PELICULEROS

viernes, 28 de noviembre de 2008

Sobre pantallas de cine y talentos que no van a ninguna parte...

Pues sí, señores. Ver tu trabajo en pantalla gigante, concretamente la sala más grande de un complejo de 21 salas, el multicines Málaga Nostrum, mola mucho. No es lo mismo ver la peluquería de Varices en la pantalla de tu tele que en una pantalla gigante donde antes ha visto películas como Wall-E, Volver, El laberinto del fauno, El Orfanato y alguna que otra que no recuerdo. Tampoco recordaba haber visto ahí esas películas, pero siempre es bueno recurrir a ese maravilloso compartimento de la cartera donde se guardan las entradas desteñidas a modo de extraño recuerdo.

Abajo, algunas de las secuencias de Varices capturadas durante la proyección por Edu. Sí, ya sé que es ilegal hacer fotos en el cine pero también es ilegal que la que te vende las palomitas te saque una pistola en la barra del ambigú y te saque de la cartera una cantidad prohibitiva por venderte un paquete de palomitas hechas el año en que se inventó la palomita.


A continuación, algunas de las secuencias de El hombre del saco también fotografiadas por Edu. Mis pequeños actores estuvieron en la sala para verse en pantalla gigante y darme abrazos iguales de grande que la pantalla. Un placer descubrir que el diente que nos estuvo asustando durante todo el rodaje, ese diente de María Jaime (en la primera foto de abajo junto a Mariví Carrillo) que amenazaba con dar al traste con el raccord por culpa del hijo de la grandísima perra del Ratoncito Pérez...pues ese diente ha dado paso a otros y María luce una sonrisa preciosa llena de dientes nuevos. Si es que se me cae la baba con ellos. Al final incluso se ganaron fans, y el público los reconocía al salir de la sala...





Lo dicho, un auténtico gustazo ver algo que has hecho en un lugar donde aspiras a que un día se proyecte tu primera película...
Y por la noche tuve la ocasión de conocer al cortometrajista malagueño Pablo Sola, con el que mantuve una interesante conversación entre dos personas con visiones opuestas del cine...Y es que nunca viene mal que alguien te diga que "tu cine es aburrido, poco innovador y no va a ningún sitio" Siempre viene de puta madre que alguien te pegue dos hostias bien pegadas de una manera constructiva aunque su concepto del cine esté en las antípodas del tuyo. Un tipo majo Pablo, por eso hoy quiero enseñaros su último cortometraje, Gags del oficio:
Gracias señor Sola por sus consejos...

2 comentarios:

Jomve dijo...

Simplificando, me parece que hay 3 grupos de películas: las que expresan sentimientos e ideas y responden a impulsos creativos, las que están planteadas como simples negocios y finalmente, el gran grupo mixto en el que caben la mayoría, compuesto por proyectos de se condicionan por las necesidades de la rentabilidad, aunque sea baja. Por eso no creo que nadie pueda decirte como debe ser tu cine antes de que hayas expuesto tus objetivos y las opiniones de los críticos, una vez más, valen lo que son : la opinión de una simple persona…si estamos hablando de películas del primer grupo. Ningún crítico puede enseñar a sentir y difícilmente puede prever las emociones de los espectadores ante una película del primer grupo, cuando tu cine, en primer lugar, es para ti.
Me ha gustado el corto de Sola aunque, en mi opinión, insiste demasiado en algunas escenas y por eso le sobra tiempo.

Paco dijo...

Hola Javi!

Pablo Sola es amigo mío. Juntos perpetramos nuestro primer experimento en la facultad. Una de sus principales cualidades (para bien o para mal) es la sinceridad. Y además, tiene talento.

Suerte con los nuevos proyectos! Yo ando en Salamanca haciendo un Máster de Guión y, bueno, a ver si ruedo algo pronto porque ya me va entrando mono.

Un abrazo!

Paquero