PELICULEROS

jueves, 3 de julio de 2008

Sobre egos y talentos


Con Nacho Vigalondo tengo cachondeito desde hace mucho tiempo…

Y es que una mañana, en nuestro primer Festival de Cine Español de Málaga como prensa acreditada, llegué a mi piso de estudiantes para descubrir encima de la mesa del salón una hoja de papel con la siguiente firma:

Gracias por acogerme y (lo demás lo censuro que ya se sabe que vivimos tiempos de corrección política gracias a la cruzada por los valores morales que ha emprendido el Señor Fotolog)…

Que sepáis que habéis estado con un genio. Nacho Vigalondo

Le pregunté a mi compañera de piso que qué era eso y ella me dijo que un director de cortos había dormido esa noche en casa porque había estado de after con ella y mis amigos. De paso había dormido en mi dormitorio. Esa misma noche nos lo encontramos en el Warhol (una discoteca que va de pseudomoderna y fashion pero que no consigue salir de cutre y ordinaria) de Málaga y me lo presentaron. Él me dijo que estaba en el Festival con un corto llamado 7: 35 de la mañana y que le estaba yendo bastante bien con él pero que no me quería contar de qué trataba, que mejor lo viera. No tardé mucho en localizarlo y descubrir que era el mejor cortometraje que había visto en mucho, mucho, mucho, mucho tiempo, todo un prodigio de la concesión y una mezcla fascinante de comedia romántica, humor negro y musical. Una de esas obras que sabes que están destinadas a convertirse en clásicos instantáneos de nuestro cine. Echadle un vistazo para los rezagados que aún no lo hayáis visto:



Unos meses después de esto, estábamos felizmente en mi piso esperando a ver las nominaciones para los Oscar con los ojos puestos en nuestro Amenábar y su intento desesperado por lograr la estatuilla dorada, es decir Mar Adentro. Para nuestra sorpresa, de repente Ana García Siñeriz (que tiempos aquellos de Lo + Plus) anuncia que hay otro español más nominado en los Oscar…al mejor cortometraje. Y aparece una foto de Nacho Vigalondo. Casi me caigo del asiento, un tío que hace sólo unos meses dormía en mis sábanas de Snoopy iba a ir al Kodak Theatre de los Angeles con una nominación al Oscar bajo el brazo.

Después de eso, pude ver Choque, su siguiente cortometraje:


Y ahí ya descubrí que el señor Vigalondo iba a ser uno de esos escasos ejemplos de director personal, mediático y popular que puede promocionar una película con su nombre y no con el de los actores. Y que también iba a estar más preocupado por su ego y por que se hable de él que por ofrecer una buena historia a la altura de alguien con su talento. Porque Choque me pareció una estupidez y una tomadura de pelo como un castillo, algo impropio de un director que nos había regalado una obra maestra como 7:35 de la mañana.


Y todo esto viene al caso porque ayer pude ver Los Cronocrímenes, su debut en el largo. La historia que lleva arrastrando esta película es curiosa: director español nominado al Oscar dirige su primer largo y es incapaz de conseguir distribuidora en España a pesar de que la cinta se pasea por festivales de todo el mundo, consigue premios e incluso se compran los derechos para un remake estadounidense. Por fin, consigue estrenarse el 27 de junio con un número muy reducido de copias (en Málaga, por ejemplo, sólo se proyecta en un cine) pero con una gran publicidad gracias al boca-boca. Y allá que voy yo expectante por ver lo que ha hecho el amigo Vigalondo…y me encuentro con un planteamiento simpático que nos llega al corazoncito de todos los que hacemos cortos independientes: muy pocas localizaciones (dos casas, un laboratorio casero y el campo que los rodea a todos), cuatro únicos actores y un único día donde ocurre todo.



¿La historia? El follón que se monta cuando un desgraciado viaja accidentalmente en el tiempo unos minutos atrás y se encuentra consigo mismo.


¿Expectativas? Muchas ¿Resultados? Una decepción enorme porque el señor Vigalondo estaba más preocupado en crear una película de la que se hablara mucho y no en dar forma a la muy buena película que podía haber sido Los Cronocrímenes. Y es que el excelente planteamiento inicial, ciencia ficción hecha con cuatro duros y con una original premisa, se va al carajo por el egocentrismo, más que visible, de un director que quiere a toda costa crear una película de culto y encumbrarse como la gran revelación del cine español. Y eso acaba convirtiendo LosCronocrímenes en una paja que el señorito se hace a si mismo…

Y de los actores prefiero no hablar…no sé cómo ha conseguido que Karra Elejalde y Bárbara Goenaga estén peor que los adolescentes asesinados de una película de serie B. Vigalondo se reserva también uno de los protagonistas con el que debería aprender que zapatero a tus zapatos que cuando quieres lo haces muy bien.

Vaya añito…primero Shyamalan, ahora Vigalondo…¿es que no van a parar de decepcionarme?

El traíler de Los Cronocrímenes:



8 comentarios:

Arhill dijo...

Ni falta que te diga que no puedo estar más en desacuerdo, a mi Choque y Los Cronocrimenes me parecen muy buenos. Es verdad que Vigalondo como actor no pero como director si creo que es genial. La peli para mi le falto algo, una trama secundaria o que la historía durara un poco más. Lo del ego yo no lo veo por ningún sitio, más ego tiene Amenabar y no es capaz de hacer una película minimamente original.

Como siempre en desacuerdo pero weno, siempre nos quedará Moulin Rouge... :D

Saludosss

PD: Felicidadesss!

Vigalounge dijo...

¡Madre mía, qué recuerdos!

En cualquier caso, TE RETO a que escanées esa nota, porque recuerdo lo que escribí, Y ME TEMO QUE NO ES LO QUE HAS PUESTO, BELLACO.

Yo no pondría jamás una horterada similar. Qué desastre.

Jota dijo...

Señor Vigalounge...(que dudo enormemente que seas el señor Vigalondo,je,je,je)

La nota original ponía:

Que sepáis que habéis drogado a un genio...

pero no me parecía oportuno ponerlo en algo que lee la peña,je,je,je.

¡¡Un abrazo!!

Vigalounge dijo...

Tampoco ponía eso. TE RETO DOS VECES.
Cómo sois.

Jota dijo...

ja,ja,ja,ja...

aquella mítica nota se la llevó mi compañera de piso a Barcelona y la metió en un lío cuando la madre la descubrió en una cajón y vio aquello de "drogar a un genio"...

Yo llegué al día siguiente a mi casa,leí la nota y me hablaron de un yogurt condimentado de una manera muy especial,je,je,je

David Aames dijo...

Pero tío.
Los Cronocrímenes es fantástica en todos los sentidos. Meterse así con Vigalondo...
Prefiero el largo a 7:35

Shura dijo...

Tengo ganas de verla, aquí también anda en un par de cines nada más. De todos modos, por mucho cachondeo que te traigas con Mr. Vigalondo, que sepas que el ego es algo intrínseco a algunos en vuestro negocio, todo el mundo quiere que se le conozca por un sello especial, no creo que nadie quiere pasar desapercibido y hacer 'obras por encargo'.

Oye-Juan-Kenobeo (El Maestro Jedi) dijo...

Jarl.

¿Vigalondo ha dormido en tu casa, en tu cama, en tus sábanas de Snoopy? Ahora se puede fardar de eso, pero dentro de poco podrás subastar las sábanas en eBay.

El café pendiente se hace harto necesario para conocer DETALLES.

Y escanea esa nota. Escanéala antes de enmarcarla.