PELICULEROS

miércoles, 31 de diciembre de 2008

La mayor ópera rock de la historia...

...esta es la coletilla tan rimbombante que acompaña a la publicidad del musical Jesucristo Superstar que esta semana ha estado en cartel en el Teatro Cervantes de Málaga, como parte de la gira 2008 tras su triunfal paso por el Lope de Vega en Madrid. Bueno, no sólo esa frase formaba parte de la publicidad sino que en el folleto que se entragaba a la entrada aparecía, en grandes letras y con la cara de la chiquilla metida en una "moderna y original estrella", que Sandra de OT era María Magdalena. Pobre mujer, su nombre artístico ha quedado reducido a "Sandra de OT"; es como si yo utilizo como nombre artístico "Javi el de Isabelita Moreno" que es como me conocen en el pueblo (sobra decir que Isabelita Moreno es mi abuela) No suena mal ahora que lo pienso, quizás me cambie lo de Jota por eso.

El caso es que anoche no le vimos el pelo a Sandra, sino a su cover, Lorena Calero, en el papel de la prostituta más famosa del mundo, con permiso de María José Galera. Yo no sé si salimos ganando o no, pero la tal Lorena tiene una voz que te deja clavado en el asiento y te hace arrancarte a aplausos cada dos por tres. De la obra poco que decir, quizás lo más sencillo sea describirla de la mejor manera que nadie puede describir el teatro, utilizando la misma expresión que utilizó Vivian (Julia Roberts) cuando termina la ópera en esa gran secuencia de Pretty Woman, ¿No os acordáis? Sí, seguro. Richard Gere (no recuerdo el nombre de su personaje, siempre he sido más de las actrices) lleva a la Julia a la ópera y ésta acaba llorando a lágrima viva. Una mujer mayor, con pinta de Isabel Preysler si no tuviera el abono de Corporación Dermoestética, le pregunta: ¿te ha gustado? Vivian responde: casi me meo de emoción en las bragas. Pues eso es lo que se puede decir de Jesucristo Superstar, que es para mearse de emoción en las bragas, o en mi caso en mis calzoncillos de superhéroes de la Marvel.

Gerónimo Rauch borda el papel de Jesucristo y ofrece un auténtico concierto rock en una interpretación difícil pero que el señor Rauch borda como pocos. El teatro entero, donde no cabía ni una supermodelo anoréxica, se puso en pie cuando él salió a saludar. Aunque yo me quedo con el personaje de Judas que siempre he sido más de los villanos. Y la música, la escenografía, el juego de luces, el coro, los últimos 20 minutos que se los pasa uno con el corazón en un puño aunque yo ya podía imaginar que Jesús iba a mor...bueno, no os digo como termina por si no la habéis visto y os voy a destripar el final.
Vibrante, emocionante, crítica, perversa, respetuosa, atea, cristiana, puro rock...Jesucristo Superstar es grande como ella sola. No supera el otro gran musical de Andrew Lloyd Weber, la magistral Evita, pero si iguala a la maravillosa El fantasma de la ópera.
Y sí, es muy raro tener fantasías eróticas con Jesús pero Gerónimo Rauch invita a todo menos a la abstinencia sexual cristiana...
Os dejo con el número musical que más me gustó de la obra, Superstar, pero en la versión cinematográfica que se hizo en 1973. Ah, y se me olvidaba. Feliz año y todas esas mariconadas...

martes, 30 de diciembre de 2008

Sobre esas joyitas del 2008...

Desde este blog me he hartado de decir que el 2008 ha sido un año catastrófico en cuanto a la calidad de películas estrenadas. Pero haciendo esta lista de lo mejor del año, he descubierto que tampoco ha sido para tanto, es decir, ha habido pocas películas buenas pero las que lo han sido han sido brillantes. Y eso es de agradecer. Así que desde este humilde y chabacano blog, aquí va mi lista anual de lo mejor que un servidor ha visto en cine en este difunto año (sobra decir que es una lista completamente subjetiva y sujeta a mi pésimo y propio gusto personal):

1. Let the right one in (Déjame entrar) de Tomas Alfredson. A España llegará en 2009, yo la pude ver en el pasado FANCINE de Málaga. Una absoluta maravilla donde se mezcla el despertar a la vida adulta, el primer amor, una historia de niños que aprender a ser valientes, una mirada llena de vida y ternura a la infancia y un cuento de terror sobre vampiros. Esta mezcla imposible funciona como un reloj suizo. La película más bella, extraña y perfecta de 2008.

2. Camino de Javier Fesser. Lo mejor que ha parido el cine español desde Tesis. Manipuladora, sí. Emocionante, también. Mágica, mucho, y por eso se le perdona lo de la manipulación. Como dice mi amigo Paco Anaya, lo mejor de la película es que trata muchos temas y todos los toca bien. Pocas veces he llorado tanto en un cine. Consigue que el recuerdo de la película sobreviva muchos días después de haberla visto.


3. Australia de Baz Luhrmann. Épica, cine del de antes, una historia de amor preciosa y el señor Luhrmann demostrando porqué es uno de los grandes. Cine para ver en una pantalla gigante.

4. Across the universe de Julie Taymor. Explosión de creatividad, originalidad y música de Los Beatles para una película de culto desde el mismo día en que se estrenó. Todavía no conozco a nadie a quien no le haya puesto la película y se haya convertido en fan inmediato de esta obra de arte con un final de los que te ponen todo el pelo del cuerpo de punta...All you need is love.


5. El caballero oscuro de Christopher Nolan. La mejor película que se ha hecho sobre terrorismo desde el 11-S. Y punto en boca. Espectacular hasta decir basta, con un elenco en estado de gracia, una capacidad de sorprender que no termina nunca y un mito cinematográfico que ya forma parte de la historia del cine: el aterrador Joker y un Heath Ledger haciendo suyo el lema de vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver.

6. Expiación de Joe Whright. Una historia de amor de las de antes contada con un estilo de ahora. El giro final es de los que hacen historia y le pega un puñetazo al estómago del espectador dejándolo K.O. Elegante, sensual, erótica y tristísima. Era mi favorita para los Oscar.

7. Hacia rutas salvajes de Sean Penn. Viaje personal y emocional hacia el despertar adulto de un niño pijo harto de tenerlo todo. El señor Penn confirma que no es sólo el mejor actor de la actualidad sino un director como la copa de un pino. Emile Hirsch se descubre en una interpretación digna de ser recordada en todas las escuelas de interpretación. Fascinante es decir poco de esta película.
8. Pozos de ambición de Paul Thomas Anderson. Porque mister Anderson es el mejor cineasta joven de la última década y porque se marca una OBRA DE ARTE desde el minuto 0 hasta su insuperable final. Lo que hace Day-Lewis como actor no tiene nombre pero no nos olvidemos de un soberbio Paul Dano que fue injustamente olvidado en los Oscar.
9. Juno de Jason Reitman. Encantadora, divertida, con toques perfectos de ñoñería y drama...y lo más importante, con un carisma arrollador. Ha sido una de mis joyitas del año, culpable de volverme loco hasta que conseguí los zapatos de la protagonista. Adoro a Juno, no lo puedo evitar, me enamoré de ella. La gran perla indie del año.
10. Wall-E de Andrew Stanton. Si hubiera justicia en el mundo del cine, que no la hay, esta OBRA MAESTRA sería nominada al Oscar a la mejor película. Perfecta, brillante y poética como pocas. Wall-E te enseña a creer en el poder de las imágenes (esos portentosos 40 minutos iniciales sin diálogo) y hace lo imposible: que un robot te robe el corazón...



domingo, 28 de diciembre de 2008

Sobre cine del que ya no se hace...

El de arriba es mi coleguita Baz Luhrmann, director de las fascinantes Romeo + Julieta, Moulin Rouge y del más digno broche cinematográfico que ha podido tener este desastroso, en términos de calidad cinéfila, 2008: Australia. No lo puedo evitar, siempre he tenido fascinación por los directores como él, que siempre están en un extremo: o los adoras o los detestas. Me fascinan por igual tanto los que me gustan (como el amigo Baz, mis idolatrados Paul Thomas Anderson o David Fincher, la excéntrica de la Coixet, Alejando González Iñárritu, mi admirada Sofia Coppola) como los que odio profundamente (el insportable y pedante Wonk Kar Wai, el supuesto intelectal Wes Anderson, el payaso absurdo de Roberto Benigni, el mongolico del George Lucas...) ya que creo que sólo los que son capaces de crear tales pasiones, odio y amor, son los que de verdad tienen algo interesante que contar, ya sea para bien o para mal.

Desde luego Baz es uno de ellos. Hacía tiempo que no veía a gente abandonar una sala de cine pero ayer dos parejas abandonaron la proyección de Australia. Mientras, yo me retorcía de gusto en el asiento teniendo una media de cuatro orgasmos por fotograma. Y es que de Australia se pueden decir muchas cosas, en mi caso todas buenas: que es épica, emocinante, divertida, romántica, espectacular a más no poder, trepindante, aventurera, mágica, dramática, carismática...Podría seguir pero voy a parar que ya bastantes parrafadas tenéis que soportar los que léeis este blog. Sólo diré que lo mejor de esta épica romántica es que durante 2 horas y 45 minutos te transporta a la época donde el cine era CINE con mayúsculas, a los años de Marilyn, Bogart, James Dean bañado en petróleo, la Taylor y sus ojos turquesa, Natalie Wood; la época en que una película era un acontecimiento y se preocupaba en crear sensaciones, en que el espectador sintira que lo que estaba viendo sobre una pantalla era algo GRANDE...Australia es un fascinante viaje a un cine que ya no se hace, es un viaje mágico a una tierra y es un viaje emocionante a una historia de amor en technicolor de las que ya sólo teníamos el recuerdo.

Abajo, un momento del rodaje de Australia:

Y que conste que no estoy nada de acuerdo con las críticas a mi amiga Nicolasa. A mí me parece que borda un papel donde empieza riéndose de ella misma para acabar convirtiéndose en una heroína romántica y trágica. Porque claro, como en toda épica romántica nos vamos a encontrar con una guerra, unos aviones que bombardean todo lo que ven y dos enamorados bellísimos y buenísimos corriendo entre el humo de una zona devastada para abrazarse y darse un morreo al ritmo de una BSO a Dolby Surround. Nicolasa sigue siendo grande, quien diga que está acabada es que sufre eso que se suele denominar como mongolismo o que yo suelo llamar, para abreviar, ser un gilipollas.
De Hugh Jackman no digo nada, sólo que pocas veces he visto que una sala de cine se pusiera tan cachonda cuando él aparecía sin que lo que se proyectara fuera una película porno.
Australia consigue lo que muy pocas, ser una película GRANDE y recordarnos que el cine es espectáculo pero que cuando eso se pone al servicio de un director con algo que decir se puede convertir en puro arte.
Y yo casi muero de la emoción al ver ese homenaje, nada disimulado y confirmado, a El Rey León y la secuencia cumbre de la obra maestra de Disney: la estampida. Hacía mucho que no veía algo tan bien filmado, tan épico y tan triste. Sólo me faltaba el Mufasa aunque el sustituto que le buscan en la película también me hizo soltar la lagrimita.
¿Qué Australia es la nueva Lo que el viento se llevó como nos la quieren vender? Obviamente no, fenómenos como el de Escarlata pasan muy pocas veces en la historia del cine. No nos olvidemos que tuvieron que pasar 50 años desde la película romántica y épica por excelencia para que se produjera algo parecido con Titanic. Pero desde luego, Australia es una película GRANDE en todos los sentidos.
Eres un puto genio, amigo Baz.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Las primeras caras de "Placer"

Placer se perfila cada vez más como un salto al vacío sin paracaídas y sin red...vamos, que tengo todas las papeletas para pegarme una hostia de las que hacen historia. Pero los que me conocen saben que soy un culo inquieto y hacía años que la idea del corto me rondaba por la cabeza, aunque tuve que aparcarla porque la primera versión de la historia se parecía demasiado, sin pretenderlo ya que descubrí el corto mientras escribía el guión, al cortometraje Nuestro propio cielo del genio canario Roberto Pérez Toledo. Así que después de dejar dormir el guión durante un par de años en el cajón de las ideas que nunca se realizarán, hace poco decidí desempolvarla y conservar sólo el título para una historia completamente nueva. De dos personajes de veintipocos se pasó a siete a punto de cumplir los treinta. El resto es secreto aunque las fantasías sexuales y una película porno jugarán un papel tan protagonista como los actores. Paco Anaya y yo colaboramos juntos por tercera vez en este guión, y es un placer ver cómo cada vez nos entendemos más y mejor a la hora de escribir.

Y el reparto de Placer va cobrando forma poco a poco. Una de las primeras incoporaciones al reparto ha sido la malagueña Maggie Civantos, que dará vida a la carismática Leo, el hilo conductor e involuntario de toda la historia. A Maggie me la habían recomendado por activa y por pasiva, y la semana pasada comprendí por qué. Y es que la señorita Civantos le pega un bocado a la moral de cualquiera: es guapa, simpática, inteligente, una excelente actriz, con una luz única y un carisma arrollador. Teatro, cortos, largometrajes, televisión, ella puede con todo. Una perfecta Leo. Tengo muchas ganas de currar con ella y convertirla en la enigmática protagonista de Placer.


Abajo podéis ver a la siguiente incoporación al reparto de esta historia generacional: Juan Caballero. Juan, aparte de una sonrisa preciosa, se nos baja desde Madrid para incorporarse al muy andaluz reparto de Placer. Muchas ganas de currar con un actor 100% teatral y ver todo lo que puede ofrecer delante de las cámaras, aunque después de verlo en la obra teatral Silenciados no me cabe duda de que es mucho, y muy bueno. En Silenciados es capaz de poner los pelos de punta sin pronunicar una sola palabra, en Placer dará vida al dulce Adrián, uno de los contrapuntos tiernos a la sordidez de ciertas partes de la historia. Mi toque ñoño y pastelón (que también lo tengo, qué coño) a un corto donde no todo es lo que parece...y puede que el personaje de Adrián tampoco. Muchas cosas grandes y buenas espero de Juan.


Y más abajo podéis ver a un viejo amigo. Después del break que han supuesto El hombre del saco y Varices, Chico García y yo volvemos a currar juntos después de haberlo hecho juntos en Las últimas palabras de Kurt Cobain, Tu vida en blanco y negro, ¿A quién te llevarías a una isla desierta? y Un cuento de hadas. Chico y yo curramos por primera vez juntos en 2004, tras conocerlo en un cásting. En aquel año no nos conocíamos de nada. Ahora somos amigos y será un placer volver a dirigirlo. Esta vez interpretará a Max, el egocéntrico y repelente aspirante a yupie con un cierto afán a la masturbación.

Estas son las tres primeras caras que se incorporan a este nuevo viaje que se llama Placer. Seguiremos informando de esta historia sobre sexo, fantasías, obsesiones, erecciones que no se bajan, amores imposibles y veinteañeros a punto de dejar de serlo. Y sí, un poco de cague tengo por enfrentarme a esta historia sin tabúes en un año en que parece que España se está convirtiendo en la nueva EEUU y el sexo cada vez asusta más en estos tiempos de hipocresía y corrección política que nos está tocando vivir. Pero aquí que venimos nosotros a liarla...
Hasta entonces, ya sabéis donde podéis encontrar al equipo de Interrumpidos Films...pincha sobre el nombre e iréis directos a lo que hacemos.


jueves, 25 de diciembre de 2008

Queridos Reyes Magos...

Queridos Reyes Magos:

como véis en la foto de arriba, tengo cara de niño bueno. No sólo la tengo, lo soy porque os respeto profundamente y detesto la moda de que el gordo pederasta vestido de rojo tenga que regalar cosas la noche del 24 de diciembre. Yo siempre os he sido fiel y os he esperado a vosotros y a vuestros reales camellos, tan diferentes de los que solemos ver el sábado noche en la Plaza del Espectra. Así que como he sido tan bueno, aquí os dejo lo que quiero para el próximo 6 de enero:

- Como sé que mucha gente ya os ha pedido a Hugh Jackman, yo prefiero que hagáis un mix conmigo y en vuestro camino a España hagáis una parada en México para secuestrar a Diego Luna, otra en EEUU para traerme a Jake Gyllenhaal, la siguiente en Inglaterra para que podáis coger a Keira Knightley y la última en París para pillar a Vincent Cassel. Seguro que este mix os sale más barato que el Hugh.

-Dado que cada vez es más cierto que el único futuro profesional para nuestra generación es entrar en un reality-show, pido que traigáis a España el formato On the lot, el Operación Triunfo para directores de cine que en EEUU llevó a cabo Steven Spierlberg. Y de paso que me hagáis entrar como concursante. Yo prometo tirarme todo el concurso llorando, diciendo que persigo mi sueño, poniendo cara de palo en las nominaciones y desgañitándome a lágrima viva cada vez que expulsaran a un amigo.

-También quiero que le traigáis a mi amiga Pe el Oscar a la mejor actriz secuandaria. Y cuando Bardem se lo dé, que la bese, la despelote y le haga el amor allí mismo, en el escenario, para demostrar cómo somos los españoles.

-Quiero una fórmula antibotox para que mi amiga Nicolasa Kidman deje de parecer una pegatina que regalan con el Bollycao. La última vez que quedé con ella fue incapaz de dejar de sonreír, ese día la piel le tiraba demasiado, ni incluso cuando le leí lo que la crítica decía de ella en Australia.

-Quiero unos abdominales nuevos que los que tenía no los encuentro por ningún lado, aunque yo diría que están bajo esa cosa blanda que yo llamo Blandi-blu pero que a todos los demás les ha dado po denominar barriga.

-Quiero de vuelta a casa a Félix Gómez, que la última vez que me lo traistéis consiguió escapar de su celda, y eso que estaba desnudo. Lo echo de menos...

-Quiero que los profesores de Derecho Audiovisual y Sistemas Audiovisuales aparezcan sutilmente muertos...y quien dice sutil, dice despedazados en mil trozos y dados de comer a perros salvajes.

-Quiero que las subvenciones se porten bien con un angelito como yo y nos den todo el dinero necesario para el rodaje del largometraje.

-Quiero que Los Girasoles Ciegos se coma una mierda en la Noche de los Goya y que José Luis Cuerda estalle en cólera y descubramos que debajo de esa piel oronda esconde a Jabba the Hut.

Creo que por ahora, sólo eso...

Atentamente vuestro,

Javi, Javito, Javier, Jota o como a sus majestades les salga llamarme.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Oh, Son Goku ¿qué te han hecho?

Hay cosas de la infancia con las que no se debería bromear ni a las que se debería tocar. Y es que a los de mi generación, los nacidos en el glorioso año de Naranjito, y a los de muchas posteriores no nos hace nada de gracia que nos toquen a uno de nuestros ídolos infantiles: el mítico y cachondo Son Goku, uno de los pocos dibujos animados capaces de subirle la líbido a cualquiera...Somos muchos los andaluces, en el resto de comunidades autónomas no sé a qué hora lo emitían, que llegábamos corriendo del colegio, comíamos deprisa y nos sentábamos a ver a Goku, Son Gohan, Bulma, Piccolo y demás guerreros. Y con el cola cao en una mano y el bocadillo de nocilla en otra, disfrutábamos como nunca al ver cómo se partían los piños, como los combates duraban más que un partido de Oliver y Benji y cómo de vez en cuando subía el tono de la serie y Goku enseñaba su espléndido trasero...descubriéndonos de paso muchas cosas de nosotros mismos...

Incluso recuerdo perfectamente el día en que me senté delante de la tele, expectante porque en el capítulo anterior Cell se había cargado una ciudad entera, y de repente apareció una serie manga llamada Bola de Dan o algo así. No era posible, debía de haberme introducido en un universo paralelo y no me había enterado. Pero no, se ve que los padres andaluces empapelaron nuestro querido y folklórico ente público de cartas de protesta por la violencia de los dibujos y Canal Sur lo eliminó de un plumazo de su parrilla...Creo que a partir de aquel día dejé de ser un niño.

El caso es que hace unos dos años se anunció a bombo y platillo el rodaje de la película de Bola de Dragón y más de uno nos echamos a temblar. ¿Cómo iban a hacer para adaptar una serie tan complicada como ésta al formato largometraje? Bueno, pensé, démosle un voto de confianza. La públicación del póster de la película unos meses después no hizo presagiar nada bueno:


Y los rumores empezaron a dispararse. El primero, y más evidente, ¿cómo le habían dado a un tirillas como Justin Chatwing, el insoportable hijo de Tom Cruise en la subvalorada y magistral La Guerra de los Mundos, el papel de un sex symbol musculoso como Son Goku? Aquello olía a error garrafal de cásting a kilómetros. Luego saltó a la red el rumor de que la Fox no sabía qué hacer con la película, que era tan mala que ni siquiera la querían estrenar y que aquello parecía hecho con 15 euros en lugar de los 100 millones que costó el rodaje. Las primeras imágenes de los protagonistas caracterizados como los míticos personajes eran de risa y durante un tiempo se creyó que era una broma y que habían filtrado esas imágenes para despistar a los fans...Pero no, la triste realidad era que no.

Pero bueno, démosle otro voto de confianza, me dije...Hasta que esta semana se ha hecho público el tráiler definitivo de Dragon Ball: Evolution y a un servidor se le ha caído el mundo encima...vaya desastre que se presagia y vaya cutrez apoteósica que se nos viene encima. Nuestra infancia masacrada y borrada de un plumazo. Oh, son Goku ¿qué te han hecho?
Juzgad por vosotros mismos, el tráiler:

jueves, 11 de diciembre de 2008

Sobre Globos de Oro y tiempos extraños para los valientes...

Pinchando aquí podréis ver la lista completa de los nominados a los Globos de Oro 2009 así que pasemos de los preliminares y vayamos al grano en varios puntos:

- Sí, estoy profundamente feliz de la nominación a Penélope Cruz como mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona, y me encanta que sea la favorita y esté en todas las quinielas para ganar. Creo que la saña y la envidia con la que se le trata en España no es normal...hace un momento estaba discutiendo con un colega de si es buena actriz o no, atendiendo a que yo mismo admito de que ha tenido un gusto como el culo a la hora de escoger determinados papeles. En la discusión, mientras yo argumentaba que es un pedazo de actriz con títulos como Elegy, La niña de tus ojos, No te muevas o su breve pero maravillosa intervención en Carne Trémula, mi amigo me decía que no era buena actriz simplemente porque se había acostado con Tom Cruise...y es muy triste que un país entero anteponga eso a la madurez que está alcanzando ahora mismo como actriz. No comment.

-Profundamente indignado me hallo por la no inclusión en las nominaciones de Christopher Nolan como mejor director y de El caballero oscuro como mejor película. Igual ha pasado con la maravillosa y visionaria Wall-E que se tiene que conformar con la nominación a mejor película de animación cuando ha sido de lo mejor, y con diferencia, que hemos visto este año.

-En un momento en que la libertad de expresión está en un peligroso retroceso, y una televisión pública es capaz de censurar las, por otro lado muy lights, escenas de amor de Brokeback Mountain convirtiendo una love story en una simple historia de amistad...en un momento así es muy significativo que la gran favorita de toda la crítica especializada, Milk de Gus Van Sant, no haya sido nominada en casi ningún apartado...Miedo me da este retroceso brutal que estamos viviendo...miedo, mucho, muchísimo miedo. Por cierto, Milk trata sobre el asesinato de un político gay en San Francisco. Abajo un fotograma de esta película de la que todo el mundo habla maravillas:


-¿Mamma Mia nominimada a mejor película, aunque sea en comedia? Venga ya hombre, apaga y vámonos.
-Otra película que partía como gran favorita, Doubt, también es ignorada en las nominaciones a mejor película. Curiosamente la historia gira en torno a los sacerdotes pederastas y a la inmunidad que les parece rodear...¿Alguien dijo que estábamos progresando? El cine valiente parece que no tiene cabida en premios y nominaciones.


-Al menos sí se está reconociendo a la maravillosa Kate Winslet que podría ganar ¡¡por fin!! la ansiada estatuilla por Revolutionary Road donde comparte cartel con su amado Leo 11 años después de que lo dejara morir en las frías y gélidas aguas de Titanic.
- Al menos estas nominaciones tan asquerosamente y políticamente correctas me deparan la alegría de que el gran favorito sea mi reverenciado David Fincher quien ya sufrió el año pasado el ninguneo de la Academia a pesar de haber parido la fantástica, maravillosa, fascinante, prodigiosa, inigualable obra maestra de Zodiac. En este caso puede ganar con The curious case of Benjamin Button.
-Y sí, mucho tienen que cambiar las cosas para que a Heath Ledger no le den el Globo de Oro postumo al mejor actor de reparto por su terrorífica interpretación del JOker. De lejos, esto ya promete ser el momento más emotivo del cine en los últimos años...
Nada más que decir....lo único que cada vez estoy más acojonado de los tiempos de corrección política que nos está tocando vivir.


miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sobre viejos solos, libros extraños y directores manchegos...

La semana pasada fuí a darme una de esas peligrosas vueltas por la Fnac, donde simplemente vas a mirar pero acabas con tu cartera saqueada, y fuí testigo de algo que me llamó mucho la atención. Una de las dependientas de la sección de cine atendía, con infinita paciencia, a un señor mayor de unos 50 y tantos años, afeminado hasta la médula, con su típico pañuelo de seda al cuello y ese aire de haberse criado en la reprensión franquista. El señor pedía información sobre películas a la apurada dependienta, y llevaba en un carrito el equivalente en cine a todo mi sueldo de dos meses. Concretamente, yo le pillé hablando de lo "maravillosa y fantástica que es la coreografía final de Chicago"

Lo que más me sorprendió fue la horrible sensación de soledad que desprendía el señor, casi como si estuviera bombardeando a la aterrada dependiente porque simplemente quería hablar con alguien. Y eso me recordó mucho al protagonista de uno de los libros más extraños que he leído últimamente, Almodóvar, mon amour de Jaime Royo-Villanova. El personaje principal es Juan, una maricona vieja como él mismo se define, que está solo y que vive obsesionado por la figura de Pedro Almodóvar, al que él trata en su imaginación como si fuera su pareja. Esto sirve para crear una especie de biografía del director manchego a través de las ensoñaciones de un personaje de ficción que nunca ha salido del armario pero que se trasviste cuando está en casa y sueña con haber sido protagonista de la Móvida de los 80 a pesar de que la vivió desde la represión.

Un libro curioso por la mezcla de ficción y realidad y muy, muy agobiante. Agobiante porque el personaje vive tan solo y tan amargado que uno acaba sintiéndose triste y deprimido durante toda la lectura del libro. Más de una vez he dejado de leerlo en el autobús porque como siguiera me iba a poner a llorar y a dar el espectáculo a todos los pasajeros. Y es que ser viejo, reprimido y estar solo no es un buen cóctel para alegrarte el día. Creo que por eso salí tan triste de la Fnac aquel día, porque reconocí en aquel viejete al protagonista del libro. Y curiosamente después de me lo encontré en un paso de cebra, con su bolsa megagigante rellena de películas. Y yo mismo me lo imaginé llegando a su casa, vistiéndose de mujer y disfrutando de La ley del deseo como hacía Juan, la mariquita de Almodóvar, mon amour.

El libro también me ha servido para acercarme un poco más a la figura del director manchego, ese supuesto genio universal que en España ninguneamos y el resto del mundo venera hasta el fanatismo. Que conste que no soy de los que piensa que todo lo que ha hecho Almodóvar es digno del estudio más minicioso y de la devoción más absoluta. De hecho, me parece que tiene bastante películas malas y, lo que es peor, que no han sabido envejecer bien y hoy rozan el ridículo. Vamos, que no es un genio desde que empezó a hacer cine sino que ha sido un privilegiado que ha aprendido a ser un cineasta a base de rodar, rodar y rodar.
Eso sí, considero que desde Todo sobre mi madre ha alcanzado una madurez brillante y hoy en día sí se le puede considerar GENIO con todas las letras y en mayúsculas. Sus películas ahora son un prodigio de melancolía, amor, desamor, dolor, reconciliación e interpretaciones brillantes. Por eso espero tan ansioso la llegada de Los abrazos rotos, porque promete ser lo mejor que ha hecho nunca, una historia de amor y dolor de dos horas y media de duración que el señor Almodóvar ha sabido vender muy bien creando una expectación única en nuestro cine.
Y atención, es de agradecer que el señor Almodóvar aún no haya ido corriendo a Hollywood a bajarse los pantalones. Es admirable que pudiendo hacer el cine que quisiera, donde quisiera y con el reparto y el presupuesto que quisiera, siga con la idea y la pasión de hacer cine en España. Y es que ¿cómo no va a ir nuestro cine mal si a la primera de cambio nuestros talentos hacen las maletas y se piran? Ya está confirmado que J.A.Bayona dirigirá su segunda película en Hollywood, Amenábar ha traicionado el espíritu de sus dos prodigiosas obras maestras, Tesis y
Abre los ojos, a base de talonario...pero menos mal que seguimos teniendo a Don Pedro para qe pasee nuestro cine por donde a él le salga de sus santos cojones...

Fotograma de Los abrazos rotos


viernes, 5 de diciembre de 2008

La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa...¡los zombies!


Es curioso que las tres mejores películas de terror del nuevo milenio, Amanecer de los muertos, 28 días después y [REC], traten el mismo tema: los zombies como aterradora metáforo de la deshumanización de nuestra sociedad. Y que no sólo muestren lo hijos de perra que pueden ser los infectados, porque sólo la primera de las citadas películas los trata como muertos vivientes, si no que nos enseñen que la mayoría de las veces, e incluso en las situaciones más apocalípticas, el hombre siguie siendo el animal más peligroso para el propio hombre.

Pero hoy no voy a hablar de las virtudes de esas tres extraordinarias películas, a menudo subvaloradas y rechazadas por mis amigos los intelectuales simplemente por pertenecer al género de terror, aunque alguna de ellas funcione como crítica social de una manera tan efectiva como American Beauty. Hoy quiero enseñaros una de las cosas más brillantes, ácidas y surrealistas que he tenido el placer de encontrarme.

Veamos, tenéis que hacer un ejercicio de imaginación. Aunque lo critiquéis, seguro que todos habéis visto alguna vez en vuestra vida Gran Hermano. Pues bien, ya sabréis que en la linda casa de la pradera rodeada de cámaras se permite de todo menos liarse a hostias. Puedes echar un polvete, insultar a todo Dios, proclamar a los cuatro vientos que eres un homófobo y un racista, ser el mayor hijo de perra del país...eso sí, si te lias a hostias enseguida se te llama la atención o directamente se te expulsa del programa. Pues bien, imaginaos que en el Gran Hermano inglés se produce una pelea apoteósica y dos concursantes se empiezan a dar bofetadas hasta en el carné de identidad. Y no pasa nada...nadie les regaña, ninguna voz sale del cielo para llamarlos al confesionario, nadie de seguridad entra en la casa para separarlos...Nada....

Y es que los concursantes descubren que fuera se han olvidado de ellos...¿Por qué? Porque la humanidad ha sufrido una plaga horripilante en forma de virus que convierte a los humanos en infectados. Y el último reducto de la humanidad son los habitantes de la casa más famosa del mundo, supervivientes gracias a su encierro del que tendrán que escapar para poder sobrevivir e ir...¿a dónde?

Joder, no me digáis que no es genial...pues este es el argumento de la serie inglesa Dead Set, una mezcla de terror, gore y humor british que es pura diversión para el aficionado al género asi como una de las mayores gamberradas que ha salido de la televisión en los últimos años...

Os dejo con el primer capítulo subtitulado en español...

Espero que os guste...ya sabéis, nunca la frase "la audiencia ha decidido que abandonde la casa..." fue tan terrorífica:


Videos tu.tv

martes, 2 de diciembre de 2008

Sobre mariposas hambrientas...

Lady Dove fotografiada por Mister Arhill

Armando (alías Mister Arhill) y Paloma (o Lady Dove) son una de esas parejas que le pegan un fuerte bocado a la moral del respetable: guapos, simpáticos, con trabajos bien pagados, cultos, siempre a la moda y con un talentazo envidiable en diferentes materias: la música, el diseño gráfico, la postproducción e includo Lady Dove compagina todo esto con su trabajo de enfermera con el peinado más fashion de toda Málaga. Vamos, que te pone una inyección mientras te mantiene al día de las tendencias más eclécticas del universo cultural.

Ah, y encima de compartir amor juntos forman el grupo musical Hungry Butterfly con el que crean música original, un poco fuera de lo común pero que a la vez es terriblemente emocionantey emotiva. A ellos recurrí por primera vez para pedirles un favor enorme: que compusieran la BSO de Un cuento de hadas dándole unas "sencillas" instrucciones: quiero algo superemotivo pero a la vez que funcione como música de una película infantil mezclada con música de una película adulta con toques de fantasía. Toma ya, les solté todo eso y me quedé tan ancho...

Un mes después de aquella oferta me enfrenté al primer montaje previo de Un cuento de hadas al que sólo le faltaba la música. Dada mi condición de drama king y mi tendencia natural y desbocada al folletín más dramático, tras ver aquella copia de 18 minutos me tiré al suelo a llorar y patalear porque había sido capaz de escribir y dirigir el truño más grande de la historia del cine, un pedazo de caca que no tenía ni pies ni cabeza. En ese momento, Armando y Paloma me enseñaron una de las piezas que habían compuesto para la BSO, la acoplaron sobre la secuencia en que Simón (Sergio Gallardo) reparte sus zumos entre sus hadas madrinas/superheroínas/putas...y todo cambió. Hasta ese momento, al corto le faltaba lo más importante: alma y corazón. Armando y Paloma se la pusieron con una música preciosa que aún hoy sigue sonando en mi mp3...Tras ver el corto con la música de Hungry Butterfly ya no me parecía un despropósito tan grande sino algo con cierto sentido.

Después de aquello, compusieron la BSO de El hombre del saco, Varices y si todo sale bien, serán los responsables de la partitura de mi primera película.

Hoy os dejo con su nuevo videoclip, una sencilla pero fantástica idea muy en su línea: menos es más para transmitir. Pichando aquí también podréis tener acceso a su myspace y su particular sensibilidad para escribir canciones y música.

El videoclip:


Hungry Butterfly - Numbers from Arhill on Vimeo.


Por cierto, el nombre de Hungry Butterfly nace de un sueño en el que una chica (Ladydove) es atacada de repente por una mariposa que muerde su muñeca izquierda chupándole la sangre hasta que, seminconsciente, cae al suelo. Cuando se recupera encuentra a la mariposa que le atacó saciada e indefensa, al acercarse esta le muerde en la otra muñeca.

Cuando vuelve en si, un chico (Arhill) la lleva en brazos. Desde entonces permanece a su lado, vigilando que ninguna otra mariposa hambrienta se acerque para volver a morderle.

No me digáis que noe s bonito...

viernes, 28 de noviembre de 2008

Sobre pantallas de cine y talentos que no van a ninguna parte...

Pues sí, señores. Ver tu trabajo en pantalla gigante, concretamente la sala más grande de un complejo de 21 salas, el multicines Málaga Nostrum, mola mucho. No es lo mismo ver la peluquería de Varices en la pantalla de tu tele que en una pantalla gigante donde antes ha visto películas como Wall-E, Volver, El laberinto del fauno, El Orfanato y alguna que otra que no recuerdo. Tampoco recordaba haber visto ahí esas películas, pero siempre es bueno recurrir a ese maravilloso compartimento de la cartera donde se guardan las entradas desteñidas a modo de extraño recuerdo.

Abajo, algunas de las secuencias de Varices capturadas durante la proyección por Edu. Sí, ya sé que es ilegal hacer fotos en el cine pero también es ilegal que la que te vende las palomitas te saque una pistola en la barra del ambigú y te saque de la cartera una cantidad prohibitiva por venderte un paquete de palomitas hechas el año en que se inventó la palomita.


A continuación, algunas de las secuencias de El hombre del saco también fotografiadas por Edu. Mis pequeños actores estuvieron en la sala para verse en pantalla gigante y darme abrazos iguales de grande que la pantalla. Un placer descubrir que el diente que nos estuvo asustando durante todo el rodaje, ese diente de María Jaime (en la primera foto de abajo junto a Mariví Carrillo) que amenazaba con dar al traste con el raccord por culpa del hijo de la grandísima perra del Ratoncito Pérez...pues ese diente ha dado paso a otros y María luce una sonrisa preciosa llena de dientes nuevos. Si es que se me cae la baba con ellos. Al final incluso se ganaron fans, y el público los reconocía al salir de la sala...





Lo dicho, un auténtico gustazo ver algo que has hecho en un lugar donde aspiras a que un día se proyecte tu primera película...
Y por la noche tuve la ocasión de conocer al cortometrajista malagueño Pablo Sola, con el que mantuve una interesante conversación entre dos personas con visiones opuestas del cine...Y es que nunca viene mal que alguien te diga que "tu cine es aburrido, poco innovador y no va a ningún sitio" Siempre viene de puta madre que alguien te pegue dos hostias bien pegadas de una manera constructiva aunque su concepto del cine esté en las antípodas del tuyo. Un tipo majo Pablo, por eso hoy quiero enseñaros su último cortometraje, Gags del oficio:
Gracias señor Sola por sus consejos...

jueves, 27 de noviembre de 2008

La vida es un guión


En la foto de arriba, yo con mi uniforme de guerra (camiseta de naranjito forever) rodeado de parte del equipo de iluminación y de producción de El hombre del saco mientras monitorizábamos una de las secuencias de mi particular homenaje al cine de terror clásico de casas encantadas. Curiosamente, ha sido el único rodaje en el que me levantaba de la cama deseando llegar a la localización porque me moría de ganas de rodar. Lo normal es que los días de rodaje sean una tortura, donde me digo una y otra vez lo ridículo que soy y a Edu le cuesta más trabajo sacarme de la cama que a mi madre en mi primer día de colegio.

Todo esto viene a cuento porque esta mañana he disfrutado de uno de los capítulos del maravilloso libro, de la no menos maravillosa Isabel Coixet, La vida es un guión. En él, la grandiosa Isabel relata la pesadilla que es para un director de cine enfrentrarse a un día de rodaje cuando tu autoestima está a menos 0 y lo único que se te ocurre es que hasta Espinete sodomizado por Don Pimpón dirigiría la película mejor que tú. El capítulo me ha emocionado, divertido y creo que todos los que vemos la vida a través de una cámara podemos sentirnos identificados...Reproduzo el capítulo a continuación, en él mi amiga Isa nos habla de la jornada en que rodó una de las secuencias más importantes de esa obra maestra llamada Mi vida sin mí:

"Vancouver. Seis de la mañana. LLevas despieta desde las tres. Has leído tres cuentos de Richard Ford, has visto dos publirreportajes, has bebido zumo de zanahoria, Coca Cola light y leche con cacao, has escrito tres e-mails que has perdido y has pasado veinte minutos intentando buscarlos. Cuando suena el teléfono con la risueña voz de Alec, la recepcionista jamaicana del hotel, tienes la energía de una marmota a punto de hibernar. Hoy es uno de esos días. Esos dias en que te preguntas qué coño haces a veinte mil kilómetros de Barcelona, haciendo una película sobre una chica-con-una-enfermedad-incurable. Esos días en los que el coraje que te ha llevado a escribir un guión en inglés, convencer a Pedro Almodóvar para que lo produzca en Canadá y arrastrar a un montón de gente contigo, te ha abandonado completamente. Esos días en que recuerdas con nostalgia a tu madre habándote de las ventajas de estudiar odontología.
Ni siquiera pones música en la furgoneta que te lleva al rodaje. El trayecto se te antoja demasiado corto. No, hoy no quieres ir al colegio. El ruido de descarga de camiones, la ceremonia de reparto de los walkies, todo lo que siempre te fascina, todos los rituales de preparación del día que siempre has disfrutado, hoy te producen pavor. No gritas, pero tomas dos expressos sin pestañear. Y encima hace sol. Y en la secuencia de hoy se dice que llueve y hay una ligera bruma. Es la escena en que Ann se despide de Lee para siempre, una de las secuencias más importantes de la película. Nunca, de las ciento de veces que la has imaginado, la has imaginado con sol. Nunca. Bueno, pues jódete, hoy hace sol, un sol como el de Ibiza. Ibiza en Vancouver, es inconcebible.
Abróchense los cinturones, ésta va a ser una jornada con turbulencias. Vienen los actores: "bonito día, ¿eh?" Pero ¿es que nadie lee el guión? ¡¡Hoy tiene que llover!! Ensayamos. Ni siquiera ver a Sara Polley y Mark Ruffallo vivir sus papeles con tanta intensidad te levanta el ánimo. Te ven fingir entusiasmo. Eres muy mala actriz. Se preocupan. Intentas que no cunda el pánico. Otro expresso. Todo sea por la úlcera de estómago. Vamos a rodar. Con sol, lo que sea. Y entonces, como en una película de vampiros de la Hammer, aparecen en unos pocos segundos unas nubes gordas y grises que cubren el sol y los contornos del dique empiezan a difuminarse engullidos por una ligera niebla. Empieza a llover a cántaros. Y la lluvia se lleva tu miedo, tus manías, tu inseguridad, tus gilipolleces, tus expressos, tus publirreportajes y tus e-mails perdidos. Acción"

Fotograma de la secuencia que describe el capítulo

¡¡Qué grande eres Isabel!! Como no me va a caer bien alguien que cuando sube a recoger su Goya, se lo dedica a la persona que pone conguitos en los sillones del auditorio donde se celebra la gala....

viernes, 21 de noviembre de 2008

Sobre entrevistas en periódicos y esas cosas...


Mi adorada y venerada Estela Jiménez, azote de cualquier moderna con maxi bolso que se cruce en su camino, me ha entrevistado esta semana para el periódico universitario Aula Magna. Para quien le interese, o simplemente esté tan aburrido como para entretenerse en leer este blog, transcribo la entrevista que la genial e incomparable Estela me ha regalado.

Por cierto Estela, me ha encantado el titular...Ésta es la entrevista:

"Creo que es lo primero que tiene que hacer un cineasta, hacer películas pensando en el público"

El joven cineasta que os presentamos tiene un futuro prometedor . Con una incipiente pero prolífica carrera, tiene la firme idea de que el cine es su pasión y su forma de vida y no duda en poner todo el empeño que puede para hacerse un hueco en este mundo.

¿Qué fue lo que te impulsó a hacer cine?
Es la pregunta del millón aunque no tengo respuesta, es algo que siempre ha estado ahí, no se puede explicar. El cine es vocación, ya desde enano le pedía a mi madre que me comprara Cinexin. No hay un momento en que dijera: "ei, quiero dedicarme a esto", simplemente nunca me planteé no hacerlo. Sí llega el día en que te lo tomas más en serio y para mí eso fue en 2006 cuando dirigí ¿A quién te llevarías a una isla desierta?

¿A cuál de tus trabajos le tienes más cariño?
Pues me pasa como a esas madres que tienen un cariño especial al hijo más débil. Le tengo muchísimo cariño a ¿A quién te llevarías a una isla desierta? porque para mí siempre será el comienzo de muchas cosas: de mi carrera profesional, de Interrumpidos Films, de la colaboración con un equipo que ahora son grandes amigos, de la presencia en festivales, de mi primer premio (mejor corto en el festival de cine Andalesgai 2006)

¿Qué se siente recibiendo el premio al mejor director joven andaluz en FANCINE 2008?
Me hizo muchísima ilusión aunque no me lo esperaba, igual que tampoco el del público para el corto. Los premios son una publicidad única para los que empezamos pero sobre todo te dicen "lo estás haciendo más o menos bien". Eso es muy importante para no desanimarte en una profesión tan injusta como el cine. Aún así, este es un premio colectivo porque detrás de mí hay un equipo sin el que yo no iría a ningún sitio.

¿Qué crees que tienen tus cortos para que gusten tanto?
No sé si gustan a todo el mundo. Lo que intento es hacer lo que yo iría al cine a ver pagando. Algo que le guste a la gente, que le ayude en determinados momentos, que les emocione y les haga sentir. Que menos que ya que pagan 6 euros, que vean algo que les llene y les toque por dentro. Creo que es lo primero que tiene que hacer un cineasta, hacer películas pensando en el público.

¿Qué planes tienes de futuro?
Todos los que nos dedicamos a esto tenemos una meta: rodar nuestra primera película. Hace un año, Paco Anaya y yo escribimos el guión de un largo, una historia sobre cinco jóvenes en su última noche como universitarios. Es un guión basado en mis amigos, en diálogos reales, situado entre el drama y la comedia y que, en el fondo, es una gran historia de amor. Todos mis esfuerzos están ahora concentrados en dirigir mi primera película y parece que la cosa va sobre ruedas...aunque ya se sabe que es mejor no hablar de estas cosas.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Destiny calls...

Una imagen vale más que mil palabras...

Yo sólo digo...¿cómo vamos a esperar hasta el 21 de enero? ¿¿Cómo??

Destiny calls...y cómo calls el jodio...

Os dejo con la estupendísima promo que La Chapelle dirigió para la primera temporada:




martes, 18 de noviembre de 2008

Sobre grandes historias de amor


Mis amigos dicen que tengo alma de pitopaúsico para ciertas películas...y razón no les falta. Mis múltiples defectos de fábrica incluyen una pasión desatada y absoluta por esas historias de amor bigger than life con una pareja de enamorados condenados a un amor imposible y tormentoso. Y sí encima hay un conflicto bélico de por medio, muchos aviones con bombas, la película dura más de 3 horas de duración y la la BSO incluye una canción de amor gritada con todas sus fuerzas por alguna diva de la canción...pues mejor que mejor. No lo puedo evitar, me apasionan. Supongo que la culpa la tiene mi madre por hacerme ver con ella de pequeño Lo que el viento se llevó asegurándome que trataba sobre un tornado que arrasaba todo a su paso.

Todo el mundo sabe que Titanic fue la última gran película de este estilo que Hollywood nos regaló. Algunos años después, Pearl Harbor intentó repetir, punto por punto, la fórmula pero se estrelló con la crítica aunque la película no fue, ni de lejos, el fracaso de público que nos quisieron vender en Europa. Pues bien, en diciembre se estrena la que promete ser la madre de este subgénero dramático en el nuevo milenio, la que grita a los cuatro vientos que va a ser la más espectacular, romántica, lacrimógena y menopáusica de todas estas películas: Australia del incomparable Baz Luhrmann.


Pobre Baz...no me gustaría estar en su pellejo. Tiene la dura misión de superarse a sí mismo después de habernos regalado (hace ocho años) la película que marcó a la presente y futura generación de espectadores, la visionaria Moulin Rouge (para saber mi opinión sobre tamaña obra de arte pulsar aquí) No me extraña que se haya cagado de miedo y haya esperado 8 años para volver a ponerse detrás de una cámara. Y lo hace con la historia de una aristócrata que se enamora de un granjero (supongo que el bueno de Baz no ha visto Memorias de África) en el contexto de la convulsa Australia de la II Guerra Mundial. Muchos aviones con bombas, atardeceres preciosos, besos románticos bajo la lluvia, sexo casto y puro y Nicole Kidman y Hugh Jackman haciendo de la nueva pareja romántica de la década.


Ni qué decir tiene que parece que Australia está hecha con un manual sobre cómo hacer grandes dramones con romance para ganar muchos Oscar. Y yo me pregunto ¿y qué? ¿Es que alguien no tiene ganas de ver esta historia de amor y volver a creer en la gran Nicole, a la que ahora parece que está de modo criticar y decir que es malísima actriz? ¿Es que alguien no tiene ganas de ver la secuencia obligatoria que incluye el contrato de Hugh Jackman por la cual tiene que enseñar sus abdominales en alguna parte de la película, sea cual sea el argumento o género?

No, ya en serio. Australia promete mucho cine del de antes, del que ya no se hace, como dirían nuestras abuelas. Cine épico y espectacular, de ese en el que entras a la película de día y sales de noche. Una historia de amor como Dios manda, que nos haga sacar los kleenek...Cine del que es un pecado ver en una televisión, del que hay que disfrutar en una pantalla gigante para volver a entender qué coño significa eso llamado "magia del cine"....


Y si no, siempre está el voto de confianza que hay que darle a Baz Luhrmann, probablemente uno de los directores más personales y admirados por mí de la actualidad.

Yo no sé vosotros, yo muero por ver Australia. Se estrena el 26 de diciembre en España. El tráiler:







lunes, 17 de noviembre de 2008

La mejor película de 2008


Ya podemos respirar tranquilos...o mucho cambian las cosas y en Diciembre se estrena un peliculón (cosa que viendo la cartelera, dudo mucho) o ya tenemos a la mejor película de 2008. Y es que pocas veces se encuentra uno una joya como Let the rigth one in, o como se llamará en España, Déjame entrar en referencia a la invitación que los vampiros necesitan para poder entrar en un lugar. Porque esta fascinante película es la historia de amor entre un niño, maltratado por sus compañeros de colegio, y su misteriosa nueva vecina que resulta ser una niña vampiro. Una auténtica bizarrada de argumento que acaba siendo un emotivo cuento sobre el primer amor, una película mucho más romántica y emotiva que cualquier drama, y eso a pesar de que se alternan secuencias dramáticas y románticas con otras donde la niña protagonista se dedica a romper cuellos, chupar sangre y destrozar a sus víctimas. Una mezcla rara que funciona a la perfección y que demuestra que aún se pueden decir cosas nuevas y ser originales en un arte tan trillado como es el cine de terror.

Los nevados paisajes de Suecia dan forma a esta peculiar historia de amor y sangre que parece dirigida por el mejor M.Night Shyamalan ¿Por qué? Porque el director, Thomas Alfredson, utiliza unos planos bonitos a rabiar, extraordinariamente bien fotografiados, con un uso único del Scope y de los colores (esa nieve blanca en continuo contraste con el azul que viste el niño y el rojo sangre de la niña) y alguna que otra imagen que desde ya es historia del cine de terror reciente: el plano acuático en la piscina es, sencillamente, un prodigio y debería ser estudiado en todas las escuelas de cine del mundo.

Lo más curioso es que Déjame entrar funciona a varios niveles, y en todos ellos triunfa:
-como cine social dibuja un retrato espeluznante sobre esos chavales hijos de la grandísima puta que se dedican a martirizar en el colegio al más débil. El pobre Óscar, el niño protagonista, vive un auténtico infierno que no tiene nada que envidiar al mundo de los vampiros. La puerca realidad, que es más aterradora que cualquier monstruo.
-como historia de amor es, sencillamente, un prodigio y una maravilla. La relación de Óscar y Eli, la niña vampira, alcanza una emoción y una ternura impensables al leer la sinopsis de la película. Las conversaciones que los dos tienen a través de la pared mediante el código morse, son una de las cosas más bonitas que un servidor ha visto en los últimos años en un cine.
-como película de terror, da miedo...y mucho. Los asesinatos son escalofriantes, alguna que otra secuencia provoca que uno no apague la luz del dormitorio en toda la noche y el uso que la historia hace de los gatos es escalofriante.
Pero lo más grande de Déjame entrar es que logra que se te salte la lagrimita un segundo después de haberte puesto los pelos de punta. Que innova y te hace sentir partícipe de una maravilla, de algo original, de una película que sentará las bases de muchas otras que le seguirán y le copiarán. Déjame entrar es la gran demostración de que el terror puede ser un género extraordinario y darle de hostias en la cara a todos esos pedorros intelectuales y absurdos que lo consideran un género menor.
A España no llegará hasta 2009 (aún no se sabe la fecha de estreno exacta) pero ya está arrasando en festivales, entre ellos el Festival de Cine de Terror de San Sebastián, el de Tribeca, el de Sitges o el de Málaga donde el jueves pasado consiguió los premios de mejor película y de mejor director. Señoras y señores, en 2009 tienen una cita ineludible con la que, para mí, es de lejos la mejor película de 2008...
El tráiler:


domingo, 16 de noviembre de 2008

Sobre premios y consoladores

Por regla general suelo castigar a los lectores de este blog con insufribles e interminables textos. Pero hoy va a ser diferente y va a haber mucho, mucho, mucho material gráfico, algunas fotos que incluso no son aceptables para morales correctas y mentes bienpensantes.

El jueves pasado, Edu, Estela, Buch, Sergio y yo fuímos algunos de los miembros del equipo de Varices que estuvimos presentes en la gala de clausura del 18 Festival de Cine Fantástico de Málaga donde mi último cortometraje se llevó el premio al mejor corto andaluz, según el público, y yo recibí el premio al mejor director joven andaluz. Abajo podéis ver el momento en que mi admirado y querido Chencho Ortiz leía el acta del jurado y detrás, en la pantalla del teatro Alameda, aparecía un fotograma de Varices. Muy emocionante y emotivo todo, desde luego:



Luego vino el momento más surrealista de la noche, y es que los premios no se daban durante la gala sino posteriormente. El problema es que yo al día siguiente partía rumbo a Granada y Edu y yo nos acercamos amablemente a una de las organizadoras para ver si nos lo podían dar ya. "Claro, sin problemas", nos dijo la amable señora...y nos dio el premio frente al ambigú de palomitas mientras algunos de los miembros de la organización aplaudían. A continuación, la mujer me dice: "di unas palabras para nosotros". Y con mi empanamiento habitual no se me ocurre otra cosa que decirle: "anda, que ilusión. Pero yo creía que esto -en referencia a la caja donde estaba guardado el premio- era una caja de zapatos donde traías los tacones". Fue uno de estos momentos donde justo cuando estás pronunicando las palabras te das cuenta de lo sumamente subnormal que eres y de lo mal que estás quedando. Cosas mías, que le vamos a hacer.

Y sí, este doble premio había que celebrarlo. Y al día siguiente teníamos una cita ineludible en Granada con motivo del cumpleaños de Lidia, querida amiga y fiel compañera de piso desde hace 5 años. Al final decidimos que debía ser una doble celebración: cumpleaños y premio. Así que Lidia me convenció para que lleváramos el premio a Granada donde nos esperaban amigos de estos que saben que forman algunas de las piezas más importantes del puzzle de tu vida. Curiosamente, algunos de ellos forman parte del equipo de Interrumpidos Films, por lo que el premio al mejor corto era más de ellos que mío.

¿Resultado? Dos han sido los protagonistas del fin de semana:

Sí, lo de la izquierda es un bonito consolador rosa que responde al nombre de Manolito Junger y que ha sido nuestro regalo de cumpleaños para Lidia. Lo de la izquierda es mi premio al mejor director, estatuilla cuya cabeza a mí me recuerda enormemente a aquel famoso Cinecito. Estos dos objetos han estado juntos todo el fin de semana, formando una pareja extraordinariamente bizarra y surrealista.
Y como en toda buena celebración corrió el vino y el alcohol como si el mismo Dios Baco hubiera salido con nosotros. Y decidimos posar con el premio para inmortalizar este gran momento.

A continuación un breve resumen de algunas de las fotos con premio que se pueden ver. Sobra decir que han sido sometidas a censura rigurosa...
Un servidor intentando disimular su desastrosa fotogenia


Eduardo A. Carballo, productor de Varices


Marta Lobato posando con el premio e imitando a Elsa Pataky en la alfombra roja


Pilar Illescas, montadora de Varices

Tamaño de fuente Alicia Amate, auxiliar de producción de Varices. Y por último, Lidia acompañada del premio y de Manolito:

Joder, al final me ha salido un texto super largo...
Lo dicho, los dos protagonistas del fin de semana han sido un premio y un consolador ¿alguien puede decir que no ha sido interesante?