PELICULEROS

jueves, 6 de noviembre de 2008

Agustín, te perdono lo de "Alatriste"

No quería empezar este post sin comentar una de las cosas más enternecedoras que nunca me ha pasado en un cine. Ayer Edu y yo fuímos al Rosaleda (por cierto, cada vez le tengo más cariño a estos multicines de principios de los 90 a los que ya casi nadie va) para ver Sólo quiero caminar. Mientras Edu esperaba en la sala, yo salí a comprar los chupa-chups de rigor. Detrás mía se pusieron una pareja adorable de viejecitos que hablaban con uno de los porteros, pidiéndole por favor que les dejara cambiarse de sala. ¿El motivo? Habían entrado a ver Camino sin saber de qué iba y se habían tenido que salir ya que el viejito tenía un tumor en el mismo sitio que la niña protagonista y sabía que se estaba muriendo. Crucé una mirada con el portero, por un momento pensé que los dos nos íbamos a echar a llorar. Sin embargo, los viejecillos hablaban con buen humor, con mucha naturalidad, con una simpatía desbordante y al final nos acompañaron a Edu y a mí como las únicas 4 personas que veían en una sala gigantesca sala la última película de Agustín Díaz Yanes.

Agustín Díaz Yanes y Ariadna Gil el pasado lunes en Fnac Málaga

Pero bueno, después de esta anécdota que a mí me recordó algunas de las cosas importantes de esta locura que llamamos vida, pasaré a hablar del señor Díaz Yanes, culpable de dos obras maestras de nuestro cine, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto y Sin noticias de Dios, y de una de sus grandes bazofias, la insoportable Alatriste. El lunes pasado, Agustín Díaz Yanes y Ariadna Gil hablaron de Sólo quiero caminar en la Fnac de Málaga. Fue un encuentro muy agradable, con muy poquita gente lo que daba la sensación de estar hablando con ellos en el salón de casa. Sólo faltaba la estufa, una manta y un café bien caliente. Durante una hora, director y actriz hablaron de la película, del cine español, del norteamericano, del divisimo y del trabajo duro. Me sorprendió mucho encontrarme con dos personas muy sensantas, con la cabeza muy bien amueblada y que le quitaban todo el misticismo a eso de trabajar en el cine. Me quedo con dos cosas que dijeron y que me gustaron bastante:

-Ariadna Gil no dudó en comentar que "el cine es la profesión más injusta del mundo. Puedes encontrarte a gente con un talento enorme que no consigue trabajo y a gente sin un ápice talento que no para de currar. Es triste pero es así, no es engañéis." Sabia Ariadna.

-Díaz Yanes comentó, sin dar nombres pero con una claríiiiiiiiiiiiiisima alusión a Almodóvar, que "quien es divo en el cine español es porque es imbécil, nuestro cine no da para divos, sencillamente no hay industria para eso."


Quise ir ese mismo día a ver Sólo quiero caminar pero tuve que esperar unos días de rigor, a pesar de que era de mis películas más esperadas del año. Y ayer ya pude disfrutar de este delirio a lo Tarantino español, lleno de gángsters, pistolas, tiros y chicas guerreras. Una gozada, vamos. No llega a la maestría de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (con la que comparte el personaje de la gran Victoria Abril) ni de Sin noticias de Dios pero consigue que nos olvidemos del penoso recuerdo del capitán que hablaba con voz muy ronca y con un acento ciertamente sospechoso. Y eso ya es mucho. Igual que también lo es el tener los cojones sificientes para hacer un tipo de cine que en España no solemos hacer, cine de género puro y duro con sangre, tiros, robos espectaculares y muchas ganas de innovar.

Sólo quiero caminar no es una película de mujeres pero ellas brillan con luz propia: Pilar López de Ayala, Elena Anaya, Victoria Abril y una Ariadna Gil que protagoniza uno de los momentos más bizarros de nuestro cine reciente: vestida de flamenca se monta sobre una bicicleta que posteriormente desarma convirtiéndola, cual transformer, en un rifle. Puro delirium extremum. La película hubiera sido redonda sino fuera porque le sobran como 20 minutos que se hacen eternos al final del metraje, aunque vista la calidad de este año eso es un mal menor. Y se le perdona por haber recuperado al mejor Díaz Yanes.

Y como dudo que de aquí a finales del año se estrene nada interesante, de cine español me refiero, me atrevo ya a dar mi quiniela de cuáles serían mis justas nominadas al Goya a la mejor película:

-Cobardes de José Corbacho y Juan Cruz
-3 días de Javier Gutiérrez
-Sólo quiero caminar de Agustín Díaz Yanes
-Camino de Javier Fesser.

Sobra decir que me encantaría que Camino arrasara. Pero siendo realistas, nuestro cine demostrará que es un soso, un rancio y un antiguo y premiará a la horripilante Los girasoles ciegos. Por si sirve de algo, yo he dado mi opinión.

Saludos a todos, yo sigo creando mocos (no sabía que un ser humano podía atesorar tal cantidad en su nariz), con fiebre pero no me pienso perder por nada del mundo la inauguración, dentro de unas horas, del Festival de Cine Fantástico de Málaga...

6 comentarios:

Shura dijo...

Que fuerte lo de los viejecitos...

Hay que informarse un poco antes de ir al cine, que alguna historia te puede pillar en un mal momento, o muy muy malo, como al viejecito.

Mejórate y no te pierdas The Fall.

Anónimo dijo...

Ya se ve que, después del fracaso en taquilla (la 7ª película de la semana pasada, y eso que no había muchas más), a Fesser le interesa crear polémica antes del fin de semana.

Cometí el error de ir a ver Camino, lo cual sólo me hizo pasar un mal rato con una película larga, lenta y sangrienta. Estoy de acuerdo con los críticos: el tema se aborda lentamente y la película resulta como una patada en el estómago. Tuve que irme al cabo de dos horas de película… y todavía le quedaba lo peor, según me han contado.

La película ya está en la red para descargar. Os recomiendo que os la bajéis y gastéis ese dinero en unas buenas copas, en lugar de pasar un mal rato en el cine.

4nigami dijo...

Hola!
Bueno, pues lo primero de todo decirte que ya vi el trailer de "varices" y que me gustó mucho... pero es qu eme gustó más el de "Cuento de Hada", no sé por qué...
Y lo segundo... que no sé cómo estará la película de "Sólo quiero caminar", pero desde luego lo que es la imagen que la anuncia me parece muy buena. Es sencilla y a la vez llama mucho la atención.

La verdad es que yo últimamente no voy mucho al cine, salvo el Domingo pasado que fui a ver "Los niños de Huang Shi", y la verdad es que me pareció muy bonita; sin contar que siempre me gustaron las películas basadas en hechos reales...

En fin, no tengo nada más que contar...

Espero que te mejores pronto ;)

¡Saludos!

Jomve dijo...

A veces no coincido con tus gustos y pienso que eso está casi siempre bien...por la diferencia de edad. Yo soy mucho más viejo. Por eso no comprendo vuestra admiración por la violencia en el cine (Tarantino me parece un patán oportunista con algunas habilidades). Y no sé si seré capaz de ver esta película de Díaz Yanes que va por el mismo camino. Es probable que Almodóvar tenga el ego siempre en 'erección' y resulte ya insufrible pero creo que nadie hablará de Díaz Yanes cuando Almodóvar haya muerto...No juegan en la misma división.

Jota dijo...

Querido /jomve,

jo, ya te echaba de menos por aquí. Como siempre, un placer que dejes tu opinión aunque sea contraria a la mía.

Veamos, la violencia en el cine no me llama para nada la atención. Soy más de asuntos sexuales que sí creo que son geniales sobre una pantalla blanca. Defiendo a Díaz Yanes, no por la violencia sino por atreverse a hacer cine de género en un país encorsetado donde sólo parece que se valora el cine social y el drama. Me parece muy loable que un director como él busque nuevos caminos así que siempre que haga algo así tendrá mi apoyo.

Por cierto, Tarantino sólo me gusta en "Pulp Fiction" y soy de los que opinan que es un buen director pero muy lejos de ser el genio que nos quieren vender.

Y también soy de los que piensan que Almodóvar es el mejor director que tenemos en España aunque no creo que todas sus películas sean buenas y dignas de estudio. Eso sí, creo que ha alcanzado una madurez fascinante desde "La flor de mi secreto" y espero ansioso "Los abrazos rotos" Pero creo que es una falta de respeto esos ataques de divismo que le dan pero cada cual con lo suyo. Se lo perdono por ser el único que aún sigue amando lo suficiente nuestro cine como para no irse corriendo a bajarse los pantalones a Hollywood.

Creo que es hora de que Pedro tenga su actualización en este blog.

Jomve dijo...

Me alegra finalmente estar en muchas cosas de acuerdo contigo. También creo que los asuntos sexuales quedan genial sobre una pantalla (aunque tú tienes más posibilidades que yo de ampliar el campo de las actividades sexuales :) y eso es jugar con ventaja). Las primeras películas de Almodóvar no me gustaron y siguen sin gustarme. Hace unos años y durante mucho tiempo dejé de ver cine con regularidad porque me parecía repetitivo y aburrido. Tras ver la secuencias iniciales de Marisa Paredes en 'Todo sobre mi madre' encontré un director capaz de emocionarme y deslumbrarme con su color, con sus imágenes en general, con su música y con algunos aspectos de sus tramas...En algunos momentos...es un genio y así se le reconoce en todo el mundo. Por eso le adoro y como no tengo que aguantarle...