PELICULEROS

miércoles, 31 de diciembre de 2008

La mayor ópera rock de la historia...

...esta es la coletilla tan rimbombante que acompaña a la publicidad del musical Jesucristo Superstar que esta semana ha estado en cartel en el Teatro Cervantes de Málaga, como parte de la gira 2008 tras su triunfal paso por el Lope de Vega en Madrid. Bueno, no sólo esa frase formaba parte de la publicidad sino que en el folleto que se entragaba a la entrada aparecía, en grandes letras y con la cara de la chiquilla metida en una "moderna y original estrella", que Sandra de OT era María Magdalena. Pobre mujer, su nombre artístico ha quedado reducido a "Sandra de OT"; es como si yo utilizo como nombre artístico "Javi el de Isabelita Moreno" que es como me conocen en el pueblo (sobra decir que Isabelita Moreno es mi abuela) No suena mal ahora que lo pienso, quizás me cambie lo de Jota por eso.

El caso es que anoche no le vimos el pelo a Sandra, sino a su cover, Lorena Calero, en el papel de la prostituta más famosa del mundo, con permiso de María José Galera. Yo no sé si salimos ganando o no, pero la tal Lorena tiene una voz que te deja clavado en el asiento y te hace arrancarte a aplausos cada dos por tres. De la obra poco que decir, quizás lo más sencillo sea describirla de la mejor manera que nadie puede describir el teatro, utilizando la misma expresión que utilizó Vivian (Julia Roberts) cuando termina la ópera en esa gran secuencia de Pretty Woman, ¿No os acordáis? Sí, seguro. Richard Gere (no recuerdo el nombre de su personaje, siempre he sido más de las actrices) lleva a la Julia a la ópera y ésta acaba llorando a lágrima viva. Una mujer mayor, con pinta de Isabel Preysler si no tuviera el abono de Corporación Dermoestética, le pregunta: ¿te ha gustado? Vivian responde: casi me meo de emoción en las bragas. Pues eso es lo que se puede decir de Jesucristo Superstar, que es para mearse de emoción en las bragas, o en mi caso en mis calzoncillos de superhéroes de la Marvel.

Gerónimo Rauch borda el papel de Jesucristo y ofrece un auténtico concierto rock en una interpretación difícil pero que el señor Rauch borda como pocos. El teatro entero, donde no cabía ni una supermodelo anoréxica, se puso en pie cuando él salió a saludar. Aunque yo me quedo con el personaje de Judas que siempre he sido más de los villanos. Y la música, la escenografía, el juego de luces, el coro, los últimos 20 minutos que se los pasa uno con el corazón en un puño aunque yo ya podía imaginar que Jesús iba a mor...bueno, no os digo como termina por si no la habéis visto y os voy a destripar el final.
Vibrante, emocionante, crítica, perversa, respetuosa, atea, cristiana, puro rock...Jesucristo Superstar es grande como ella sola. No supera el otro gran musical de Andrew Lloyd Weber, la magistral Evita, pero si iguala a la maravillosa El fantasma de la ópera.
Y sí, es muy raro tener fantasías eróticas con Jesús pero Gerónimo Rauch invita a todo menos a la abstinencia sexual cristiana...
Os dejo con el número musical que más me gustó de la obra, Superstar, pero en la versión cinematográfica que se hizo en 1973. Ah, y se me olvidaba. Feliz año y todas esas mariconadas...

3 comentarios:

Juanje Vargas dijo...

Yo también estuve en el Cervantes viendo la obra y con Judas lo flipé en colores pero bien. El tema final que canta, justo antes de que crucifiquen a Jesucristo me encantó. Para mí, ese fue el clímax de la obra. Por eso, después de esa canción yo no hubiera alargado tanto el final como ellos hicieron. Pero es opinión propia oiga, que para gustos, colores.

Y si es cierto la teoría que Cristian explicó en OT1 (que por cada eyaculación, se pierde un tono), los actores que interpretan tanto a Jesucristo como a Judas llevan ya tiempo sin mojar. No sé, es un dato.

Un abrazo desde Pizarra, niño.

PD: Tenemos que echar un cafelito tú y yo un día para hablar sobre mi Dios, o como le dices tú... ese payaso absurdo de Roberto Benigni.

Daniel dijo...

Hola Jota! no sé cómo pero he llegado a este espacio tuyo tan acogedor. Yo era fiel lector de tu fotolog (el mio era little_itally) pero como hicieron una quema de brujas constante con los tuyos pues ya te perdí la pista. Y mira por donde te he vuelto a encontrar...

Yo estuve el pasado lunes viendo también Jesucristo Superstar y fue una auténtica pasada. Lo de Judas es que no tenía nombre, soberbio, y en cuanto a Jesús fue espectacular. Con respecto a Maria Magdalena, su interpretación me pareció sosa, ese personaje requiere de una mayor dureza...

Pues nada, que me alegro de poder seguir leyendo tus crónicas. Un abrazo!

Atralla dijo...

¡¡¡Andrew Lloyd Webber es un crack!!! Aunque en la vida real sea un personaje que da grimita. Particularmente adoro 'The Phantom of the Opera', que ví en Londres, y que es una maravilla (pese a la adaptación -mal traducida- e la versión cinematográfica), 'Evita', es un poco tostona, y 'Cats', bueno... el tiempo no le ha pasado tan bien. Hay que reconocer que 'JesuCristo SuperStar', es de lo mejor, aunque no lo pude ver en el Cervantes, pero tras leerte, ya me hago una idea.

¡¡Hola Javi!! Ya te tengo fichado en mi nuevo Blog, que redireccioné el de la web a este nuevo. Ahora solo estoy haciendo diario avanzadilla de la serie de Super-héroes para internet, pero de vez en cuando iremos comentando de todo un poco, que me da mucha envidia de los que son capaces de ir a post diario. Un abrazo y Japiniulliar.