PELICULEROS

lunes, 4 de agosto de 2008

Los superhéroes de verdad no besan bien

Yo frente a la puerta donde se desvela el misterio de "El hombre del saco"

Una vez me dijeron, no recuerdo quién, que cambio de proyecto con más facilidad que Almodóvar. Y creo que es verdad. No sé porqué pero cuando casi tengo seguro de que tengo ya la historia que se convertirá en mi próximo proyecto, con guión ya cerrado e incluso con algunos papeles dados, se me cruza por delante otra que me obsesiona, me nubla y me parece mucho mejor. Es entonces cuando sé qué esa es la siguiente historia que quiero contar, no sé porqué pero entonces todo va superrápido, el guión se escribe en un abrir y cerrar de ojos y cuando me quiero dar cuenta ya estamos metidos hasta arriba en la preproducción y con un pie puesto en el rodaje. Cosas de rodar en vídeo, que aún te da esa facilidad para la improvisación y para montar toda la parafernalia del cine en unos tres meses.

Justo cuando creía que íbamos a rodar Greatest Hits, incluso ya teníamos las localizaciones vistas y los protagonistas dados, se me ocurrió la historia de Un cuento de hadas y me pareció que era lo que estaba buscando en ese momento concreto. O más bien dicho, lo que necesitaba para mí en esos días raros. Creo que acerté, aún hoy me siguen mandando e-mails con una frase que se suele repetir en todos: qué preciosidad de corto. Lo más curioso es que yo sigo odiando esos 18 minutos porque creo que podía haber hecho mi trabajo mil veces mejor de lo que quedó reflejado en pantalla. Después de mi cuento de superheroínas me di cuenta de que todo el mundo quería algo muy parecido, una especie de Un cuento de hadas 2.


Rodaje de "Un cuento de hadas"

Y a mí se me ocurrió contar una historia sobre el enganche sexual de dos personas, un guión con dos únicos actores que estarían desnudos todo el tiempo y cuya trama rozaría, cuando no tocaría de lleno, el sexo explícito. Titulé a esa historia Placer y ya casi estaba preparando la preproducción cuando decidí rodar un cuento oscuro sobre los miedos infantiles al que llamé El hombre del saco. Sencillamente creí que Placer requería mucho más talento del que yo tengo. Aún hoy sigue siendo la historia que más ganas tengo de llevar a la pantalla. Y a principios de año me pasó lo mismo, dejé de lado el guión de El ángel tonto para poder levantar un argumento completamente loco y arriesgado que decidí llamar Varices. Fue la primera vez que iba a rodar algo escrito a cuatro manos, por Paco Anaya y por mí, y ahora, con el resultado encerrado en un DVD, me parece lo más logrado que he conseguido hasta ahora.

Y la historia se repite. Cuando creía que ya tenía a mano mi siguiente corto, Golfa, decido aparcarlo porque me he dado cuenta de que necesito demasiado dinero y tiempo para poder levantarlo. Y desgraciadamente no tengo ninguno de los dos. Eso sí, junto a Placer se queda como el único guión que no pasará a coger polvo en la estantería sino que haré lo posible e imposible por poder rodarlo algún día. Aunque la verdad es que también ha ayudado bastante a su aplazamiento el hecho de que he encontrado la clave para una historia que llevaba mucho tiempo queriendo rodar, una pequeña comedia dramática sobre superhéroes patéticos, oportunidades perdidas, besos robados, vuelos suicidas y espaldas desnudas. ¿El título? Los superhéroes de verdad no besan bien. Aunque no descarto un nombre que me ronda por la cabeza pero que me parece un pelín excesivo.

Paco y yo ya estamos escribiendo. Si Juanje y Macarena quieren, ellos serán los protagonistas de la primera historia de amor que escribo desde ¿A quién te llevarías a una isla desierta? Al resto de mi equipo sólo les digo que pretendo que este rodaje sea casi una fiesta de amigos, un poco como aquellos cortos con los que empezamos a currar juntos, cuando comíamos pizza y rodábamos tomas y tomas sin parar... Juanje Vargas en el videoclip que dirgí para El País Musicano, "Una vez más"

Muchas ganas de levantar esta historia, no sabéis cuantas...

1 comentario:

ann_skywalker dijo...

Ola Javi! no sabes cuanto me enorgulleceria participar en algunos de tus cortos, este curso iba hacer Publicidad pero me voi a tomar un año "sabático", asi que si te falta gente o lo que sea, incluso para preparar cafés, aki me tienes a tu entera disposicion artista!

un besazo