PELICULEROS

martes, 24 de junio de 2008

Cenicienta de barra vertical

La moderna Cenicienta del cine actual no proviene de un hogar donde la hacían limpiar y cantar insufribles canciones con ratas y palomas. Ni tampoco ha perdido un zapatito de cristal que haría palidecer de envidia a las cuatro petardas de Sexo en Nueva York…

Esta moderna Cenicienta proviene del mundo del striptease, de sacar brillo a una barra vertical y lo que ha perdido es la vergüenza y los prejuicios. Todo ello para encontrar, no a un príncipe azul sino a un flamante Oscar al mejor guión original. Eso sí que es ganar con el cambio, al fin y al cabo se ha llevado un hombre desnudo, marcado y bañado en oro…¿quién quiere a un príncipe azul con semejante trofeo?

Señoras y señores, con todos ustedes la inigualable miss Diablo Cody.



Brook Busey-Hunt era una buena chica católica y apostólica hasta que descubrió que eso le aseguraba un lugar en el cielo pero una vida de aburrimiento en la tierra. Así que colgó su trabajo como publicista y se puso el tanga de lentejuelas para mover sus cristianas curvas al ritmo de su nueva profesión como stripper. Empezó a pasárselo bien y eso la animó a contar su experiencia en un blog y un myspace donde demostró que las chicas buenas cuando se hacen malas son mil veces más interesantes. Cosas de la vida, una noche un productor de Hollywood, Mason Novick, navegaba por la red en busca de porno cuando se dio de bruces con el blog de Diablo Cody. Se enganchó a él y contactó con la stripper para ofrecerle una locura: adaptar su mordaz lengua a las páginas de un guión de cine…

¿El resultado? La historia de una adolescente de 16 años, un poco marisabidilla pero absolutamente encantadora, que se queda embarazada y decide dar su bebé en adopción a una pareja aparentemente perfecta. Detrás de este argumento de telefilme se esondía una disección divertidísima sobre las relaciones de los adolescentes consigo mismos, con sus padres, con la música que escuchan y con el mundo que les rodea...Una película pequeña sobre las grandes cosas de la vida. ¿El título? Juno. ¿Lo que pasó con ese guión? Un éxito imparable en todo el mundo y más de una docena de premios que incluíanel BAFTA y el Óscar al mejor guión original. Toma ya...de las barras de striptease y los billetes en el tanga a subir al escenario del Kodak Theatre a recoger al calvo de oro de las manos del mismísimo Indiana Jones.



Todo un cuento de hadas adaptado a los nuevos tiempos...donde la Cenicienta baila en topless y el príncipe azul navega por internet en busca de porno. Y en vez de hada madrina hay una adolescente de lengua rápida y ágil con un bombo de 9 meses.


Y yo me pregunto...¿no hay ningún productor en España que bucée en internet en busca del porno del bueno y se tope por casualidad con este humilde blog, mi censurado fotolog o la página web de Interrumpidos Films? Y descubra que tiene que producirme mi primera película, que ya está escrita a cuatro manos junto a mi querido Paco, para así hacer historia en el cine español. Venga ya, seguro que sí. Así que desde aquí hago un llamamiento a ese productor para que llegue hasta aquí y me envié un mail diciéndome que quiere que escriba un guión porque tiene absoluta fe en que yo soy el Diablo Cody chico que necesita nuestro cine.

Te espero productor...A la derecha tienes los enlaces para ver mis cortos. Te recibiré con los brazos abiertos.

Os dejo con esta maravilla de secuencia de Juno:










lunes, 23 de junio de 2008

Hay un lugar en el que nunca has estado


Marga regenta una peluquería de barrio desde hace demasiado tiempo. Como prueba de ello, una gigantesca variz recorre su pierna de arriba a abajo. La clave de su éxito está en no morir de un ataque de nervios entre clientas cotillas, critiqueos diversos, secretos que no se dicen pero se saben y botés familiares de champú que no pica. Hoy parece que es un día normal en la peluquería pero algo está a punto de suceder...

Este es el argumento de Varices. Oficialmente, esta semana entramos en la recta final de la postproducción con la mezcla de sonido y el etalonaje final del cortometraje. Es decir, mi pequeño bebé ya no depende de mí sino que está en manos de Guille (sonido) y Armando y Paloma (él responsable del etalonaje y juntos creadores de la BSO).

¿Síntomas de que estamos a un paso de que Varices empiece a andar por si solo? Varios: estoy insoportable, me cuesta concentrarme y estudiar porque pienso que es una pérdida de tiempo todo aquel que no le dedico al corto, me faltan horas al día...y sobretodo empiezo a tener un miedo atroz e irracional a las reacciones con las que será recibido. Porque ya me ha pasado lo que siempre me ocurre: pierdo completamente la perspectiva sobre el resultado final, sólo veo los errores y las mil cosas que se podían haber hecho mejor y me da pánico que se pegue un batacazo entre el mismo público que aún me sigue mandando e-mails llenos de emoción tras haber visto Un cuento de hadas o ¿A quién te llevarías a una isla desierta?

Y es entonces cuando me planteo porqué cojones no me he sacado la carrera de derecho o alguna similar para poder dedicarme a una vida placentera como funcionario del estado...con mi hora y media para desayunar inclusive.

Por lo pronto aguanto la respiración hasta julio...y recordad, da igual que creáis que teneís las piernas perfectamente o que vuestro riego sanguíneo es una maravilla. En un par de semanas puede que os salgan Varices...porque nunca habéis estado en un lugar así.



domingo, 22 de junio de 2008

Yo de mayor quiero ser...


...Julie Taymor.

Imaginad que hace unos años escucháis que van a adaptar El Rey León para convertirlo en un musical de Broadway. Lo primero que piensas es ¿cómo coño van a hacer eso sin que el acabado final sea una cutrez apoteósica con unos actores disfrazados de peluches gigantes y cantando Hakuna Matata? Y es que en este tipo de locuras sólo hay dos finales posibles: el éxito apoteósico o el fracaso más estrepitoso. El proyecto se lo encargaron a Julie Taymor, una directora teatral con una capacidad de imaginación que no tiene límites...porque mi amiga la Taymor no es de este mundo. Sólo así me puedo explicar que convirtiera la mejor película de animación de la historia del cine (porque lo es...¡y punto en boca!) en esto:

Tuve la oportunidad de ver el musical en el Teatro Liceo de Londres hace dos años y sólo puedo decir una cosa: nunca jamás había visto algo así. IMPRESIONANTE. Si no es la mejor experiencia de mi vida poco le falta.

Por eso es un placer ver lo que hace mi amiga Julie cuando se pone detrás de una cámara de cine. Ha dirigido peliculones como Titus (una bizarrada absolutamente genial, violenta y fascinante), Frida (muy correcto biopic de la pintora Frida Kahlo donde ya se confirma que nadie como ella maneja las imágenes) y, sobretodo, Across the universe...

Across the universe
es el típico musical con la estructura más vieja del mundo: chico pobre se enamora de chica rica en un contexto social de cambio, la América de los años 60, y al ritmo de distintas canciones, en este caso gran parte del repertorio de Los Beatles. Nada nuevo bajo el sol. Sólo que la película tiene lo que le falta al 90% del cine actual, eso que no se puede fabricar por mucho que se quiera sino que es innato: magia, pura magia. Y la señorita Taymor convierte dos horas de celuloide en una experiencia única y en un viaje inolvidable a una época de cambios, tanto en un país como en un grupo de jóvenes que viven el amor, el sexo y la amistad al ritmo de las letras de los genios de Liverpool. Siete meses le han bastado desde su estreno para convertirse en toda una película de CULTO...A ver quien consigue eso hoy en día.

De la estética mejor no hablo, sólo echadle un vistazo a esta secuencia:


Y esta, al ritmo de "Let it be" hizo que se me pusieran todos los pelos de punta en el cine. Un momento de esos en que sabes que ha nacido una historia de amor para toda la vida entre la película y tú:

Gracias miss Taymor por regalarnos esto...

viernes, 20 de junio de 2008

The origin of love

Ante ciertas secuencias y películas sobran las palabras...

En enero expuse un trabajo sobre esta película y sobre Moulin Rouge como pioneros del musical moderno. Cuando hablé de la secuencia que os dejo a continuación simplemente dije: espero que os guste, es una de las cosas más bonitas que he visto nunca...

Si alguna vez os habéis preguntado porqué os gustaban los chicos o las chicas, o si os habéis desesperado porque sentíis como que os falta una pieza clave de vosotros mismos...o quizás os habéis cruzado con alguien y os habéis quedado paralizados, mirandoos como si os conociérais de toda la vida...

Si os ha pasado algo parecido quizás deberíais preguntaros cuál es el origen del amor:




Después de ver esta maravilla hecha secuencia a uno sólo le queda preguntarse: ¿haré algún día algo tan perfecto?

Para quien quiera ver la película completa, es Hedwig and the angry inch de James Cameron Mitchell.

Disfrutad de esta secuencia porque pocas veces se encuentra uno algo así.

martes, 17 de junio de 2008

El último mago del cine


Los que tenemos hermanos pequeños (aunque sea uno, como yo) sabemos que no se sorprenden absolutamente por nada de lo que vean en una pantalla de cine. Están absolutamente inmunizados a efectos especiales, explosiones, bichos mutantes, naves espaciales y demás parafernalia del séptimo arte. Ellos nacieron en la época en que a nosotros se nos abría la boca de la sorpresa por última vez al ver algo que jamás creíamos que veríamos: el hundimiento en todo su esplendor del Titanic. Era el comienzo del cine del nuevo milenio y el fin de la inocencia para toda una generación de espectadores, los mismos que en 1994 nos sentábamos en el borde del asiento y abríamos muchos los ojos mientras veíamos como un Tiranosaurio Rex atacaba un coche con dos niños dentro. Era Parque Jurásico y el comienzo de un nuevo cine en que todo era posible gracias a la magia de los ordenadores…

Soy de esa generación para los que una película era más que eso, era una experiencia única y que marcaba tu vida. La primera vez que vimos al T-1000 salir entre las llamas y solidificarse; la de veces que nos tapamos los ojos para no ver cómo Alien babeaba ácido; todos los dinosaurios que adornaron nuestros dormitorios porque Parque Jurásico marcó un antes y un después en nuestra manera de ver películas...Y ahora se nos ha ido el padre de todas estas criaturas, el último mago del cine, el gran Stan Winston

7 años de lucha contra un cáncer terminaron ayer con la vida del genio de los efectos especiales…para el recuerdo nos deja una colección de monstruos, alienígenas, situaciones imposibles convertidas en realidad y magia digital. Y para los de mi generación nos deja el mejor recuerdo que un niño puede tener del cine: haber asistido a una película donde veíamos por primera vez algo que nunca jamás se había hecho.


Gracias por todo Stan Winston que estás en los cielos...


lunes, 16 de junio de 2008

¿Capaz o incapaz?



Tengo una opinión, muy mística y personal, del séptimo arte: son las películas las que te encuentran a ti y no al contrario. Es decir, por mucho que nos creamos que nosotros echamos un vistazo a la cartelera, nos desplazamos hasta un cine, pagamos una entrada que más que eso es una puñalada trapera a nuestra economía, y nos gastamos medio sueldo en un menú de palomitas y coca-cola...aunque pase eso, son las películas las que nos llaman y nos localizan para quedarse dentro de nosotros como si fueran las piezas perdidas de un puzzle que nos faltaba.

Hace algún tiempo, Imanol me dijo que había visto una pellícula que era perfecta para mí. Sus palabras textuales fueron: Javi, vas a dar palmas con las orejas cuando las veas, no puede ser más tú. Intenté localizarla pero no la encontré y entre una cosa y otra el asunto cayó en el olvido. Poco después, Yaye me comentó que tenía que ver una película que era alucinante y que mientras la veía no podía dejar de pensar en mí...esta vez sí había manera de localizarla: ella la tenía. Así que decidí que era el momento de ver esa supuesta maravilla de título no muy sugerente: Quiéreme si te atreves o Jeux d´enfants en su V.O francesa. Cuando la terminé de ver, miré a Yaye y le dije: dios mío, es la película perfecta. Hubiera matado por dirigirla tal cual, sin cambiar una coma del guión ni quitar un plano...Le había costado pero por fin me había encontrado. Era el comienzo de una bonita historia de amor entre esta maravilla francesa y yo.

¿El argumento? Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet) llevan enamorados desde niños pero no se atreven a decírselo. Han desarrollado una peculiar manera de hacerlo: se pasan una caja metálica infantil con un reto acompañado de una pregunta: ¿capaz o incapaz? Quien recibe la caja tiene que ser capaz de hacer lo que el otro le reta. Al principio son cosas sin importancia, como orinarse delante de un profesor o ir a un examen con la ropa interior al aire, pero al ir creciendo el capaz o incapaz irá adquiriendo tintes de verdadero terrorismo psicológico. Y toda esta mala leche sin abandonar una estética de cuento de hadas para adultos que hace parecer a Jean Pierre Jeunet un principiante en esto del cine.





Quiéreme si te atreves es una de esas películas que pasa desapercibida en España pero que es necesario redescubrir ya pero ya. Es como un gigantesco caramelo envenenado: envuelta en un aspecto de cuento inocente y luminoso esconde en su interior una mala leche y un cinismo que ni la película más bruta de Michael Haneke. Todo ello rodeado de una B.S.O basada en la canción La vie en rose de Edith Piaf (quien le iba a decir a Marion Cotillard que unos años después ganaría el Oscar a la mejor actriz por interpretar a esta gran diva de la canción) que hace que parezca que estamos viendo una ñoñería, hecho que se refuerza con las miradas de corderitos que se lanzan los protagonistas mientras se dedican a putearse la vida gracias a una retorcida imaginación y a una simple pregunta: ¿capaz o incapaz? Lo más curioso de todo, que al final la película consigue ser una historia de amor preciosa que hace que rebusques en los bolsillos ese kleenek abandonado para secarte las lágrimas y sonarte los mocos.


Y Marion Cotillard...oh, la, la...quien no se enamore de ella es que no es humano. Esa mezcla de belleza extraña, sexualidad, inocencia y erotismo no es de este mundo. La actriz francesa nos ha regalado la Sophie de Quiéreme si te atreves pero también es la culpable de una de las mejores interpretaciones femeninas de los últimos años, ella es la Edith Piaf de La vie en Rose y uno de los más justos Oscar a la mejor actriz de toda la historia de estos premios. Y teniendo en cuenta lo injustos que son estos premios, ya es decir mucho. Pero eso es otro tema para otra actualización...


Hasta entonces...¿capaz o incapaz?












sábado, 14 de junio de 2008

¡¿Por qué has hecho esto Shyamalan?!



Oh, Shyamalan...¿¿por qué me has decepcionado??




Te daré un voto de confianza porque es la primera vez... pero es que vaya primera vez. El incidente es lo peor que he visto en lo que llevamos de año cinematográfico y bohemio. Y eso es mucho traspiés para el que es el director más interesante surjido en Hollywood en los últimos 20 años, culpable de tres obras maestras absolutas como El sexto sentido, El protegido y El bosque (película fascinante donde las haya pero infravalorada por no se sabe muy bien qué razones).




Hace un año se dio a conocer el siguiente proyecto del directo hindú afincado en Filadelfia, lugar donde rueda y ambienta todas sus películas. Esta vez la historia giraría en torno a un misterioso virus natural que hace que las personas se suiciden o se automutilen; un profesor de instituto (el muy flojito Mark Whalberg) tendrá que huir con su familia en medio del caos de lo que se supone es el fin del mundo. Nada más se quiso desvelar de la trama a no ser que fuera el título: The Happening, traducido en España como El incidente. Iluso de mí, creí que esto se debía al secretismo con que Shyamalan, conocido por sus giros de guiones que te dejan pegado a la butaca, rueda sus películas. Un año después puedo decir que no se dio más información porque no hay nada más que contar...El incidente es una película impropia de un genio que nos ha regalado uno de los mejores finales de la historia del cine (El sexto sentido), la mejor película de superhéroes jamás rodada (El protegido) y uno de los cuentos más hermosos y oscuros de los últimos años (El bosque).



Lo que pretende ser una historia cruel y aterradora sobre el fin del mundo se queda en una mezcla de La noche de los muertos vivientes, 28 días después y Cell (la novela de Stepehen King de la que copia descaradamente el comienzo y el planteamiento principal). Eso sí, todo muy light y descafeinado para no herir sensibilidades. Donde las películas citadas se atreven a ser crueles, violentas y aterradoras, El incidente ni se lo plantea. Así, el hipotético fin del mundo que Shyamalan nos propone es sumamente blando, ñoño y con unos toques de comedia que no pegan ni con cola. La sangre es tan escasa que cuando aparece lo último que da es miedo y algunas muertes, como el suicidio del encargado de los leones de un zoo que provoca que los animales les desmembren, son tan digitales que el espectador parece estar viendo la última locura de Michael Bay. Teniendo en cuenta que estamos hablando de una película de terror sobre la desintegración de la sociedad y sobre un grupo de supervivientes que intenta escapar por todos los medios de una muerte segura...bueno, pues uno se plantea donde está la angustia, la violencia, el terror, el miedo y las situaciones límite.




Incluso cuando la película se atreve a tocar uno de los temas más interesantes de este subgénero, el de que el hombre incluso en situaciones así acaba siendo el mayor peligro para el hombre, lo hace de puntillas y sin indagar demasiado. Incomprensible. El genio de Syamalan sólo aparece en momentos muy puntuales: los primero suicidios (realmente escalofriantes y sorprendentes, destaca el todos los obreros de un edificio que empiezan a saltar al vacío); el momento en que un grupo de supervivientes intenta decidir qué hacer mientras de fondo escuchamos unos disparos que nos dicen que el otro grupo se está suicidando uno a uno; y sobretodo el plano secuencia en que se sigue a una pistola con la que tres afectados se vuelan la cabeza...Aparte de eso, el talento de Shyamalan brilla por su ausencia. Por no haber, no hay ni la famosa aparición que el director lleva a cabo en todas sus películas. ¿Será entonces que se ha limitado a firmar la cinta por una gran suma de dinero y él no tiene absolutamente nada que ver con ella? ¿Será posible esa pequeña posibilidad que nos devuelva la fe en que el gran Shyamalan no ha hecho este auténtico despropósito llamado El incidente?
Recemos porque sí...
Dejo este vídeo por si el señor Shyamalan quiere ver lo que es hacer una excelente película sobre un virus que infecta a las personas. Señoras y señores, con todos ustedes el insuperable comienzo de 28 semanas después:


jueves, 12 de junio de 2008

Bienvenidos al cine del nuevo milenio, bienvenidos a las series...

Ya lo sabréis todos, el 20 de junio las chicas de Sexo en Nueva York desembarcan en los cines españoles después de haber destronado al mismísimo Indiana Jones del primer puesto de la taquilla estadounidense. Carrie and company volverán a pasearse por las calles de la Gran Manzana luciendo modelitos y demostrando lo feministas que son y lo liberadas que están porque hablan de sexo (porque de practicarlo y enseñar carne poquito o nada) sin tapujos y como hombres. Un mes después, el 25 de julio, Mulder y Scully volverán a enfrentarse a misterios sobrenaturales y a intentar descubrir la verdad que, como todos sabemos, está ahí fuera. Expediente X 2 llega 10 años después de la primera parte y con los dos actores originales que convirtieron a la serie en una de las más míticas de la historia de la televisión, sólo que ahora están más viejos, más experimentados y con la gran duda de si sus fans, entre los que me encuentro, aún sienten curiosidad por saber todos los tejemanejes que esconde el Gobierno de EE.UU. Dos series de gran éxito ahora en pantalla de cine...¿contradicción? Puede, aunque como me dijo hace poco un buen amigo: Bienvenido al cine del nuevo milenio, bienvenido a las series.



Sólo hay que echarle un vistazo a la cartelera de cine para que te entren unas ganas tremedas de correr hacia tu tele más cercana y refugiarte en las series, la mayoría con una calidad mil veces mejor que cualquier película de éxito. Así es normal que las series acaben en las salas de cine para aliviar a los pobres cinéfilos y su hambre de buenas historias. Y que conste que no soy nada seguidor ni defensor de Sexo en Nueva York, me pasa lo mismo que con Queer as folk, ambas series me parecen dos pretextos absurdos para conseguir audiencia gay (y es que a Carrie y sus amigas las siguen más público homosexual que mujeres heterosexuales) con la promesa de ser un producto escandaloso y transgresor. Me río en su cara de estos adjetivos, quien quiera ver algo escandaloso de verdad, hecho con base y con sentido del riesgo que eche un vistazo a Irreversible de Gaspar Noé, todo un peliculón hecho con dos reaños muy bien puestos y que no deja indiferente a nadie. Y es que quien se escandalice por ver a cuatro treinteañeras hablando de cómo practican el sexo oral es que tiene un problema muy grave. Pero bueno, no se puede negar que la serie ha creado tendencia, ha marcado un antes y un después en la televisión y ahora salta a la gran pantalla con éxito de público y masacare de la crítica incluidos. Este es el tráiler:

Que las series actuales son cine 100% no se pueden negar. Sólo hay que echar un vistazo a los capítulos de Mujeres Desesperadas, Héroes, Prison Break y sobretodo Perdidos o, lo que es lo mismo, esa maravilla hecha serie gracias a un cerebro prodigioso que ha creado un juego endiabladamente adictivo, inteligente y único. Hay que disfrutar cada segundo de cada capítulo para comprender porqué los supervivientes del vuelo Oceanic ya son como uno más de la familia. Igual que todos acabamos siendo íntimos amigos de Phoebe, Joey, Mónica, Rachel, Chandler y Ross. Por cierto, no me extrañaría nada que los seis amigos de Nueva York acabaran pasando por las pantallas de cine para enseñarnos cómo es su paso a los 40.
Pero lo tengo que reconocer...mi serie favorita siempre ha sido Dawson crece. Sí, ya sé que era ridículo poner a unos veinteañeros haciendo de quinceañeros y que éstos hablaran de la vida y la muerte como si fueran filósofos de la Grecia antigua. La serie siempre caminaba peligrosamente entre la ñoñería y la seriedad pero el caso es que la historia del chico que sueña con ser cineasta, Dawson, y su paso al mundo adulto acompañado de sus amigos siempre me emocionaba, me hacía lagrimear un poco y se me antojaba un poco autobiográfica. Y ni que decir tiene los mares de lágrimas que me provocó el último capítulo del que me estuve recuperando una semana.
Os dejo con el final del episodio piloto donde se puede ver en todo su esplendor la ñoñería (es decir, lágrimas y balada pop a todo volumen para estrujar la fibra sensible del espectador) que tanto me gustaba. Os lo resumo: Dawson es un chico de 15 años que sueña con ser como su ídolo, Steven Spielberg. Su mejor amiga, Joey, le advierte de que sus hormonas están cambiando y que ya no pueden ser amigos porque acabarán enamorándose. Dawson afirma que eso es imposible pero Joey le pregunta que cuántas veces se masturba...él no quiere contestarle, ella le dice que no pueden hablar de esas cosas porque son chico y chica, no amigos. Joey sale corriendo hacia su barca (porque la serie está ambientada en un idílico pueblecito con lago incluido) y en el último momento Dawson se asoma a la ventana para gritarle: "¡¡Todas las mañanas antes del show televisivo!!" En ese momento el temazo "I´ll stand by you" de The Pretenders sube el volumen a toda hostia, Joey sonríe mientras llora y cortamos a negro para créditos...
¿Ñoño? Por supuesto...pero es taaaaaaaaan bonitoooooooooo....

miércoles, 11 de junio de 2008

Los teasers posters siempre son más divertidos que el definitivo porque te permiten hacer lo que te de la gana, jugar a despistar sin aportar información del cortometraje, atreverte con cosillas que en el oficial no tendrán cabida y otras cosillas muy, muy divertidas...

Siempre me ha gustado dar qué hablar antes de estrenar algo. Aunque nosotros lo hacemos a pequeña escala, casi ridícula, creo que es una de las cosas que más falta hace en nuestro cine: dar qué hablar. En ese sentido, admiro muchísimo a Rafatal que aunque no sea el que mejor hace cine en Málaga, ese puesto es para mi admirado y respetado Enrique García, sí es el que más ruido hace y eso, al fin y al cabo, ha derivado en que es el más conocido y el que más pasea sus cortos. Dejando a un lado, claro está, que Rafa es una excelente persona que respira cine y que ama como pocos esa locura que es el séptimo arte. Escucharlo es aprender, ya no sólo sobre cine, que sabe lo más grande, sino sobre cómo vender un producto hecho desde las entrañas y el corazón...¡Bravo por ti Rafatal!

Y es que vender algo de lo que haces es casi tan importante cómo rodarlo. Por eso hemos querido ir abriendo boca con los teasers posters de Varices antes de lanzar el cartel definitivo con el que publicitaremos el estreno de esta historia de peluquerías y secretos...Aquí van los dos próximamente, diseñados por Pilar Illescas:




Esto es sólo un adelanto...porque acordaros de vuestras pobres piernas, en julio todos tendréis Varices...


martes, 10 de junio de 2008

El miedo volverá a ser en directo


Más feliz que una perdiz....
Filmax ya ha confirmado el inminente rodaje de "[REC 2]" a las órdenes de los mismos directores que la primera entrega, Jaume Balagueró y Paco Plaza. De hecho, en el último festival de Cannes ya se estuvieron vendiendo los derechos para su distribución el año que viene en medio mundo.
¿Expectante? Por supuesto, la primera parte ha sido y es (porque es impresionante lo que gana en TV al ser un falso reportaje) una de las experiencias más aterradoras de mi vida, casi salgo del cine con taquicardia, dormí con la luz encendida durante días y no dejé de pensar en la película cada vez que bajaba por las escaleras de mi bloque y la luz automática se apagaba...Puro cine, de ese que vale la pena porque no se limita a distraerte durante dos horas sino que se queda dentro de ti y te cambia un poco, aunque sea para aumentar la lista interminable de tus fobias y terrores nocturnos. De hecho, me cuesta mucho visitar a Yaye, que vive en un piso viejo del centro de Málaga calcado al de [REC] y es entrar en el portal e imaginarme a la comunidad de vecinos detrás mía con ganas de merendarse mis 70 kilos.
¿Miedos a esta secuela? Muchos, muchos, demasiados...porque parece que está hecha a toda prisa para aprovechar el éxito nacional e internacional de la película y la marabunta de premios (creo que más de 30) que se le han venido encima. Viendo esto...¿es que nadie se acuerda de El proyecto de la bruja de Blair? La que fue una de las cintas clave de finales de los 90, tanto por la repercusión social que tuvo como por la forma en que estaba rodada (¡sorpresa!, la misma que usa [REC], sufrió una desastrosa secuela que es mejor ni nombrar por el recuerdo que ocasiona...
Y es que no sé cómo se las apañarán Balagueró y Plaza en la segunda parte pero no creo que repitan la misma forma de grabación que en la primera parte. Y entonces cabe preguntarnos ¿tiene sentido [REC] si se convierte en una película convencional rodada de manera convencional? No sé, de todas maneras le daremos un voto de confianza a estos dos genios del terror por todos los buenos ratos, que en terror equivalen a malos, que nos han dado.
Eso sí, ya no será lo mismo sentarme en una sala oscura y ver el tráiler de unos bomberos que entran en un bloque y se topan con una niña manchada de sangre...Recuerdo que el cine se quedó mudo y cuando aparecieró la frase de Directed by Jaume Balagueró y Paco Plaza yo me pregunté: ¡¡pero si no he leído nada de esta película y mucho menos que estos dos volvieran a dirigir juntos!! Y es que los cabritos lo habían mantenido en secreto...Este es el primer tráiler que se lanzó por sorpresa:

Y ya está, a cruzar los dedos para que no la caguen con la secuela. Eso sí, cada vez son más fuertes los rumores de que se tratará de una precuela basada en la Niña Medeiros...mmmmmmmmmmm, espero que no acaben confirmándose.

Un OT para las nuevas Reinas del Grito


Anonadado me quedo...

Y es que el fenómeno social de encontrar a nueva promesa de... a través de un reality show está alcanzando límites de risa.

LionsGate, productora de éxitos del terror moderno tan importantes como Saw o Hostel, y VH1 han comenzado la preprouducción de Scream Queens, un reality show donde un grupo de actrices aspirantes a nuevas reinas del grito lucharán por ser la protagonista del nuevo éxito de terror de LionsGate. Aún no han trascendido muchos detalles del desarrollo del programa aunque sus creadores han afirmado que seguirá la tónica habitual de realitys como American Idol (el OT americano)

Y yo me pregunto...ya tenemos realities para encontrar al cantante número 1 en ventas, al mejor bailarín, al actor más solvente (aunque Estudio de actores sólo aguantó tres emisiones), al nuevo Spielberg (On the Lot en EE.UU), a la mejor coplera de Andalucía (el fenómeno de Se llama copla sólo es entendible cuando ves a tu abuela hablando de los concursantes como si de Bisbal o Chenoa se tratara) y un largo etcétera.

Pero Scream Queens supera todas las expectativas...supongo que a las pobres chavalas las pondrán en situaciones de sufrimiento, terror y pánico adolescente. O puede que las vistan de animadoras y las lancen a desgañitarse con las tetas al aire mientras un asesino enmascarado las persigue para descuartizarlas. Se me pone la carne de gallina sólo de pensar en la final del realitie, cuando el presentador diga el nombre de la ganadora y en vez de confetties caiga del techo un cubo de sangre de cerdo al más puro estilo "Carrie".

Yo me sigo quedando con la inimitable Jamie Lee Curtis, la scream queen por excelencia.