PELICULEROS

martes, 2 de junio de 2009

Sobre paseos por el bosque y películas de terror ....


El sábado pasado Edu, Pumba y yo nos cogimos la mochila y nos perdimos en los montes de Málaga para pasar el día entre mosquitos, jabalíes que nos acechaban en la sombra, eso que los urbanitas vienen a llamar "aire puro" y dejar que la Madre Naturaleza nos impregnara como si fuéramos Pocahontas y John Smith pegándose su revolcón mítico al ritmo de Colores en el Viento aunque nuestro paseo fuera más casto y puro. Así que durante kilómetros y kilómetros estuvimos solos con nosotros mismos y perdidos en el bosque, sin un solo atisbo de vida humana. Si en Todo sobre mi madre La Agrado decía que "un grupo de mujeres solas en una casa sin muebles siempre le recordaba a ¿Cómo casarse con un millonario?", mi mente peliculera no puede evitar asociar bosque, soledad y gente perdida con perro a cualquier película de terror de estas que a mi me encantan, desde las míticas La matanza de Texas, El Proyecto de la Bruja de Blair o Wolf Creek a las más olvidadas, pero que siempre es un placer redescubrir en medio de una reunión regada con mucho alcohol, Km.666 y similares.


Pero esta variante de terror campestre y rural tiene ya un punto culmen en la estupendísima Eden Lake que tuve la oportunidad de ver hace unos cuantos meses en el Festival de Cine Fantástico de Málaga en un programa doble junto a Déjame entrar de la que ya hablé en su momento en este blog. Para quien crea que el terror es un género menor, yo les pondría estas dos obras maestras del género para ver que me decían tras su visionado. Y es que Eden Lake, al igual que la maravilla vampírica que nos ha llegado de Suecia, es puro cine social disfrazado de sangre y vísceras. La historia de Eden Lake tampoco inventa nada nuevo: una parejita adorable de triunfadores guapos y fornidos a punto de pasar por el altar se marcha un fin de semana a un lago perdido en mitad del bosque para desconectar de su estresada vida urbana rodeados de muebles de diseño del IKEA. Obviamente, al principio todo parece sacado de una película de Disney Channel hasta que en el lago hacen su aparición una pandilla de críos malotes con mucha mala leche...


Hasta donde habéis leído la cosa no parece llamar mucho la atención. Lo reconozco, al leer la sinopsis en la Aullidos.com hace unos meses a mí tampoco, de hecho pensé que sería un refrito de El pueblo de los malditos mezclado con las peores secuelas de La matanza de Texas y con unas gotitas de El Buen Hijo. Gran error. ¿Por qué? Porque Eden Lake no abandona nunca el realismo, de hecho es lo que más miedo da, que los críos hijos de puta no son niños con el pelo blanco y que tienen los ojos como un Calippo verde limón, ni urden un plan psicótico que ríete tú de la inteligencia de Hannibal Lecter. Los críos de Eden Lake son muy normales, tan normales que da grima lo mucho que se parecen a esa pandilla que están todo el día en el parque donde paseas el perro, bebiendo litronas y riéndose de todo el que osa cruzar su mirada con ellos. Y la guerra en la que se enfrentan con la pobre parejita empieza como un simple cachondeo para acabar como el rosario de la aurora pero sin abandonar nunca un tono tan realista que hace que no te extrañaría ver algún día una historia así en las Noticias del mediodía. Aquí no hay sierras mecánicas ni una familia de caníbales que vive en el bosque; aquí hay cutters usados con muy mala idea, alambre de espino que puede ser mortal en manos de un crío y un instinto de supervivencia de los adultos que deja a la inolvidable ¿Quién puede matar a un niño? a la altura del betún.


Una gran recomendación aunque no tengo ni idea de cuando llega a España. Eso sí, agarraos los calzoncillos para uno de los mejores finales que he visto en años ....

El tráiler de Eden Lake:


3 comentarios:

Javier dijo...

Esto te gustará, mozo campestre:

http://www.elpais.com/articulo/gente/Quien/demonios/Marilyn/Monroe/elpepugen/20090602elpepuage_2/Tes

ann_skywalker dijo...

mamma mia! me haré con ella cuanto antes para ponerla en casa con los amigos... "quien puede matar a un niño" es de las mejores (sino la mejor) película de terror que he visto y precisamente por lo que tu dices: porq los hijos de puta son tan normales que eso es lo que da miedo.

Suerte con tu largo!! un besote

caotico_jq dijo...

Ay, "Eden lake" fue la última que vi en Sitges este año pasado y me dejó anímicamente destrozado... qué finaaaal (además, tristemente elocuente).