PELICULEROS

domingo, 16 de noviembre de 2008

Sobre premios y consoladores

Por regla general suelo castigar a los lectores de este blog con insufribles e interminables textos. Pero hoy va a ser diferente y va a haber mucho, mucho, mucho material gráfico, algunas fotos que incluso no son aceptables para morales correctas y mentes bienpensantes.

El jueves pasado, Edu, Estela, Buch, Sergio y yo fuímos algunos de los miembros del equipo de Varices que estuvimos presentes en la gala de clausura del 18 Festival de Cine Fantástico de Málaga donde mi último cortometraje se llevó el premio al mejor corto andaluz, según el público, y yo recibí el premio al mejor director joven andaluz. Abajo podéis ver el momento en que mi admirado y querido Chencho Ortiz leía el acta del jurado y detrás, en la pantalla del teatro Alameda, aparecía un fotograma de Varices. Muy emocionante y emotivo todo, desde luego:



Luego vino el momento más surrealista de la noche, y es que los premios no se daban durante la gala sino posteriormente. El problema es que yo al día siguiente partía rumbo a Granada y Edu y yo nos acercamos amablemente a una de las organizadoras para ver si nos lo podían dar ya. "Claro, sin problemas", nos dijo la amable señora...y nos dio el premio frente al ambigú de palomitas mientras algunos de los miembros de la organización aplaudían. A continuación, la mujer me dice: "di unas palabras para nosotros". Y con mi empanamiento habitual no se me ocurre otra cosa que decirle: "anda, que ilusión. Pero yo creía que esto -en referencia a la caja donde estaba guardado el premio- era una caja de zapatos donde traías los tacones". Fue uno de estos momentos donde justo cuando estás pronunicando las palabras te das cuenta de lo sumamente subnormal que eres y de lo mal que estás quedando. Cosas mías, que le vamos a hacer.

Y sí, este doble premio había que celebrarlo. Y al día siguiente teníamos una cita ineludible en Granada con motivo del cumpleaños de Lidia, querida amiga y fiel compañera de piso desde hace 5 años. Al final decidimos que debía ser una doble celebración: cumpleaños y premio. Así que Lidia me convenció para que lleváramos el premio a Granada donde nos esperaban amigos de estos que saben que forman algunas de las piezas más importantes del puzzle de tu vida. Curiosamente, algunos de ellos forman parte del equipo de Interrumpidos Films, por lo que el premio al mejor corto era más de ellos que mío.

¿Resultado? Dos han sido los protagonistas del fin de semana:

Sí, lo de la izquierda es un bonito consolador rosa que responde al nombre de Manolito Junger y que ha sido nuestro regalo de cumpleaños para Lidia. Lo de la izquierda es mi premio al mejor director, estatuilla cuya cabeza a mí me recuerda enormemente a aquel famoso Cinecito. Estos dos objetos han estado juntos todo el fin de semana, formando una pareja extraordinariamente bizarra y surrealista.
Y como en toda buena celebración corrió el vino y el alcohol como si el mismo Dios Baco hubiera salido con nosotros. Y decidimos posar con el premio para inmortalizar este gran momento.

A continuación un breve resumen de algunas de las fotos con premio que se pueden ver. Sobra decir que han sido sometidas a censura rigurosa...
Un servidor intentando disimular su desastrosa fotogenia


Eduardo A. Carballo, productor de Varices


Marta Lobato posando con el premio e imitando a Elsa Pataky en la alfombra roja


Pilar Illescas, montadora de Varices

Tamaño de fuente Alicia Amate, auxiliar de producción de Varices. Y por último, Lidia acompañada del premio y de Manolito:

Joder, al final me ha salido un texto super largo...
Lo dicho, los dos protagonistas del fin de semana han sido un premio y un consolador ¿alguien puede decir que no ha sido interesante?

2 comentarios:

Jomve dijo...

Felicidades por tus primeros premios. Creo que vendrán más con el tiempo. Los premios siempre son bonitos y bastante consoladores...:)

amador dijo...

A ver si me he enterao de algo, que no querías hablar pero te lías, te lías y fíjate tú.
No me parece nada apropiado para un festival que entreguen como premio un consolador con plataformas, pa' empezar. Y en cuanto al regalo de Lidia, pobrecilla... habrá averiguao ya por dónde meterse la estatuilla??? jajajajaja.

Venga vale, ahora ya me pongo serio... FELICIDADES, MUCHAS FELICIDADES PARA TOD@S!!!

PD.- Qué curioso, para que el blog me reconozca como persona racional (bueno, dejémoslo en persona) me piden que ingrese la palabra "chedu" que digo yo que será algo así como un apócope de "che Edu" jeje.