PELICULEROS

domingo, 29 de marzo de 2009

Sobre las primeras imágenes de "Placer"...

Placer, mi sexto cortometraje, no se rodará oficialmente hasta los próximos 24, 25 y 26 de abril. No es una historia de cine clásico sino un relato contemporáneo sobre un grupo de veinteañeros a punto de entrar en la treintena, una película porno y un puñado de fantasías y obesiones sexuales. Entonces...¿a qué viene la imagen de abajo con la gran Ingrid en plena catharsis final de Casablanca?


Os explico: el pasado viernes se rodaron los primeros planos de Placer que funcionarán como cameo en el montaje final del corto pero que, sin embargo, tienen una importancia decisiva en el desenlace de la historia. Mariví Carrillo y Carlos Cuadro se convirtieron por unas horas en unas copias andaluzas de Ingrid Bergman y Humphrey Bogart pero con happy end y "no subida" al avión incluida. Vamos, lo que todos los ñoños y blandos del mundo siempre quisimos. En las imágenes de abajo, la gran Laila ElMousaoui maquilla a Mariví y Carlos mientras de fondo repasábamos la mítica escena en DVD para copiar los planos como si fuéramos unos vulgares Gus Van Sant rodando Psycho:




Un chroma verde (sí, espíritu Zack Snyder y Frank Miller me invade) fue el tercer protagonista de la secuencia. Ahí se reproducirá el aeropuerto de una ciudad en guerra aunque yo tengo la tentación de incluir algún dinosaurio persiguiendo el avión o una nave espacial lanzando rayos contra el Café de Rick. No sé, ya veremos que nos pide la historia, si nos hemos atrevido a cambiar uno de los finales más míticos de la historia del cine nos podemos atrever con lo que sea. Lo mismo os sorprendemos con un Tiranosaurio merendándose a los dos amantes.


¿Qué pinta una secuencia de cine clásico es una historia contemporánea con estética documental? Eso es algo difícil de explicar pero es mi peculiar manera de explicar como el sexo termina en amor o en desastre absoluto. Aunque claro, nada es lo que parece en Placer... Abajo, Habacuc Rodríguez (productor), Sinuhé (cámara) y Adrián Astete (director de fotografía) preparan un plano mientras yo me escaqueo de mis absurdos labores de dirección para hacerles una foto:


Mas imágenes de la grabación:



Abajo Mariví Carrillo. Hay que agradecerle este cameo después de haber protagonizado mis tres anteriores cortos, Un cuento de hadas, El hombre del saco y Varices. Me sentí un poco como Almodóvar, dándole pequeños papeles estelares a las actrices que han protagonizado otras de mis historias. Aunque claro, Mariví es infinitamente más guapa que Rossy de Palma aunque las dos suelan subirse a tacones kilométricos que hacen que te saquen dos cabezas y ridiculizan aún más tu escaso 1,69 de estatura.


Placer ya ha dado el pistoletazo de salida. En apenas un mes nos enfrentamos a mi corto más personal, complicado y difícil...y yo sólo me pregunto porque el estrés de un rodaje no me quita el hambre como al resto de los mortales sino que hace que me parezca cada vez más a la madre de Aída...











2 comentarios:

Jon Rivero dijo...

Enhorabuena por el cortometraje y que de sus primeros pasos
tiene que salir todo bien
Esa red one lo parte!!

Mar Herrando dijo...

Vice os invita a ManiFiesta, la fiesta de lanzamiento de INSPIRACTION, una nueva organización de desarrollo global comprometida con la lucha por la justicia y contra la pobreza. INSPIRACTION organiza una ManiFiesta en la madrileña Sala Caracol (C/ Sebastián Elcano, 6. Metro Embajadores) este próximo miércoles 22 de abril, y otra en Barcelona el jueves 30 de abril en La Caseta (Mirador del Migdia, Montjuïch. Autobús N23 desde Plaza España). Ambas citas a las 20:00. La ManiFiesta cuenta como cabezas de cartel con el grupo de música electrónica experimental Checkpoint 303 (Palestina / Túnez / Francia), un proyecto vanguardista sin ánimo de lucro que tiene como objetivo dar a conocer la injusticia y el sufrimiento de la población civil en el Próximo Oriente. Y además con ritmo. Si quieres ir a una de las ManiFiestas, lo tienes muy sencillo: sólo tienes que hacer clic aquí:

http://www.inspiraction.org/implicate/manifiesta/registrarse

y dejar unos datos. Venga, ¡más fácil no se puede! Allí nos vemos, ¿eh?