PELICULEROS

lunes, 13 de abril de 2009

Sobre grandes cortometrajistas y sobre grandes cortos....


El año pasado tuve el honor y el privilegio de compartir palmarés en el Festival de Cine Español de Málaga con Enrique García, ganador él del premio del jurado al mejor cortometraje por Elena y Rebeca y yo ganador del premio del público por Un cuento de hadas. La foto la tengo para el recuerdo porque siempre había admirado mucho al señor García, siempre decía a todo el mundo que él era el mejor cortometrajista que tenía Málaga de lejos y siempre pensé que compartir palmarés con él tenía que ser una pasada. Así que el año pasado, a mis 25 añitos, pude lucir placa junto a él, de hecho en la foto luzco su placa porque el jurado se confundió al dárnosla y a mí me colocaron la de Elena y Rebeca.

Este año volvemos a competir en la misma sección, él con La corporación y yo con Varices. Hasta esta semana no he podido ver el corto de Enrique pero nada más terminar los créditos supe que si tuviera que apostar por alguno de los cortos que compiten por el premio, apostaría con los ojos cerrados por él. La corporación es casi un mediometraje de factura impecable, una colección de referencias cinéfilas donde cada plano es un homenaje, lleno de inteligencia y amor al cine, a una película en especial, desde Crimen Perfecto a Vértigo pasando por Frenesí, Tiburón o Lolita. Algo que sólo un enamorado del cine que lo lleva en la sangre podía hacer.

Abajo, una imagen promocional de Elena y Rebeca:

Pero de todos sus cortos, y mira que casi todos son geniales, me quedo con Elena y Rebeca. ¿Por qué? Porque demuestra que hace falta muy poco, sólo una buena historia y unos buenos actores, para llegar al espectador y dibujarle una sonrisa permanente en la cara. Elena y Rebeca es una road movie pero también una comedia gamberra, es un homenaje a Thelma y Louise pero también una historia de amistad con entidad propia...y en sólo 14 minutos te cuenta una historia de las que enamoran a la crítica (yo ya perdí la cuenta de la cantidad insultante y merecida de premios que el corto lleva acumulados), al público (verlo en un pase con espectadores es como asistir a una comunión perfecta entre la pantalla y el público) y los que estamos empezando en esto y necesitamos ver que hay gente que con curro, ganas y talento llega a donde quiera y donde le salga de los reaños...

Para ver Elena y Rebeca sólo tenéis que pinchar aquí....

Y encima Enrique es un padrazo de dos niñas preciosas con nombres de grandes clásicos del cine...eso es ser un cinéfilo y lo demás son tonterías.

No hay comentarios: