el escenario se vea de lejos y lo que más importa es lo que pasa antes de la celebración.


Se agradece mucho que Ang Lee haya dejado a un lado el drama (género que maneja como nadie) y se haya centrado en una especie de comedia melodramática donde demuestra varias cosas:

-que nadie como él sabe dirigir a actores, ya sean conocidos (Imelda Stauton como la desquiciada madre del protagonista está de Oscar y Emile Hirsch se come la pantalla en las pocas secuencias donde aparece) o desconocidos (Demetri Martin lleva a cuestas todo el peso de la película y sale más que victorioso a pesar de que su presencia es omnipresente a lo largo de todo el metraje)

-que visualmente su cine sigue siendo hipnótico y fascinante. Autores modernillos como Jaime Rosales deberían aprender de él a usar la pantalla partida para otra cosa que no sólo sea hacerse el más moderno de todos los modernos.

-que como director es prácticamente perfecto.

Una gozada de película, de esas que sales del cine con un buen rollo y unas ganas de comerte el mundo impresionantes y con ganas de poner en práctica el lema de "haz el amor y no la guerra".

El tráiler:



Por cierto, y cambiando de tema, ya podéis descargaros las BSO que Hungry Butterfly ha compuesto para todos mis cortometrajes desde Un cuento de hadas. Desde su myspace, y en apenas un minutillo escaso de vuestro tiempo, podéis bajaros los temas originales de la historia de superheroínas en forma de putas, del cuento de terror El hombre del saco, de la historia de peluquerías y secretos que fue Varices, y de mi último cortometraje, Placer. Yo personalmente me quedo con la magia del tema Lovers like stars de Un cuento de hadas y con la canción Collapse con la que se puno punto y final a la amarga historia de Placer. Para tenerlas en vuestros Ipod, mp3 y demás artilugios sólo tenéis que pinchar aquí.



2 comentarios:

hungrybutterflies dijo...

Gracias por la publi javir! A ver si vemos la peli, que tenemos ganas.

7principitos dijo...

Si yo tuviera que haber escrito algo sobre esta peli la cual ansío ver sería así:

"Sobre películas que no puedo ver en el cine porque no se proyectan ni en mi provincia ni en la que estudio"

Una vergüenza.