PELICULEROS

viernes, 7 de agosto de 2009

Sobre los andaluces vistos por Emilio Aragón


La maravillosa TDT ha llenado nuestras insulsas vidas de grandes momentos, por ejemplo poder pasar una mañana de domingo de resaca mortal viendo una maratón de capítulos de Al salir de clase; o poder "disfrutar" todos los días al llegar de la playa de la serie de más éxito de la historia de la televisión en nuestro país con permiso de Farmacia de Guardia: la "transgresora", "radical", "innovadora" y "polémica" Médico de Familia. Cuando uno ve un capítulo de esta serie no puede hacer más que preguntarse qué pasaba por la cabeza del españolito medio hace once años para transformar este engendro en un punto y aparte de la historia de nuestra televisión ....

El otro día pillé por casualidad uno de los capítulos y me lo tragué entero víctima de la más morbosa curiosidad y el más atrevido sadomasoquismo. Y no voy a entrar al trapo en criticar su moralidad vergonzosa (aunque no hay problemas en que la trama central sea la historia de amor de un tío que se trajina a la hermana de su mujer muerta), sus personajes ridículos y bienintencionados (cada vez que María, la hija mayor, abre la boca dan ganas de crucificarla y hacer que sea violada por mil maníacos aunque algo me dice que eso le encantaría), sus tramas bondadosas y su aclamado uso del "american way of life" en plan patrio. No, eso sería muy fácil. De hecho uno no puede dejar de pensar que los Martín tenían un sótano secreto en su chalet donde secuestraban y torturaban a las jóvenes vírgenes del vecindario mientras al exterior mostraban una fachada de happy family cuyos desayunos podrían acabar por sí solos con el hambre en el Tercer Mundo.


Pero no, lo que más me indignó al ver aquel capítulo fue el uso de los andaluces en las tramas. Y no sólo por el personaje de Juani, personaje que por sí solo debería haber hecho que se nombra a Emilio Aragón persona non grata en el sur de España. Lo digo por la siguiente secuencia:

-en el capítulo se supone que el personaje de Emilio Aragón, el doctor Martín, va a ver a un congreso a su novia Irene (una Ana Duato en horas no bajas, sino en el inframundo de la interpretación) que ha llegado de Almería con unos colegas andaluces a asistir a dicho congreso. Pues bien, el doctor se acerca a su novia, se dan un casto beso en la mejilla y ella le presenta a sus colegas de profesión almerienses. Cuando uno de ellos abre la boca lo que se escucha es lo siguiente: "iyo, mi alma, que ganas tenía de conoserte, ámonos a tomarnos unas cañillas y unas tapillas por ai que nos ensssssseñes la capital ¿no?" Los diaólogos siguientes de los personajes andaluces son un cúmulo de "iyos", "Pisha", "mi arma" y una ausencia total de vocalización o consonantes finales. Hubo un momento en que realmente creí que el médico andaluz diría "bueno Nashete, que nos amos que tenemos a la jaca amarrá en la puerta" .....

Cuando terminó el capítulo comprobé que no estaba fechado en el 1936 sino en el 1998 y que la audiencia media era de unos 6 millones de espectadores con picos que superaban los 8 millones. Yo me pregunto porqué los andaluces no buscamos entonces la casa del señor Aragón y le preguntamos si se pensaba que nosotros nos movíamos aún en caballo por carreteras no asfaltadas, vestíamos sombrero cordobés y las asignaturas principales en los colegios eran: "sevillanas", "flamenco" y "cante jondo avanzado" ....

Que horror .... y bueno, como ya he dicho lo del personaje de la Juani es para una escribir una tesis doctoral. Mira, ahora que me estoy planteando seriamente hacer el doctorado puede que sea una buena idea para mi estudio.

Os dejo con el inicio del primer capítulo de Médico de familia para que os escandalicéis con su transgresora puesta en escena y su polémica trama hecha para despertar conciencias ....







9 comentarios:

Perséfone dijo...

Nunca hasta ahora había visto Médico de Familia. Me alegro de haber sido tan pequeña cuando lo emitían. También me alegro de que mi madre odiase la serie y nunca me hiciera verla.

Javier dijo...

Únete a este movimiento reivindicativo anda:

http://blog.argentinaslovenia.com/wp-content/uploads/2009/07/andalusia-is-not-spain.jpg


Bromas aparte, estoy totalmente de acuerdo contigo. No entiendo qué hizo que 'Médico de Familia' fuese un éxito, que mi madre lo viese y que todos sus personajes fuesen tan perfectos y políticamente meapilas. Necesitábamos el revulsivo de drogas sexos y tramas bizarras que fue 'Al Salir de Clase'

Recuerdo decirle a mi madre que quería haber hecho un nivel del Quake o el Doom basado en la casa de los Martín, en el cuál los zombies te atacaban al grito de 'CHEEECHUUU'.

Anda que no me lo hubiese pasado bien con la recortada en ese nivel, sobre todo con la sobrina de la Juani, que ESA CRÍA sí que fue un personaje avergonzante no solo para Andalucía, sino para España y para la Humanidad, como bien reza vuestro escudo, pisha.

El lisensiado mercado dijo...

Pues aunque es triste, yo también la ví, con auténtica devoción por otro lado... vaya tela. Ya cuando se emitía había críticas a la utilización del estereotipo andaluz y tal, como esta chirigota de hace chorrocientos años.

http://www.youtube.com/watch?v=aQoiMTnUkHY

Sonia dijo...

Amen Jota, Amen.

No obstante, y siendo justos, tengo que decirte que no puedes juzgar médico de familia con los baremos de hoy.

Aún recuerdo aquel sketch de Martes y 13 en una noche vieja en la que hacían mofa del maltrato a las mujeres, algo que hoy sería completamente inadmisible y políticamente incorrecto.

No estoy defendiendo a Médico de Familia (dios me libre), pero sí el hecho de que determinados tópicos, bien reflejados, pueden ser fundamentales en un buen guión, y no tanta corrección política en el que todos somos a imagen y semejanza del modelo de turno.

Un abrazo, y suerte con lo del doctorado ;)

Kialaya dijo...

Bastante de acuerdo contigo en lo que planteas, en lo del tema del trato de los andaluces. Aunque te digo una cosa, yo siempre pensaba que el "Oh Maíta" de Los Morancos era una exageración y que no existía gente así y perdona, pero sí que existen y vaya si lo clavan Los Morancos. Bueno, que me despisto de lo principal que quería comentar.

La cosa es que no entiendo para nada porqué te parece moralmente inaceptable que el médico protagonista se enamore y salga (si no recuerdo mal, la relación entre ellos nunca fue de "trajinarse" sino que de verdad se gustaban mutuamente) a la hermana de su mujer muerta. A ver, la mujer está MUERTA, él no está faltando a su respeto por enamorarse nuevamente y más de su hermana, normal que se le parezca incluso, y qué mejor madre para los niños? No sé, yo no le veo nada malo en ello y más cuando parece que ha pasado bastante tiempo, que no es que se lié con ella a la semana siguiente al entierro jolines. Si yo muriera dejando a marido e hijos, estaría encantada que encontrara mi marido a otra persona para rehacer su vida y más que fuera una hermana o prima.

Diego Parrilla dijo...

En aquellos años comentábamos los amigos, que alguien debía hacer justicia encargando la pelicula de 'Médico de Familia' a Jorg Buttgereit.

Jota dijo...

Ei, bueno, en primer lugar me he dado cuenta de que me he expresado mal porque era ironía lo de TRajinarse .... es decir, obviamente no me escandalizo para nada, de hecho por mis guiones y cortos se puede ver que la corrección política no es algo que me importe mucho (mi último corto "Placer" ya ha sido censurado en varios sitios sólo por tratar el tema del sexo) Era una ironía que en una serie tan hipermegaconservadora como esta el tema central fuera una historia de amor así. Algo absurdo ya lo sé pero es que la moralina de la serie era escandalosa, si te fijas hasta la cerveza que bebe el señor Aragón es sin ....

Taller de Teatro IES Valle del Sol dijo...

Lo más gracioso de todo es que el papá de Emilio Aragón, esto es, Emilio Aragón Sr. es natural de Carmona (Sevilla), mi arma...

Advenedizo dijo...

Las series españolas han venido hasta hace muy poco con una chacha andaluza de serie en el reparto. Que en "Aquí no hay quién viva" el portero era andaluz. Porque no hay que olvidar que en España reflejar "la vida del ciudadano medio" quiere decir "del madrileño medio", ¿ein? Y ahora ya se llevan más los negros, pero hasta hace nada esas cosas del servicio las llevaban los andaluces, los extremeños y otras razas inferiores. Si es que, cómo sois los rojos, de verdad, que MdF incluía su cuota de "vida loca" con el "broncas" de Tito Julio, que era del Barça y se dejaba ver con señoritas...