PELICULEROS

jueves, 14 de agosto de 2008

Sobre expectativas y clásicos instantáneos

Aterrador teaser poster de "El caballero oscuro"

Ir al cine con las expectativas de ver una obra maestra es muy peligroso porque, por regla general, uno suele decepcionarse bastante. Y más cuando alrededor de la película se monta un circo mediático que hace creer que vamos a ver al mesías del séptimo arte, esa historia que devolverá la fe en el cine y marcará un antes y un después, el típico filme que revienta taquillas porque es la la película que hay que ir a ver obligatoriamente. Por eso es tan sumamente excitante salir de la sala y descubrir que tus expectativas se han superado con creces y que todo lo que has oído, leído y visto de El caballero oscuro se queda corto. Porque probablemente sea la mejor película estrenada en años, un filme valiente y arriesgado que habla sobre los miedos post-11S (quizás sea la que mejor ha retratado el caos y la psicosis terrorista desde aquel fatídico día) y que trasciende de su propio género porque ya no estamos hablando de cine de superhéroes sino de CINE a secas y con mayúsculas.
Vale, ya sé que los gaditanos tendemos a la exageración aunque no queramos, que todo lo engrandecemos y que si en un sitio había 100 personas nosotros decimos que había 100.000 y que allí no cabía ni un alfiler. Pero voy a intentar recopilar algunos adjetivos neutros y no exagerados de lo que supuso anoche el visionado, en una sala Imax abarrotada hasta arriba de frikis y emos entre los que uno se sentía un bicho raro, de El caballero oscuro: una película oscura y cruel, una historia épica y única, un recorrido por el lado oscuro del ser humano y sus atentados terroristas en medio del caos y la anarquía, una cinta de actorazos e interpretaciones míticas donde a los villanos se les llama terroristas y los superhéroes no tienen superpoderes sino un afán por devolver la esperanza a una sociedad que no la tiene...Se trata también de una película donde los buenos mueren, donde no sabes lo que va a pasar, donde los muertos importan y las masacres se llaman por su nombre, actos terroristas. Es una historia política sobre la degradación de la justicia en nuestros días, sobre el miedo del ciudadano de a pie de convertirse en peón de un juego suicida, sobre la redención, el perdón, la venganza, la locura y la maldad humana...Y paro aquí porque podría estar rellenanado blogs y blogs sobre esta maravilla hecha celuloide.

Batman (Christian Bale) y El Joker (Heath Ledger)


¿Qué es la mejor película estrenada en lo que llevamos de año? Yo me atrevería a unirme a las críticas especializadas y decir que es la mejor que hemos visto en los últimos 20 años, sin nada que envidiarle a peliculones como El Padrino, Heat o Casino. Porque ya no estamos hablando de un tío con leotardos que persigue a villanos que quieren conseguir tal arma o conquistar el mundo...No, estamos hablando de una historia de mafias, terrorismo y corrupción política donde te olvidas que el protagonista va vestido de murciélago a los 5 minutos. Si hubiera justicia en este mundo, que no la hay, El caballero oscuro sería colmada de premios y reconocida por todas y cada una de las asociaciones de críticos que, al igual que ciertos pedantes cinéfilos de los que conozco muchos, creen que una buena película es aquel drama de tres horas de duración con muchas lágrimas y si es con vestidos de época pues mejor que mejor. Y es que la secuela de Batman podría optar, y ganar, perfectamente en las siguientes categorías de esa mentira llamada Premio Oscar:
-Mejor película: El caballero oscuro es infinatemente mejor que ganadoras como Infiltrados, No es país para viejos, Crash, El retorno del rey y así hasta una lista interminable.
-Mejor director: lo que ha hecho Chris Nolan no tiene nombre. Si ni siquiera es nominado en este apartado apaga y vámonos.

El Joker (Heath Ledger)

-Mejor actor secundario: las malas lenguas dicen que Heath Ledger ganará el Oscar por el morbo de su muerte. Yo sólo digo que su interpretación es legendaria, aterradora y única. Nunca había visto algo así, realmente da un miedo horrible y consigue lo impensable, que cuando sales del cine te preguntes: ¿Jack Nicholson? Ah, es verdad, si ese hacía de Joker. Todo lo que pueda decir es poco y se ha dicho ya, es algo que hay que ver. Tilda Swinton, ganadora del Oscar este año y presentadora de esta categoría el próximo, ya puede ir ensayando delante del espejo la frase: And the Oscar goes to Heath Ledger.

Eso sí, aunque el Joker haya eclipsado a todo el reparto, excepcional del primero al último actor por otro lado, no quiero dejar de lado a Aaron Eckhart (qué guapo y qué pedazo de actor eres, hijo mío) que está soberbio en su papel de Harvey Dent. Su plano donde se ve en que se ha convertido pasará a la historia del cine sino es que lo ha hecho ya.

Harvey Dent (Aaron Eckhart) reconvertido en Dos Caras

-Mejor guión original: ¿acaso no merece el premio un guión que ha convertido la secuela de una película de superhéroes en un fenómeno cinematográfico cuya nota media no baja del 9 en cualquier lista especializada?

Del apartado técnico mejor no hablar porque El caballero oscuro es espectacular hasta decir basta.

Y ya refiriéndome a asuntos más terrenales...Christian Bale. Este hombre no es de este mundo. Ni su pecho, sus ojitos, su boca, sus brazos con esa cantidad de músculos, su pose de chulería...Ains...

Son pocas las veces que ves una película sabiendo que es un clásico instantáneo del cine. Como prueba de ellos sólo diré que anoche fue la primera vez que asistí a una proyección, donde no había presente nadie del equipo técnico o artístico, en la que el público rompió a aplaudir al terminar la película.

Una OBRA MAESTRA. Señoras y señores, ha nacido un clásico.

Os dejo con este clip de la película con el Joker en plena forma:










2 comentarios:

Pedro KPX dijo...

Mm, para mí es casi una obra maestra pero se queda en eso. Los errores y virtudes de esta pinícula los desgrano cachico a cachico en mi blog:

http://pedroterrero.blogspot.com/2008/08/el-caballero-oscuro-hipnotizando-al.html

Saludos veraniegos.

Shura dijo...

Me alegro de no tener fotolog o blog en estos momentos, porque no sabría describir todo lo que he sentido como fan de los cómics y el cine de Batman desde hace años al verla.