PELICULEROS

jueves, 9 de julio de 2009

Sobre películas buenas, divertidas y cortitas .....

Es curioso .... de todo el grupo de chicarrones del Norte que hace unos años revolucionaron el cine patrio con sus cortos (Vigalondo, Cobeaga, Serra), el que menos me llamaba la atención era Borja Cobeaga. Sus cortos La primera vez y Éramos pocos nunca me llegaron a convencer demasiado mientras que sí lo hacían y me dejaban con la boca abierta los de Nacho Vigalondo, el magistral 7:35 de la mañana, y Koldo Serra que para mí marcó un antes y un después en el terror de escaso metraje con la obra maestra que es El tren de la bruja. Sin embargo ha sido el señor Cobeaga el que mejor y más sabiamente ha sabido debutar en el largometraje y el que parece ser que está destinado a convertirse en director de éxito y saber llevar una idea brillantante más allá del formato corto.


Cobeaga hace del patético ser que todos llevamos dentro una manera de vivir y le da el nombre de Pagafantas. Da igual la edad, la condición sexual, las preferencias en la cama o la nacionalidad porque todos hemos sido alguna vez un pagafantas. Incluso da un poco de grima lo mucho que te sientes identificado durante la proyección con Chema (un magnífico Gorka Otxoa que debería tener asegurado ya el Goya a mejor actor revelación de este año) y sus desastrosos intentos de llevar a cabo un romance donde sólo uno de los implicados está por la labor. El espectador se descojona de Chema durante toda la proyección pero hay un par de momentos donde la risa se congela porque las situaciones que se ven en la pantalla (dormir con un pijama de chica de Wiinie the Poo, tener que preguntarle a alguien que qué hiciste la noche anterior o simplemente ser un gilipollas como un castillo de grande) son demasiado reconocibles. Una comedia romántica con muy mala leche, vamos.


Por cierto, independientemente de los méritos de Pagafantas, que los tiene y son muchos, lo que más me ha gustado del estreno es ver mi ciudad repleta hasta arriba de pósters y publicidad de la película. Que en pleno julio un título español abarque casi todas las marquesinas de las paradas de autobús es algo muy a tener en cuenta y muy de agradecer, más teniedo en cuenta el desastroso año que estamos viviendo en cuanto a calidad de las películas españolas donde la única esperanza que parecía quedar es Daniel Sánchez Arévalo con Gordos. Y le doy las gracias desde el fondo de mi corazón a Cobeaga por haber hecho una película que no llega a los 90 minutos, que es divertida a rabiar y que se pasa volando, sobretodo después de la tortura china a la que me vi sometido hace unas semanas y que se ha venido a denominar con el eufemismo de Transformers: la venganza de los caídos. Si una idea no da para más de cinco minutos de película no se puede alargar hasta las casi ¡¡¡tres horas!!! de duración torturando al pobre espectador inocente en su asiento donde se revuelve hasta casi echar las tripas por la boca. El señor Michael Bay debería aprender de Cobeaga porque probablemente Pagafantas hubiera perdido toda su gracia si el director la hubiera alargado hasta las dos horas pero no, sabe parar a tiempo y dejar las cosas perfectas. Y es que uno agradece salir del cine sin necesidad de sentir que se ha hecho más viejo durante la proyección.


Os dejo con el tráiler de este descojone al que todos los espectadores deberíamos convertir desde ya en una de las películas españolas más taquilleras del año:



3 comentarios:

Javier dijo...

Mi amigo Alberto ha estado trabajando intensamente en la campaña promocional de esta película en lo que a ruedas de prensa y demás se refiere.

Le comentaré que parte de su trabajo publicitario enorgullece a futuros cineastas de la industria española ;)

Javier dijo...

A todo esto, pregunta curiosa:

¿A cuál de estos tres superhéroes te gustaría dejarle el morro manchado de leche? :P

http://media.marketwire.com/attachments/200604/257101_SupermanHighRes.jpg

http://i287.photobucket.com/albums/ll127/cinescapeblog2/Noticias/christian-bale-milk-mustache-01.jpg?t=1247177256


http://splash.mainstreamdata.com/CopyUpload/Content/2009/04/SPLTXT3161/download.jpg

JOSE MADRID GONZÁLEZ dijo...

Yo fui testigo del exitazo que tuvieron estos chicos en el Festival de Málaga. En pocas sesiones se alargaron tanto los aplausos como al término de la proyección de Pagafantas. Todos los temas se pueden tratar sin trascendencia pero con un sentido del humor identificable y que no caiga en el chiste fácil, y la película desde luego que lo consigue.