PELICULEROS

martes, 11 de agosto de 2009

Sobre personajes fascinantes ....


Desde que mi pequeño Fiat Punto Verde de quinta mano decidió pasar a mejor vida justo cuando atravesaba la rotonda de entrada a la facultad, mis hábitos intelectuales y culturales se vieron notablemente beneficiados. Me explico, antes de eso mi pequeño cerebro sólo recibía impulsos culturales mientras conducía y cada vez que se hacía un parón en las canciones de Kiss Fm para dar paso a las noticias. Una vez que tuve que volver a la triste vida del peatón no motorizado empecé a recurrir a los milagros de la Nintendo DS para soportar el transporte urbano en Málaga cuya idea de "frecuencia habitual" entre un autobús y otro es de hora y media aproximadamente. Pero después de comprobar que Mario Bross me daba dolores de cabeza si jugaba con él mientras intentaba hacer equilibrios agarrado a la barra del bus decidí echar mano a esa costumbre prehistórica llamada lectura .... Y la verdad es que me cunde porque en los últimos tres meses el transporte público malagueño me ha hecho devorar Los pilares de la tierra, La sombra del viento, Cell, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, Un mundo sin fin y varias novelitas más. Lo que más me ha sorprendido ha sido el interés que se ha despertado en mí por un género literario que nunca me había interesado demasiado, las biografías. Y es que yo siempre he sido más de biopics cinematográficos. Pero tras leer el extraordinario libro que Donald Spoto escribió sobre mi venerada Norma Jeane Baker, Marilyn Monroe: la biografía, me ha entrado el gusanillo por indagar en esos libros que me enseñan las luces y sombras de esos personajes que se presuponen importantes ....

Hace unos días me he empezado el libro Evita, la primera dama, la biografía sobre Eva Duarte de Perón que escribió hace unas décadas John Barnes. Lo escogí porque simpaticé enseguida con la pocaverguenza del libro al afirmar en la contracubierta lo siguiente: "esta biografía ha sido llevada fielmente a la gran pantalla por Alan Parker en una superproducción protagonizada por Madonna, Antonio Banderas y Jonathan Price". Supongo que a los editores del libro el musical de Andrew Lloyd Weber les sonaba a chino ....


El caso es que desde hace unos días estoy obsesionado (porque ya se sabe que yo no me intereso por las cosas, o me aburren sobremanera o me obsesionan hasta la psicosis y es que soy así de extremista) con la figura de esta legendaria actriz que saltó de cama en cama hasta convertirse en primera Dama de Argentina y convertirse en una de las mujeres más amadas y odiadas de la Historia. Eso sí que era una mujer apasionante e interesante, en la actualidad nos tenemos que conformar con reírnos de Ana Botella y de los abdominales (aún me dan arcadas cada vez que recuerdo la foto) del bigotes. El caso es que encadenar la biografía de Marilyn con la de Evita me ha hecho darme cuenta de una cosa: todos los personajes que me fascinan son gente pobre que llega al poder por métodos poco dudosos pero que se caracterizan por una ambición desmedida y porque la gente suele reírse de ellos hasta que se tienen que morder la lengua cuando los ven triunfar .... No es coña, me fascinan desde Evita a Marilyn pasando por James Dean o personajes ficticios como la Eva Harrington de Eva al desnudo, la Nomi Malone de ShowGirls y similares. No sé eso que dice de mí .....

Curiosamente uno de los personajes que menos me llama la atención pero que cumple 100% todo lo mencionado anteriormente es Madonna quien fue la encargada de dar vida cinematográfica a Evita. Su música nunca me ha dicho nada (aunque reconozco que Like a prayer es una de las fijas en mi mp3), su provocación no me provoca y sus excesos no me llaman la atención. Pero reconozco que estuvo fantástica en su encarnación de la Primera Dama Argentina y que ese año el Oscar a la mejor actriz era suyo, el hecho de que ni siquiera la nominaran fue una injusticia que demuestra que los premios no son más que un cachondeo que muy pocas veces tienen criterio.


El musical Evita de Alan Parker siempre ha estado entre mis películas favoritas. Me parece una película excelentemente dirigida, con una fotografía impresionante, unas actuaciones brutales y, lo más importante, una falta de corrección política admirable que no duda en enseñarnos la parte buena de Evita pero también la más oscura y arribista. Todo ello al ritmo de la partitura de Andrew Lloyd Weber que, para mí, es una de las mejores que nunca se han escrito para un musical ....


Todo un descubrimiento esto de las biografías .... en cuanto termine con la señorita Evita me empiezo la de Alfred Hitchcock de Donald Spoto.

Os dejo con uno de los momentazos de Evita, la canción You must love me que fue escrita expresamente para la adaptación cinematográfica:





2 comentarios:

Javier dijo...

Así que te gustan los trepas ¿ehhh?

Madonna lo es, préstale algo de atención ahora, y no dentro de unos años cuando muera el mito y le escriban una biografía de estas que te gustan ahora.

En el concierto de Zaragoza estuvo ENORME, y el 'Like a Prayer' fue uno de los momentazos de saltar.

Si te has leído 'Los Pilares de la Tierra' y secuela en trayectos de bus urbano es que pasas muuuuuuuuucho tiempo en el autobús. Eso, o que Málaga es mucho más grande de lo que recuerdo hace un año ya.

caotico_jq dijo...

A mí "Evita" me gusta bastante, pero la actuación de Madonna (que en su día me pareció la leche) ahora no me parece tan buena. La noto demasiado autoconsciente de estar actuando, no veo que sea un trabajo lo bastante orgánico como para que me parezca realmente bueno.