PELICULEROS

viernes, 4 de julio de 2008

And the Oscar goes to...¡¡Pe!!



Podéis buscar, rebuscar y hartaros de rastrear...todo lo que leáis de Vicky, Cristina, Barcelona hace caso omiso de dos superestrellas como Javier Bardem o Scarlett Johansson, su presencia es casi invisible para todos los que han podido ver ya la nueva película del señor bajito, feo y neurótico que se acuesta con su hija adoptiva. Cualquier crítica que encontréis se centra en Penélope Cruz y en su interpretación de una desquiciada ex-novia que se hace con la película, el público, la crítica y todo lo que se le ponga por delante.

La película se estrenó fuera de competición en el pasado Festival de Cannes y ahí fue cuando empezó lo que puede convertirse en una gran bola de nieve que puede culminar el próximo febrero en el Kodak Theatre de Los Ángeles con una frase que puede pasar a la historia de nuestro cine: and the Oscar goes to...Penélope Cruz. Y no sería sólo por el hecho de que la madrileña sea la primera actriz española en conseguir la preciada estatuilla sino porque quien entregará ese Oscar será...Javier Bardem, ganador este año por su prodigiosa interpretación en No es país para viejos de los Coen. Y, aunque este blog no habla de asuntos escabrosos o referentes a la entrepierna, puede resultar curioso ver a esta pareja de novios entregándose uno a otro el galardón más importante de la industria de los sueños. ¿Este Oscar es imposible? Para nada, más teniendo en cuenta que el señor bajito, feo y neurótico que se acuesta con su hija adoptiva es todo un especialista en que las actrices de sus películas consigan el Oscar a la mejor actriz secundaria.

Ahora parece que está muy de moda decir que Penélope Cruz es muy mala actriz y que sólo sirve para lucir palmito y retorcer el cuello, cosa que hace como nadie, en la alfombra roja. Siempre la defenderé como la gran actriz que es a pesar de que tiene un gusto pésimo para escoger papeles y películas, sobretodo desde que decidió convertirse en star en la meca de los sueños y el vicio: Hollywood. Eso sí, cuando acierta acierta a lo grande. Sólo citaré algunos títulos y que alguien tenga los santos reaños de decirme que en esas películas está mal: Belle époque, La niña de tus ojos, No te muevas, Todo sobre mi madre, Volver y Elegy. ¿Qué luego la caga con superproducciones para gente con intelecto 0 y queda como una actriz mona sin talento? Tampoco discutiré eso porque me podréis nombrar engendros como Gothika, Bandidas, Sahara o Vanilla Sky y os tendré que dar la razón.


Pero parece ser que, ¡¡por fin!!, está encauzando su carrera. Y la oportunidad que le ha dado el señor bajito, feo y neurótico que se acuesta con su hija adoptiva puede ser única. Porque este señor bajito, feo y neurótico que se acuesta con su hija adoptiva ha decidido que tiene que hacer una película por año caiga quien caiga, ya sea mediocre o directamente pésima. Y es que por muy genio que uno sea no puede esperar crear una obra maestra cada 365 días porque el ingenio y la chispa pueden acabarse. Eso sí, de vez en cuando suena la flauta y consigue volver a los viejos tiempos estrenando una buena historia donde el genio vuelve a brillar. La última fue Match Point y ahora parece ser que Vicky, Cristina, Barcelona está del lado de las buenas. Las críticas son excelentes y nadie habla de Bardem o la Johansson, todo son halagos para nuestra Pe. Cada vez son más fuertes los rumores de que es la gran candidata de este año para el Oscar a la mejor actriz secundaria así que sólo nos queda esperar hasta septiembre para comprobar si su interpretación es tan buena como dicen y hasta febrero para ver si la madrileña tiene el privilegio de repetir nominación. Porque no nos olvidemos de que ella ya hizo historia al ser la primera actriz española en ser nominada a un Oscar por su entrañable Raimunda en Volver. Detalle importante: era una nominación por un papel hablado en español en una película española...algo que Bardem todavía no ha conseguido (su primera nominación y su Oscar fueron por cintas norteamericanas y habladas en inglés)

Que emoción sería ver a Bardem abrir el sobre, sonreír y decir: and the oscar goes to...Pe.

Aquí os dejo el tráiler de Vicky, Cristina, Barcelona. Por cierto, la estética y lo que nos deja ver el tráiler de la película no puede ser más almodovariano:

2 comentarios:

Shura dijo...

Sáhara es de cárcel sin juicio, y una ducha forzosa para Maconajay.

jomve dijo...

Los actores a veces mecesitan trabajar en algo que les parece divertido, responden a compromisos aceptando papeles o simplemente les hace falta ocupar su tiempo de neuróticos y ganar dinero. Supongo que no será fácil encontrar un actor a actriz famosos que no tenga puntos negros en su carrera. Me gusta mucho Pe y creo que es la única 'estrella' española que tenemos, porque ella lo reúne todo y ya consigue lo que sólo está al alcance de las estrellas: que la gente vaya a ver su trabajo tan sólo porque es ella. Luego viene lejos Paz Vega, pero todavía muy lejos. Y la envidia...ya se sabe lo que hace y tampoco es una exclusiva española. Además si hay algo subjetivo es lo que transmite un actor...