PELICULEROS

miércoles, 22 de abril de 2009

Sobre presentaciones, festivales y esas cosas....


Pues sí, el pasado lunes 20 presentamos Varices en el 12 Festival de Cine Español de Málaga y todo salió bien, muy bien. Al dar las gracias en el escenario conseguí no tropezar, ni caerme, ni echar a correr, ni vomitar sobre el público cual niño del exorcista y con eso me doy por contento. Eso sí, descubrí que para ponerme delante de un photocall y hablar en público necesito ingerir grandes dosis de vino antes del evento sino no hay manera...llamadme borracho o alcohólico en potencia pero mi triste realidad es así.


Por lo pronto sé que Varices gustó. La fila de atrás, que desconocía que los de delante éramos parte del equipo, la disfrutó bastante y el público se rió donde se tenía que reír y cuchicheó donde tenía que cuchichear preguntándose qué estaba pasando. Lo que más me sorprendió fue que al finalizar la proyección dos abuelas encantadoras se acercaron para decirnos que eran fans del corto y que ya lo habían visto varias veces...al final va a ser que mi público potencial es la tercera edad aunque yo encantado ¿eh? Gracias a las dos abuelas desde aquí que me alegraron la tarde, la noche y parte del día siguiente. Aunque la parte negativa de la noche fue lo mucho, muchísimo que se echó de menos a la gran parte de mi equipo a los que tengo buscándose la vida en Madrid y a los que veré en apenas dos días en el rodaje de Placer. Abajo foto de familia con los directores que presentaban cortos en la misma sección que Varices:


Varices ya queda en manos del jurado para saber si el viernes nos llevamos algún premio o no. Si lo hacemos nos enteraremos en pleno primer día de rodaje de mi sexto cortometraje, Placer. Aunque de todos los concursantes yo creo que el más que justo ganador sería La corporación de Enrique García quien, al menos, debería tener asegurado el premio a la mejor dirección.


Y un servidor se despide ya del Festival de Cine de Málaga, donde ha tenido la oportunidad de ver alguna que otra genialidad como La vergüenza de David Planell, para clausurarse ya que en apenas dos días un equipo de 40 personas nos enfrentamos a nuestro primer corto en cine, Placer, una historia sobre los fantasmas del sexo, las películas porno, los príncipes azules y los consoladores que hacen de sustitutos de los príncipes...pero eso es otra historia que merece un post aparte.

NOTA: Las fotos están extraídas del fotógrafo de la sección que las ha colgado en ese maravilloso invento llamado Internet.

2 comentarios:

caotico_jq dijo...

¿Cómo quedó la cosa? ¿Algún premio?

Tomás Mielke dijo...

pues sí, no dijiste nada de cómo quedó, hayq ue ver este sobrino

un beso