PELICULEROS

lunes, 28 de septiembre de 2009

Sobre bastardos y Freddy Krueger ...


Que conste que creo que Quentin Tarantino es uno de los directores más sobrevalorados de la historia, me parece que al ex-dependiente de videoclub le sonó la flauta con Pulp Fiction y Jackie Brown pero después de eso no ha sabido recuperar su supuesta maestría porque Kill Bill no es más que un juguete muy caro con el que se le permitió jugar y Death Proof es un truño de proporciones gigantescas. De hecho me gustaría que muchos de los gafapasta con los que discutí sobre las "virtudes" de Death Proof hubieran visto la película sin créditos a ver qué me decían ... Reservoir Dogs me parece un debut simplemente correcto pero con la simpatía de estar hecho con muchas ganas, muy poco dinero y mucha inventiva. Eso si, Tarantino siempre me ha caído simpático porque en cada entrevista que se le ha hecho no ha dudado en demostrar una pasión contagiosa por el cine y, lo más importante, parece ser muy consciente de la suerte que tiene de estar donde está viniendo de donde viene. Vamos, que me da la impresión de que mister Tarantino es un tío muy majo con el que me encantaría irme de cañas ...



Hace ya unos meses que se viene hablando de la última peli de Tarantino, Malditos Bastardos. La verdad es que por temática y por género no me llamaba nada la atención más cuando aún me acuerdo del dolor de culete de tanto moverme en el asiento que me provocó la tortura de visionado de Death Proof . Y es que uno está ya un poco hasta el santo moño de películas basadas en la II Guerra Mundial (no diré ya hasta donde estoy de filmes sobre la Guerra Civil) porque pienso que a estas alturas de la vida ya sólo se deberían hacer historias sobre este conflicto si se va a contar algo desde un enfoque original y atrevido, algo así como lo que hizo Guillermo del Toro sobre la Guerra Civil con esa maravilla que fue El laberinto del fauno. Así que la verdad es que me ha costado decidirme a pasar por taquilla pero la verdad es que cinco minutos después de que se apagaran las luces ya me di cuenta de que Tarantino había vuelto a los tiempos de Pulp Fiction y Malditos Bastardos iba a ser de las buenas ... de hecho es una de las películas que más he disfrutado en un cine desde hace mucho porque desde que empieza hasta que acaba es un homenaje al cine, a su poder de cambiar las cosas y a como a veces, sólo a veces, un cineasta puede usar su película para cambiar el curso de la historia aunque sólo sea durante dos horas y media.

Pero si algo me gustó de la película fueron los actores ... me sorprende que se haya dicho hasta la saciedad que Brad Pitt está flojito cuando a mí pareció que lo bordaba, de hecho me parece que avanza a pasos agigantados para ser el mejor actor de su generación. Pero voy a ser tópico y me voy a rendir a las evidencias y a lo que todo el mundo comenta: vaya dos descubrimientos los de Cristoph Waltz (el sádico cazajudíos) y Mélanie Laurent (la judía propietaria del cine que se convierte en el gran protagonista de la película) El resto del reparto está brillante pero ellos dos se comen la pantalla y se ganan la complicidad del espectador haciéndoles partícipe de una película que es divertida, original, rompedora y que respira amor por el séptimo arte en cada fotograma. Una gozada con la que me reconcilió con Tarantino aunque aún no usaré la palabra genio unida a su nombre ... esperaré a ver la próxima película porque algo me dice que a Quentin le gusta darnos una de cal y otra de arena.


Y pasando a otro asunto, hoy se ha hecho público el espectacular y prometedor tráiler del remake de Pesadilla en Elm Street que se estrenará en abril de 2010. Reconozco que estoy en ascuas porque la película original de Wes Craven sigue siendo una de las pocas cintas que me quitan el sueño a día de hoy pero también admito que algunos remakes de películas de terror clásicas (La matanza de Texas o Las colinas tienen ojos) han acabado superando a las originales y convirtiéndose en excelentes filmes de terror más allá de su condición de remake. Pero también estoy un poco mosca porque los aficionados al horror también nos hemos encontrado con basuras antológicas en forma de nueva versión (Prom Night, San Valentín Sangriento o Viernes 13) ¿Qué pasará con Pesadilla en Elm Street? ¿Será de las buenas o de las malas?


En principio le vamos a dar un voto de confianza por la sabia decisión de escoger como el nuevo Freddy Kruegger a Jackie Earl Haley que ya demostró lo gran actor que es al interpretar a un personaje tan desagradable como el pederasta de Juegos Secretos de Todd Field. Y el tráiler promete, promete mucho:



1 comentario:

Menudo Papelon dijo...

A mi Death Proof me encanta, no es un peliculón pero es una película para pasar un rato divertido igual que Kill Bill. Ahora bien Malditos Bastardos es maravillosa, Brad Pitt está genial, y el cazajudíos y la propietaria del cine de lo mejorcito. En fin que he ido al cine a ver la peli dos veces que esto no lo hacía desde Harry Potter. Un saludo.