PELICULEROS

lunes, 16 de junio de 2008

¿Capaz o incapaz?



Tengo una opinión, muy mística y personal, del séptimo arte: son las películas las que te encuentran a ti y no al contrario. Es decir, por mucho que nos creamos que nosotros echamos un vistazo a la cartelera, nos desplazamos hasta un cine, pagamos una entrada que más que eso es una puñalada trapera a nuestra economía, y nos gastamos medio sueldo en un menú de palomitas y coca-cola...aunque pase eso, son las películas las que nos llaman y nos localizan para quedarse dentro de nosotros como si fueran las piezas perdidas de un puzzle que nos faltaba.

Hace algún tiempo, Imanol me dijo que había visto una pellícula que era perfecta para mí. Sus palabras textuales fueron: Javi, vas a dar palmas con las orejas cuando las veas, no puede ser más tú. Intenté localizarla pero no la encontré y entre una cosa y otra el asunto cayó en el olvido. Poco después, Yaye me comentó que tenía que ver una película que era alucinante y que mientras la veía no podía dejar de pensar en mí...esta vez sí había manera de localizarla: ella la tenía. Así que decidí que era el momento de ver esa supuesta maravilla de título no muy sugerente: Quiéreme si te atreves o Jeux d´enfants en su V.O francesa. Cuando la terminé de ver, miré a Yaye y le dije: dios mío, es la película perfecta. Hubiera matado por dirigirla tal cual, sin cambiar una coma del guión ni quitar un plano...Le había costado pero por fin me había encontrado. Era el comienzo de una bonita historia de amor entre esta maravilla francesa y yo.

¿El argumento? Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet) llevan enamorados desde niños pero no se atreven a decírselo. Han desarrollado una peculiar manera de hacerlo: se pasan una caja metálica infantil con un reto acompañado de una pregunta: ¿capaz o incapaz? Quien recibe la caja tiene que ser capaz de hacer lo que el otro le reta. Al principio son cosas sin importancia, como orinarse delante de un profesor o ir a un examen con la ropa interior al aire, pero al ir creciendo el capaz o incapaz irá adquiriendo tintes de verdadero terrorismo psicológico. Y toda esta mala leche sin abandonar una estética de cuento de hadas para adultos que hace parecer a Jean Pierre Jeunet un principiante en esto del cine.





Quiéreme si te atreves es una de esas películas que pasa desapercibida en España pero que es necesario redescubrir ya pero ya. Es como un gigantesco caramelo envenenado: envuelta en un aspecto de cuento inocente y luminoso esconde en su interior una mala leche y un cinismo que ni la película más bruta de Michael Haneke. Todo ello rodeado de una B.S.O basada en la canción La vie en rose de Edith Piaf (quien le iba a decir a Marion Cotillard que unos años después ganaría el Oscar a la mejor actriz por interpretar a esta gran diva de la canción) que hace que parezca que estamos viendo una ñoñería, hecho que se refuerza con las miradas de corderitos que se lanzan los protagonistas mientras se dedican a putearse la vida gracias a una retorcida imaginación y a una simple pregunta: ¿capaz o incapaz? Lo más curioso de todo, que al final la película consigue ser una historia de amor preciosa que hace que rebusques en los bolsillos ese kleenek abandonado para secarte las lágrimas y sonarte los mocos.


Y Marion Cotillard...oh, la, la...quien no se enamore de ella es que no es humano. Esa mezcla de belleza extraña, sexualidad, inocencia y erotismo no es de este mundo. La actriz francesa nos ha regalado la Sophie de Quiéreme si te atreves pero también es la culpable de una de las mejores interpretaciones femeninas de los últimos años, ella es la Edith Piaf de La vie en Rose y uno de los más justos Oscar a la mejor actriz de toda la historia de estos premios. Y teniendo en cuenta lo injustos que son estos premios, ya es decir mucho. Pero eso es otro tema para otra actualización...


Hasta entonces...¿capaz o incapaz?












2 comentarios:

Pablok dijo...

Pues sí que me había perdido actualizaciones de esto... y no había sido estudiando precisamente... aunque es algo que no suelo hacer -que yo no hablo de política ni de cine- hoy me apetece decir algo.

Quiéreme si te atreves es la película que más podría haberme gustado de todos los tiempos, y es una de las pocas que me compraría para poner en la estantería de las cosas importantes, junto a las agendas de otros años, algunos -sólo algunos- álbumes de fotos y mis libros de van Gogh. Pero en realidad sólo la he visto una vez y la odio. Ver esa película hizo que no durmiera en toda la noche y que la gente me mirara raro, porque cada vez que alguien me la recomendaba le decía muy enfadado que era la mejor película que había visto pero a la vez la peor historia que podía contarse... o algo así... sólo creo que es muy muy cruel, y eso sólo es bueno si te hace sentirte bien. A mí esta película me hizo pensar mucho, que se me escapara alguna lágrima, releer muchas cosas que había escrito y sobre todo escribir mucho que nunca me gustaría leer...

Rec me encantó, aunque creo que es una película para no ver demasiadas veces. Y El bosque también, aunque la gente piensa que es muy rara. Dawson crece no lo he visto nunca, a pesar de que hay gente por ahí que me llama así por esa serie, pero nunca me he puesto a verla.

Y Expediente X es un mito ya, sólo espero que rescaten las escenas que se grabaron para la película y nunca llegaron a emitirse, en las que por fin había cierto acercamiento sexual entre los dos agentes -la escena era mulder desnudo llevando también desnuda a scully en brazos. Ahora que ya no están tan jóvenes, la verdad es que sería un lujazo. Ella era algo sobrenatural para mí de chico, aunque el también me ponía bastante, así que habrá que acercarse a las salas a ver si la verdad sigue ahí fuera después de tantos años...

Myowndisaster dijo...

tu blog sigue activo? bueno, deo esta botella en mitad del océano por si acaso...

Me gusta mucho las referencias y los textos que excribes. Iba buscando una imágen de Quiéreme si te atreves y...voilá!! encuntro tu blog, que dulces conincidencias nos da el ciberespacio (por cierto, a mi también me dijeron
" Laura, esta película eres tú"curioso...)

un saludo