PELICULEROS

martes, 22 de julio de 2008

El asesino voyeur de Cristal Lake


A ver, quien levante la mano quien no haya estado alguna vez dando rienda suelta con su pareja a las pasiones carnales en algún bosque creyendo que estaba lejos de miradas indiscretas. Y de repente se oye un ruído y los dos levantáis la cabeza asustados creyendo que en cualquier momento va a aparecer un armario empotrado con una máscara de hockey y un machete para hacer que vuestros últimos fluidos corporales no sean los que teníais pensados...

Y es que el terror ha hecho mucho daño a la imaginación colectiva de todos los que una vez han sido adolescentes. Y Viernes 13 sea probablemente una de las más míticas por pertenecer a ese nutrido grupo de películas que todos hemos visto con 16 años, con los colegas y entre latas de cerveza que convertían el hecho de ver un montón de asesinatos de adolescentes, sexo y sangre en algo completamente inseperable de nuestras primeras borracheras a escondidas. ¿Quién no ha saltado y gritado con el último plano de la primera Viernes 13 cuando el joven Jason sale del agua y atrapa a la única superviviente de la masacre? Que grandes momentos en la casa de cualquier amigo que ese fin de semana se hubiera quedado libre de padres...

Independientemente de estos grandes momentos de sustos y borrachera, Viernes 13 pasa por ser una de las peores películas de terror que jamás se hayan hecho. La idea es estúpida y absurda hasta decir basta: un grupo de jóvenes monitores reabre un acabado campamento de verano, Cristal Lake, donde hace unos años se cometieron unos asesinatos. Al cabo de unos minutos de metraje se produce un impresionante giro de guión y ¡¡oh, cielos!! los pobres chicos empiezan a morir entre diversos polvos y posturas sexuales varias. Al final se descubre el pastel y vemos que el asesino es una adorable viejecita cuyo hijo murió ahogado unos años antes al no ser vigilado por sus monitores que, en otro giro impresionante de guión, descubrimos que se lo estaban montando en lugar de velar por la seguridad del pobre crío. Y es que Viernes 13 nos enseñó a lo largo de sus diez partes de que no hay mejor momento para que un adolescente muera a manos de un asesino que aquel en el que está en pleno apogeo sexual.


Viernes 13 resultó ser una película al más puro estilo mercadillo de barrio. Es decir, buena, bonita (estos dos adjetivos deben ser leídos de manera irónica) y, sobretodo, barata. Con cuatro duros invertidos pudo recuperar diez veces su presupuesto por lo que no fue de extrañar que empezaran a hacerse secuelas como churros. A partir de la tercera parte se dio a conocer a Jason que pasaría a ser la cara más reconocible de la saga: el niño muerto en la primera entrega que renace convertido en un armario empotrado 4x4 y que se dedica a matar alegremente a jovenzuelos promiscuos tapado tras una máscara de hockey. ¡¡Qué grande es Jason!! Recuerdo en una de las secuelas, no me hagáis recordar en cuál porque no distingo una de otra, el armatoste asesino atrapa a una chica en su saco de dormir y se dedica a golpearlo, con la pobre víctima dentro, contra un árbol como si estuviera sacudiendo una alfombra. Inenarrable, uno de los grandes momentos cómicos de los 80...porque doy por hecho que las diez secuelas de Viernes 13 son pura comedia descerebrada al más puro estilo Porkey,s.

¿Y a qué viene todo esto? Pues a que el viernes 13 de febrero de 2009 se estrenará en EEUU el remake de la primera entrega. Lo curioso es que en las primeras imágenes de la película se puede ver claramente a Jason lo que ha desatado la ira de los fans de la saga (sí, los hay...y es que hay peña que se aburre muchísimo en su casa) ya que el famoso asesino no aparecía hasta la tercera entrega. No seré yo quien critique los remakes ya que si sois lectores asiduos de este blog sabréis que me gustan bastante y que considero que algunos, Las colinas tienen ojos o La matanza de Texas, han superado con creces a sus originales. Eso sí, ¿es necesario volver a hacer una copia de unas de las peores películas de terror de la historia? ¿La mejorarán o seguirá siendo un despropósito? Bueno, esta es una de las imágenes de una de las nuevas víctimas de Jason, el actor Jared Padalecki:


¿Ya se han calmado vuestras hormonas? Mirad ese cuerpo sudoroso, esos abdominales perfectos, esa fina capa de sudor que recorre su cuerpo de adonis, esa toalla justo en el límite dle vello púbico...no, no es una película porno gay, es una imagen del remake de Viernes 13 ¿Vosotros créeis que detrás de este fotograma se puede esconder un buen guión de terror?En fin...al ritmo que vamos en un año o dos tenemos un remake de Sé lo que hicisteis el último verano.

2 comentarios:

Marquitos dijo...

aaaaaaaaarrrgghhhh
toooaaallaaaaa...

al que no hubiera visto Viernes 13, que ya puede ser raro, ya le has contado todo el final...

Ya mismo Expediente X2... ¿o te pensabas que si Police y las Spice -lo mismito, vaya- volvían, no podían hacerlo Mulder y Scully?

así que ya todo es posible...

Anónimo dijo...

vi tus cortos
mm
por cierto, haces casting para ellos? o sueles trabajar con la misma gente?
y si los haces donde lo publicas?

suerte con el trabajo


www.yanolosoporto.blogspot.com