PELICULEROS

lunes, 16 de marzo de 2009

Sobre "Los abrazos rotos"....

Pues sí, Madrid es una ciudad que me estresa muchísimo, es llegar y ya estoy con el agobio, las prisas, el tener que salir dos horas antes de casa para llegar a cualquier parte...es subirme en el metro y el espíritu de "tengo que correr por las escaleras mecánicas y empujar y morder a todo el que ose pararme" me invade. Pero esta ciudad cada vez me gusta más y ya apetece fijar allí la residencia por unos añitos. Este fin de semana he estado en la capital del reino para asistir, gracias a Pablo, al pase de prensa de la esperadísima Los abrazos rotos de Almodóvar. Y me lo he pasado en grande a pesar de que mi falta de madurez hizo que me pusiera en primera línea en el photocall y no parara de pedir perdón a todo fotógrafo que inocentemente empujaba...hasta que descubrí que aquello era la guerra y ninguno me iba a pedir perdón por desplazarme varios kilómetros a empujones para conseguir fotos del director manchego y de la reciente ganadora del Oscar...sí, de ellos dos, porque los demás parecían importar bien poco aunque de eso hablaré más tarde.

Lo primero que me sorprendió fue que a alguien a quien la moda le importa tan poco como a mí, lo que más le llamara la atención en el photocall fueran los impresionantes taconazos sobre los que llegó suspendida Penélope Cruz, todo un desafío a la gravedad:


Pero dejándonos de frivolidades varias (podría comentar el vestido de Pe pero mis conocimientos de moda sólo alcanzan para decir que era muy bonito y rojo) la verdad es que Los abrazos rotos me dejó...increíblemente frío. Creo que el principal problema fue que de la película se ha dado una cantidad de información brutal, tanta que cuando la terminé de ver fue como si la hubiera visto por segunda vez, nada me sorprendió porque en todas las entrevistas promocionales ya se había contado la historia de arriba a abajo, sin dar margen para la sorpresa. Pero me sorprendió sobre todo la ausencia de personajes fuertes, atractivos, que me enamoraran como me pasó con Manuela, Pepa, la Agrado, Benigno, el padre Manolo, Raimunda, Sole, la Agustina, la abuela Irene, Gloria, Letal, y tantísimos personajes brillantes de la filmografía de Almodóvar. En Los abrazos rotos todo me dejaba la impresión de un "quiero y no puedo", algo que no me pasaba con una película de Almodóvar desde Kika.

Pablo dice que de las 500 personas que había en la sala, sólo a mí no me gustó. Sin embargo, yo vi reacciones más bien frías y poco entusiasmo ante una película tan esperada. Pero bueno, lo mismo es que yo estoy últimamente muy rancio y no me suele gustar nada de lo que veo. Eso sí, eché mucho de menos el irresistible encanto de Volver, el sentido poderoso del melodrama de Hable con ella, los impresionantes toques de cine negro de La mala educación, la emoción de Todo sobre mi madre, el sentido perfecto de la comedia de Mujeres al borde de un ataque de nervios....




La rueda de prensa posterior sí me encantó, a pesar de que todo girara en torno a Pedro Almodóvar (que habló durante el 98% de lo que duró el encuentro) y Penélope Cruz (a la que se le notaba un poco harta de que todas las preguntas que se le hicieran contuvieran la palabra Oscar). El director manchego dejó muy claro que él era la estrella y la atracción, que pocos como él saben convertir el "egocentrismo" en algo personable y hasta plausible y que a pesar de decantarse en su cine por el melodrama no ha perdido ni una pizca de humor, de cinismo y de agudeza. De hecho, los periodistas aplaudieron más sus golpes cómicos en la rueda de prensa que a la propia película. Cosa rara.


¿Los abrazos rotos decepciona? No sé. Indudablemente es una buena película, muy bien dirigida, muy bien interpretada y excelentemente fotografiada. Pero le falta algo, le falta lo más importante y lo que más abunda en la filmografía de Almodóvar: alma y pasión. Aunque quizás sea sólo yo el que piense así.

8 comentarios:

olalla dijo...

Qué suerte la de poder haber estado allí!
Yo me tengo que conformar con verla el día del estreno para el resto de los mortales, jejeje! Sin embargo, y ya de antes de que se empezara a promocionar la peli, tengo la sensación de que me va a faltar algo en Los abrazos rotos. No sé, que no me va a gustar tantísimo como otras...
Ahora, eso sí, discrepo totalmente contigo sobre Kika... A mí me encanta esa película!
En fin... Ya te contaré lo que me parece cuando la vea.
Un saludo!

Hedda dijo...

¡QUIERO VERLA!

Nos leemos,
Hedda

Arash dijo...

¡¡Y qué lástima que esa alma y pasión le falten a tantas pelis!! Pero debe de haber de todo, y mucho más en el cine. Tengo ya ganas de verlaaa!

Saludos!

brujo_del_oeste dijo...

La vi el otro día.


Entiendo perfectamente lo que dices cuando hablas de que te faltó el factor sorpresa debido a los ríos de tinta que habían corrido... Me pasó lo mismo, lo mismico con Volver. Sí. Volver me divirtió, me abrumaron las interpretaciones, pero ni me emocionó ni me sorprendió porque... me la sabía entera!!! Y sólo por leer entrevistas.

Almodóvar debería aprender a guardarse más ases en la manga. (uf! estoy dando un consejo a Almodóvar... ja ja)


En ésta, aprendí la lección y cuando leía algo que sonaba a spoiler (camuflado), paraba de leer. Resultado: me ha gustado bastante, me ha sorprendido, me ha dejado un regustillo amargo y dulce al mismo tiempo, y me han fascinado las interpretaciones, fotografía, las imágenes (Harry bajando escaleras por primera vez uff!), música... ¡¡música!!.

Aunque estoy de acuerdo en que ningún personaje es tan memorable como otros de su filmografía...

Jomve dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. No me ha aburrido, no me ha parecido que sobra nada ni nadie. Coincido más con los que la han comparado a un mosaico. Almodóvar nunca me ha conmovido con sus guiones sino con sus imágenes. Con su capacidad de crear maravillas de luz y color y combinarlas con una música preciosa, no con la intensidad dramática de sus tramas y en este caso me ocurre lo mismo (recuerdo ahora la carretera pintada y la lava de Lanzarote, Portillo contra la cortina de flores, Homar de espaldas avanzando hacia una pared marrón …) Probablemente yo también he leido demasiado sobre la película antes de verla y eso te la ‘vacía’ un tanto.
La preciosa música de Iglesias me queda demasiado oculta. Los actores me gustaron, salvo Tamar Novas que nunca me convence. Pero cada cual tiene sus manías y el nivel me parece alto, como corresponde.

caotico_jq dijo...

A mí sí me gustó, salvo en el tramo final justo antes de "Chicas y maletas". Lo que me dio pena es que Blanca Portilla tuviera un personaje tan poco memorable (que ni chicha ni limoná, como decía)... y que Almodóvar tenga los santos cojones (con perdón) de usar a Lola Dueñas para algo tan anecdótico. No es el mejor Almodóvar que he visto, quizás ni siquiera de los mejores, pero me ha gustado bastante.

caotico_jq dijo...

Quería decir Portillo. Obviamente.

xD

brujo_del_oeste dijo...

Pero Lola Dueñas es igual de buena con 7 frases que con un protagonista...

Maravillosa su frase de...

"ese melón mejor no abrirlo"

ja ja ja.