PELICULEROS

miércoles, 20 de agosto de 2008

Vigilado


La reacciones siempre eran las mismas, la persona a la que se lo decía, generalmente estudiante de esa carrera, me miraba con una mezcla de sorpresa y asco y me decía: ¿para qué te vas a meter en Comunicación Audiovisual si ya has hecho periodismo? No vas a aprender nada, la carrera es una mierda y tú ya has aprendido mucho por tu cuenta. Bueno, tan mala no puede ser, pensaba yo. El caso es que no sé si ha sido porque me la habían pintado tan mal que no hacía falta mucho para superar mis expectativas o que realmente era la carrera que siempre quise estudiar (¡¡maldita orientadora de mi instituto que me dijo que esa carrera sólo podían estudiarla los del bachillerato tecnológico!!) pero el caso es que han sido dos años (es lo que tiene acceder directamente al segundo ciclo) inolvidables, llenos de experiencias, de cafés, de secretos, de cosas que no olvidaré nunca y, sobretodo, de gente estupenda que se han convertido en parte de mi equipo dispuestos a dejarse los cuernos (es una expresión, no piensen mal) a cambio de nada en mis cortos.

Si hay algo que tengo claro es que estamos aprendiendo a base de rodar mucho, equivocarnos más y con la simple satisfacción de ver que cada corto es un paso más. Por eso si hay algo esencial que pido a la gente que curra conmigo es que se lo tome tan en serio como si estuvieran rodando Titanic aunque el dinero de producción sea escaso, trabajemos de sol a sol, comamos bocadillos y rodemos en vídeo a la espera de poder tocar el celuloide (algo que espero poder hacer realidad en 2009) Y he tenido la inmensa suerte de encontrar a gente enamorada del cine que quiere aprender a base de currar mucho, un equipo con el que es un placer hablar de storyboards, guiones técnicos y planos entre muchas cervezas, alguna copa y alguna que otra reunión que termina en una fiesta y una borrachera descomunal.

Hoy me apetece compartir con los que entráis aquí todos los días el trabajo de algunos de los miembros de mi equipo al margen de mis cortos. Porque a mí me demostraron mucho convirtiendo un simple trabajo de clase (el rodaje del piloto de una serie de TV de 15 minutos) en la demostración de que cuando hay ganas y talento sobra el dinero. Alberto, Manolo y Juanje (cámara, producción y protagonista de mi corto Varices respectivamente) junto con Dani y Pedro (con los que trabajé, junto con los anteriores, en el videoclip Una vez más para El País Musicano) decidieron rodar 40 minutos completos para crear el piloto íntegro de una idea original de Alberto llamada Vigilado. ¿El resultado? Una original trama de intriga al más puro estilo 1984 de George Orwell, con un planteamiento que a mí me encantó y que no tiene nada que envidiarle a las mejores ficciones estadounidenses y de paso le da de patadas a los horribles engendros nacionales que aquí lideran los shares de audiencia (creí que las series españolas habían tocado fondo con el final de Los serrano pero veo que aún pueden seguir hundiéndose más y más en la miseria con 700 euros, diario secreto de una call-girl) Lo mejor de Vigilado es que suple la falta de medios con toneladas de talento y de cultura cinematográfica, además de un uso de la estética y de la cámara en mano (estilo que a mí me vuelve loco) al más puro estilo El mito de Bourne, algo de lo que deberían aprender muchas producciónes con dinero pero sin ganas de innovar o de sorprender.


Os dejo con el tráiler del piloto de Vigilado:





1 comentario:

Sonia dijo...

Me alegra que un trabajo de mi clase de tantos frutos, y no sólo los académicos :)