PELICULEROS

lunes, 4 de mayo de 2009

Sobre el colectivo gay y un picahielos asesino...


Hace un par de días decidí hacer algo que es muy común entre los compradores compulsivos de DVD´s: abrir uno de tantos de los que están embalados desde hace años, uno de esos que compramos pero que nunca encontramos el momento de ver. Hasta hace unos días. La elegida fue una de mis películas favoritas de los 90, la extraordinaria Instinto Básico de Paul Verhoven, uno de esos directores que empezará a ser reconocido cuando la palme cuando es, de lejos, uno de los mejores realizadores de los últimos 20 años.


Con Instinto Básico me pasó algo curioso, era una de la s películas prohibidas que me había impuesto mi madre hasta cumplir, al menos, los 16 años junto a Las edades de Lulú, Las amistades peligrosas, La ley del deseo y El imperio de los sentidos. Como en el 92 uno tenía 10 años y el acceso a internet o la piratería era algo de ciencia ficción, yo aceptaba la prohibición siempre y cuando mi madre me contara la película evitando los pasajes más comprometidos...eso se lo reservaba a mis amigos mayores que me desgranaban al detalle las secuencias de cama en lo que era nuestra particular manera de hacernos los mayores. Pero el caso es que mi madre me contaba de qué iban las películas, de cómo Instinto Básico trataba sobre una asesina en serie con muy mala leche, que el inspector protagonista se enamoraba de ella, que el arma asesina era un picahielos y que el plano final de la película era para mearse encima...

Sobra decir que me las apañé para ver Instinto Básico antes de cumplir los 16 años y descubrí una película excelentemente dirigida, mejor interpretada, fotografiada como pocas, con una música de Oscar y unas secuencias de sexo que han hecho historia y que aún hoy cuesta superar (ese mítico "polvo del siglo" entre Nick y Catherine) Pero, sobretodo, nos dejó a la mala más mala y zorra más zorra del moderno cine, Catherine Tramell, y su divertida afición al sexo con polvos blancos y orgasmos múltiples con picahielos incluidos. Una joya de personaje que yo hubiera matado por escribir.

Una de las cosas que más atención me llamó del DVD, y a eso viene esta actualización, es el documental Blonde Poisson sobre la realización de la película. En él se detalla el enfrentamiento entre el equipo de rodaje y la comunidad gay-lésbica de San Francisco que estalló en cólera cuando leyó el guión y vio que el personaje principal era una bisexual loca del c.... que acababa decidiéndose por el protagonista masculino en lugar de por su amante femenina. La comunidad gay pidió a Verhoven que cambiara la historia, que la lesbiana fuera prácticamente una santa y que los heterosexuales fueran pintados poco menos que como el diablo en persona. Argumentos muy de peso, como podéis ver. Obviamente el señor Verhoven los mandó a freír monas y entonces la comunidad gay decidió darle un nuevo sentido a la palabra "sentido común" ¿Cómo? Pues presentándose en el rodaje con pitos y bocinas para arruinar el sonido, colándose en la filmación y arruinado las tomas buenas, componiendo canciones insultantes contra el equipo que cantaban cuando el rodaje era en exteriores lo que invalidaba el sonido directo y haciendo un sinfin de cosas parecidas y maravillosas...Pero lo que más me llamó la atención fue que, visto que no consiguieron nada y que la película se convirtió en un clásico desde el mismo día que se estrenó, decidieron hacer algo que creo que fue lo que dio origen al término "mariquita mala". A la semana del estreno compraron páginas enteras en los principales periódicos del país e insertaron ahí imágenes de Instinto Básico y de Sharon Stone anunciando en grandes titulares que ella era la asesina de la película...Un encanto de personas ¿verdad?


Muy recomendable el documental Blonde Poisson...creo que algo parecido pasó con el colectivo gay enfurecido ante el personaje de Buffalo Bill en El silencio de los corderos.

Ah, y que nadie se eche las manos a la cabeza y considere esta actualización como algo homófobo que me lo veo venir...más que nada porque considerarme homófobo es como considerar que Ana Obregón es una persona que está en sus cabales. Simplemente me pareció graciosísima la anécdota y pensé que se merecía un post en este vuestro humilde blog.

8 comentarios:

Tomás Mielke dijo...

anda, anda, no recuerdo bien, pero me apuesto que la viste, como tantas otras, que no podías ver por falta de edad y otra por miedo, mucho antes de lo que dices. ¿te acuerdas cuando viste viernes 13 y el exorcista??
que va apañada tu madre.

un beso de tu ¿tío?
y ¿Pumba, cómo anda?

Javier dijo...

Cuando se muera... ¡Paul Verhoeven Santo Subito!

Me identifico con lo de desprecintar los DVDs meses o años después de su compra.

Me resulta curioso cómo cuando un colectivo 'marginado' se pone tonto, acaba resultando bastante nazi.

Salvando las distancias, ahora el Vaticano es el que monta pollos similares con las pelis de Tom Hanks sobre curas malos, o el Opus con Camino.

Félix Espejo dijo...

Interesante comentario en este humilde blog. :) Merecerá la pena ver ese documental. Algún día.

Tomás Mielke dijo...

bueno, lo de desprecintar es como abrir un libro nuevo, fabuloso, por cierto, para enmendar un poco el tema, porque no te haces mejor que Verhoeven y haces un corto de mi relato la viuda nega??? te dejo el link por si cuela, jjejee

suerte y un abrazo

http://tm0809.blogspot.com/2009/04/la-viuda-negra-relato.html

caotico_jq dijo...

Qué bien que seas tan fan de "Instinto Básico"... yo también la tengo entre mis pilares esenciales. A mí lo que me llamó más la atención de este DVD (si tenemos el mismo) fueron los audiocomentarios de la crítica feminista, que me parecieron de lo más interesantes.

Por cierto, lo más absurdo de todo es que, si te paras a pensarlo, Catherine Tramell es, aún con todo, un personaje bi de lo más complejo y positivo (si obviamos la parte negativa, claro, que obviamente la tiene).

Javier dijo...

Por cierto, soy tu Shura shurita de siempre, que no sé porqué ya no me deja firmar como tal.

Gizela dijo...

Hola Jota.
Yo meto mi nazis en este espacio,atraída por la invitación que hace tu tío en su hotel.
Descubrimiento:Poco sé de cine.Pero se confirma el rumor, de que la genialidad creativa, corre por los genes familiares.
Lindo blog!
Nunca había escuchado nada sobre el enfrentamiento a que haces mención en esta entrada.
Espero me permitas seguir visitando, y rellenando mis profundos "cráteres", en la materia.
Un abbrazote
Gizz

Javier dijo...

No me digas que no apetece volver a ver un 2D decente tras varios años de 3D por decreto.

http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2009/05/10/disney-vuelve-a-lo-suyo/