PELICULEROS

domingo, 28 de septiembre de 2008

Ha nacido una estrella


Es lo que tiene el cine español, que no tiene star system. Nada, es que no hay manera. En cuanto tenemos algún astro de estos que arrastra a la gente al cine y que garantiza la calidad en una película se produce la temida frase de que "en España no me dan buenos papeles" y a continuación el astro hace las maletas y se va a Hollywood donde todo el mundo sabe que los buenos papeles se regalan en las esquinas. Al paso que vamos la única estrella que ha permanecido fiel a este nuestro querido país ha sido Almodóvar y eso que ofertas para largarse no le han faltado. Bueno, y Anita Obregón pero a ésta yo creo que más bien es que la prohíben salir del país para que no nos deje en evidencia por ahí.

Verónica Echegui es de esos pocos casos en que sabes que ha nacido una estrella en cuanto le dan una oportunidad. Yo soy la Juani nos enseñó que a la chavala no le falta magnetismo ni capacidad de convertirse ella solita en LA PELÍCULA. Y es que la Juani no hubiera sido nada sin la voz ronca de la Echegui, su flequillo alisado, su aspecto de chica dura a la vez que de princesita y su talentazo como actriz. Todo en una. Qué grande es la Echegui. Nuestro desvalidado star system agradece de vez en cuando la aparición de peña como la Echegui, mi adorada María Valverde, el todoterreno Juan José Ballesta y un muy escueto etcétera porque no abundan demasiado gente como los anteriormente citados.
Verónica Echegui en Yo soy la Juani

Y como la presencia de la Echuegui es motivo más que suficiente para desplazarse hasta el cine, anoche Pili, Marcelo y yo nos fuímos derechitos a donde mejor se está en una noche de lluvia: una de las salas del Plaza Mayor donde proyectaban El patio de mi cárcel de Belén Macías. Y allí descubrimos una de las mejores películas españolas que nos ha dado este annus horribilis (para el cine español) 2008. A priori es una colección de tópicos de las películas carcelarias, y es que hay como en bótica, un poco de todo: la protagonista yonka e incapaz de recuperarse, la funcionaria de prisiones mala malísima, la funcionaria de prisiones buena buenísima, las bolleras, las navajas y los apuñalamientos, las reclusas cabronas que matan y pegan palizas, los bis a bis, la capacidad de superación, las drogas, el sexo y la muerte...Tópico tras tópico. Pero el caso es que funcionan las mil maravillas porque los tópicos no importan cuando hablamos de una película hecha desde las entrañas, sobretodo porque El patio de mi cárcel está contada a través de unas actrices en continuo estado de gracia. Impresionantes desde la primera hasta la última, de la siempre excelente Candela Peña (¡¡qué grande eres coño!!) a la aún por descubrir Natalia Mateo o el papel secundario de Blanca Portillo. Y por encima de todas, y mira que es difícil, sobresalen la Echegui y Ana Wagener, esta última impresionante en su papel de gitana de buen corazón y culpable de muchos de los golpes cómicos de la película.

Fotograma de El Patio de mi cárcel

Un dulce de película sobre lo puta que es la vida y las risas que hay que echarse para sobrellevarla. Por ahora lo mejor que llevamos en el cine español en lo que llevamos de año, a años luz de la horrible Los girasoles ciegos que encima nos representará en los Oscar. La Echegui cada vez camina con paso más firme hacia su lugar privilegiado en el star system español. Esperemos que tarde mucho tiempo en decir eso de que en España no le dan buenos papeles.







2 comentarios:

María dijo...

Estoy deseando verla.
Y tb quiero ver 'Yo soy la Juani' q te puedes creer q todavía no la he visto?

Se te olvida la gran Maribel Verdú, ella tb ha preferido quedarse en nuestra España querida.

Hedda dijo...

Me gusta mucho esta niña y tengo muchas ganas de ver esta película.

Yo soy la Juani es una película fácilmente olvidable, en mi humilde opinión,¡pero ella es que lo borda de verdad!

Adoro a Candela Peña y Blanca Portillo (entre otras) :)

Saludos,

Hedda